Torremolinos

TRIBUNA LIBRE
Los NA

Por Roberto Mingorance
31/05/2021
A mi juicio, nuestra democracia adolece todavía de defectos que deberían corregirse, aunque en algunos aspectos la gran mayoría de las fuerzas políticas, en cuyas manos estaría dar algún paso al respecto, siguen mirando a otro lado porque, al final, para ellos en cada lugar llueve distinto, aunque el agua termine cayendo en todos los sitios.

La reflexión anterior viene a colación cuando leo con indignación y cierta lástima la aportación efectiva que los concejales llamados "No Adscritos" (NA) han realizado al pueblo de Torremolinos en la última sesión plenaria de la Corporación municipal.

Estoy convencido de que la denominación elegida de NA es un puro eufemismo de lo que debería llamarse "oportunismo", "deslealtad" o simplemente carencia de vergüenza política. No obstante, cumplo el protocolo y me refiero a los NA como si merecieran realmente tanto comedimiento.

Lo cierto es que, aunque casi en todos los lugares cuecen habas, en el caso de nuestro ámbito geográfico más cercano, Torremolinos, tanto Ciudadanos (Cs) como Vox, quiero pensar que sin intención, acabaron "obsequiándonos" con supuestos representantes públicos que, después de traicionar la confianza otorgada por sus respectivas formaciones, no han tardado en ajustarse al traje a medida brindado por el PSOE, Podemos e IU, para incorporarse al cómodo estatus del parasitismo político, entendido como fórmula a través de la cual puede obtenerse el máximo rendimiento económico posible con el menor esfuerzo.

Sólo de vez en cuando, los NA dedican a la galería algún gesto coyuntural que pueda servir para que sus "cómplices" mentores intenten justificar una supuesta competencia o efectividad de quienes, al final, sólo actúan de peones colaboracionistas e interesados.

Por un lado, resulta que, merced a una iniciativa de la NA, Torremolinos va a dedicar una plaza al "Personal Sanitario", que no digo yo que no merezca, en su gran mayoría, nuestro justo reconocimiento por el honrado cumplimiento de su obligación profesional, sino que, a la postre, se trata de un colectivo que resulta casi ofendido cuando es utilizado de forma incalificable para, simplemente, pregonar un fácil "buenismo" contra el que resulta especialmente difícil rebelarse ante la opinión pública.

Y luego, en el mismo Pleno, tampoco podía faltar el otro NA, cuyo legado para el futuro del municipio cuando acabe su legislatura bien pagada será sobre todo el haber promovido que las lucecitas de colores iluminen la Torre de Pimentel y algún otro punto emblemático del municipio, para así engordar su vergonzosa utilización del colectivo gay y de la desigualdad en pos de seguir sin hacer nada efectivo por el municipio que tan generosamente le recompensa su ciego apoyo al poder establecido.

Y así nos va. Mientras ellos, los NA, siguen viviendo del cuento, Torremolinos sigue sin limpiar, sin ordenar, sin prosperar, aunque vayamos a tener una plaza dedicada a los sanitarios y lucecitas de cariño LGTBI.
www.elnoticierodigital.com
publicidad
publicidad
Más leídas
publicidad
Secciones
publicidad
Desarollo WEB • BM web factory