Torremolinos

TRIBUNA LIBRE
"Sostenibilidad"

Por Roberto Mingorance
29/04/2021
Para ellos es como si lloviera. Lo penúltimo de Ortiz ha sido la presentación de la nueva web, otra más, esta vez titulada "Torremolinos Innova 2030", creada a modo, textualmente, de una "herramienta inicial en la que trabajar de forma transversal desde varias áreas del Ayuntamiento para elaborar y desarrollar los proyectos que requiere el municipio para convertirse en la ciudad moderna y avanzada en materia de sostenibilidad que solicita la Unión Europea, ante la inyección económica que recibirá España y para la que Torremolinos ya trabaja" (Ortiz dixit).

Perdonen mi incultura, pero no me resisto a completar la grandilocuente verborrea de munícipe con un "bla, bla, bla", que es como decir que ni él mismo sabe lo que dice y que, en todo caso, si ello tuviera una mínima sensatez y coherencia, cualquier hipotético proyecto serio de "sostenibilidad" para nuestra ciudad pasaría necesariamente por el uso de la escoba, el agua y el desinfectante.

Ortiz, a mi juicio, está dejando de ser un vendedor de humo para incorporarse a la condición de provocador. Y ello porque cada vez resulta más difícil digerir con cierta tranquilidad sus habituales sartas de mentiras y frases hechas, entre las que conceptos en boga como el de la "sostenibilidad" siempre ocupan un lugar destacado.

"Sostenibilidad" es un municipio sin ratas. Con calles y plazas mínimamente presentables. Donde los sectores más desfavorecidos por las consecuencias de la pandemia, sobre todo en lo económico, reciben por lo menos atención y asesoramiento. Donde la burda palabrería es considerada poco menos que un insulto a la ciudadanía. Y donde el ocultismo y la demagogia son instrumentos esencialmente prohibidos.

Sigo sin entender cómo es posible que el alcalde de Torremolinos lleve años sin ofrecer una rueda de prensa abierta y libre, en la que de cuenta a la opinión pública de su gestión y de los principales asuntos de la actualidad. Y claro, sin que su comparecencia se parezca a un aquelarre bolivariano con el unívoco mensaje del oportunismo, si no de lo extravagante y ajeno a la cruda realidad.

Puede que en una comparecencia de esa naturaleza Ortiz tuviera el arrojo de explicar, por ejemplo, cómo sigue vinculando el futuro del municipio al Palacio de Congresos cuando está a punto de concluir el período de concesión de la explotación al Ayuntamiento sin que éste haya aclarado aún cual va a ser su posición al respecto, si es que Turespaña finalmente tiene algún interés en mantener la actual situación de manifiesto deterioro del recinto.

En fin, que lo único sostenible de Torremolinos, hoy por hoy, por lo visto, es el cargo de Pepe Ortiz y el sustento de los "no adscritos" que lo auparon a su sillón.

Mientras, Pepe erre que erre. Parafernalia dialéctica y... a vivir que son dos días. Eso sí, con "sostenibilidad".
www.elnoticierodigital.com
publicidad
publicidad
Más leídas
publicidad
Secciones
publicidad
Desarollo WEB • BM web factory