Patricia Navarro acusa al Gobierno central de «quitarse la careta y mostrar a las claras que es enemigo de los chiringuitos»

La presidenta provincial del PP de Málaga, Patricia Navarro, ha acusado al Gobierno de España de «quitarse la careta y mostrar a las claras que es enemigo de los chiringuitos» después de la respuesta parlamentaria del Ejecutivo en la que culpa a estos restaurantes de playa de ser causantes de la erosión costera tras los temporales, así como a la Junta de Andalucía y los ayuntamientos.

 

Patricia Navarro chiringuitos

 

En un encuentro este viernes con representantes del sector pesquero en Vélez-Málaga, junto a la candidata a las elecciones europeas Carmen Crespo y el presidente local y alcalde del municipio, Jesús Lupiáñez, Navarro ha mostrado la respuesta del Gobierno de Sánchez en la que se alude a los «daños a la playa» por la «existencia de excesos producidos por la permanencia de establecimientos comerciales de temporada o por excesos de ocupación».

«Como siga así, este Gobierno no tendrá a quién echarle la culpa para no asumir sus competencias. Se está quedando sin excusas y recurren ya a explicaciones absurdas y disparatadas», ha subrayado Navarro, quien ha incidido en que la «desfachatez de los socialistas no tiene límites y lo peor es que sus respuestas afectan a un sector que genera mucho empleo y riqueza en nuestra provincia».

Así, ha lamentado que el Ministerio de Transición Ecológica «demonice a los chiringuitos, acusándolos de que nuestras playas están deterioradas por su existencia». «Esto es inaceptable. El Gobierno debe asumir de una vez que la gestión del litoral es su competencia y no puede seguir descargando este problema en los ayuntamientos ni culpando a los chiringuitos por el mal estado de nuestras playas. ¿Es este su plan? ¿Mejorar las playas eliminando y criminalizando a los chiringuitos?», se ha preguntado Navarro.

«Aquí tenemos la prueba del algodón, nuevamente por escrito, donde el Gobierno reconoce en respuesta parlamentaria en el Senado cuáles son sus verdaderas intenciones», ha insistido, recordando que hace unos días Costas advertía de dos puntos negros importantes en el proceso de regresión de nuestras playas, «pero no aportaba ninguna solución alternativa a este problema».

«El Ministerio no aporta soluciones, sólo busca culpables y pone el dedo inquisidor en todos los actores menos en sí mismo», ha aseverado. Este Gobierno, ha continuado la máxima dirigente provincial, «nos tiene acostumbrados a no hacer nada o lo que hace siempre va contra los intereses de nuestra provincia: asfixia nuestra movilidad, mete miedo con estudios sobre la regresión de la costa, anuncia dos días antes de las europeas que va a convocar una mesa para analizar la viabilidad del tren litoral.¿De verdad alguien cree a este Gobierno?».

Navarro ha subrayado que este próximo domingo «es el momento de decir basta a un Gobierno antimalagueño» y al PSOE, «que lleva como número uno al Parlamento Europeo precisamente a la ministra de Transición Ecológica, que quiere renaturalizar las playas, que en nuestro caso sería volver a los pedregales; una persona que es la enemiga de nuestros chiringuitos y de nuestro litoral».

«Alguien como Teresa Ribera no puede ser quien nos defienda en Europa. Necesitamos eurodiputados como nuestra exconsejera andaluza de Agricultura Carmen Crespo, que ha luchado por la agricultura, por la ganadería, por la pesca, por dar seguridad jurídica a nuestros chiringuitos y que junto a nuestra número uno, Dolors Montserrat, y el resto del Grupo Popular es quien nos garantiza que defenderá los intereses de este sector que tanto aporta a nuestro PIB», ha concluido.

Comparte esta noticia