Torremolinos

La Delegada del Gobierno defiende el papel de los chiringuitos como puerta de entrada del turismo

Y exige un Plan de Estabilización de Playas
13/05/2022
La delegada del Gobierno andaluz en Málaga, Patricia Navarro, defendió en Torremolinos el papel de los chiringuitos como puerta de entrada del turismo y exigió un plan de estabilización de playas para la protección de estos negocios que garantice el futuro de 25.000 empleos.

La delegada se reunió con los empresarios de playas de la provincia de Málaga y en el encuentro subrayó que "las playas y los chiringuitos son la materia prima de la industria turística, el principal motor económico que tiene nuestra provincia y Andalucía".

Junto a la alcaldesa de Torremolinos, Margarita del Cid, y al presidente de la Asociación de Empresarios de Playas de Málaga, Manuel Villafaina, Navarro, en la sede del colectivo, inscribió la reunión en los encuentros periódicos que se mantienen con este sector desde el inicio de la legislatura y abundó en la importancia que tienen estos establecimientos playeros de la Costa del Sol, "hasta el punto de que se convierten en la puerta de entrada para los turistas que acuden al monumento más visitado de España, la Alhambra de Granada".

GARANTIZAR EL FUTURO

Por ello, la delegada del Gobierno andaluz incidió en la necesidad de "garantizar el futuro de estos negocios", exigiendo medidas determinantes al Gobierno central, porque "no vamos a consentir que se toque ni un solo ladrillo de los chiringuitos de la provincia de Málaga para hacerlos desaparecer" ante la corriente "de naturalizar la costa que recoge la Estrategia de Protección de Playas del Estado" y que prevé escenarios "demasiado lejanos en el tiempo para aportar soluciones".

En este contexto, Navarro hizo hincapié en la necesidad de que en el litoral malagueño se desarrolle un plan definitivo para la estabilización de las playas, una iniciativa que reclamó al Estado, con el objetivo de que "cada temporal deje de ser una amenaza al futuro" de las casi 2.800 empresas y autónomos que se dedican a actividades de playas en la Costa de Málaga, y más de 25.000 empleos que dependen del sector en nuestra provincia.

Asimismo, la responsable del Gobierno andaluz, que expresó su reconocimiento al esfuerzo de los empresarios de playa durante la crisis vivida, destacó especialmente "la relevancia que adquieren estas empresas, ya que mantienen a la mitad de sus trabajadores con un empleo fijo y nutren nuestra oferta turística en todas sus vertientes: cultural, gastronómica e incluso de interior".

Además, Patricia Navarro confirmó que, "para proporcionar tranquilidad a las empresas y a sus trabajadores, es fundamental el trámite administrativo que ha llevado a cabo la Junta de Andalucía desde 2019 en las concesiones a chiringuitos", informando en este sentido de que se han resuelto 174 expedientes en los últimos tres años, lo que supone el 80 por ciento del total acumulado en toda la provincia (220), y destacó que "avanzamos en la provincia de Málaga para ofrecer certidumbre administrativa a las empresas, poniendo a punto las concesiones públicas" para que puedan ocupar zonas colindantes a las playas o en la misma arena, y así explotar sus negocios, algo que es "necesario acompañar de la determinación del Gobierno estatal por ofrecer un litoral en perfecto estado de revista para aprovechar de esa forma el filón de la demanda turística que nos espera los próximos meses".

Patricia Navarro concluyó recalcando que el Gobierno central "debe afrontar este problema de la mano de los ayuntamientos, ya que por primera vez los alcaldes de los municipios costeros, conscientes de que va en ello parte de su economía local, están dispuestos a dar un paso adelante y colaborar con el Ministerio de Transición Ecológica en estos trabajos, e incluso se prestan a cofinanciarlos", a pesar de que no son una competencia propia de los consistorios.
www.elnoticierodigital.com
publicidad
publicidad
Más leídas
publicidad
Secciones
publicidad
Desarollo WEB • BM web factory