Málaga

Salado prioriza el toque de queda al cierre perimetral si la situación se "desborda"

14/07/2021
El presidente de la Diputación de Málaga y de Turismo Costa del Sol, Francisco Salado, ha considerado que el cierre perimetral de los municipios, como el caso de Marbella, con una incidencia este martes de 909,7, en estos momentos sería "un rejón de muerte" y ha priorizado, si la situación por la COVID-19 "se desborda" y llegara a un "riesgo extremo", implantar un toque de queda antes de dicho cierre perimetral.

Así, ha subrayado que la situación en estos momentos, con los datos existentes y el ritmo de vacunación, no se debe evaluar "igual que siempre" y ha aludido a otros factores, como el índice de hospitalizados y de ingresos en las UCI y no tener en cuenta la tasa de contagio por cada 100.000 habitantes en las últimas dos semanas.

"Muchos municipios están duplicando su población y no se tiene que tener en cuenta sólo a los empadronados", ha reiterado Salado, al igual que hiciera la pasada semana la alcaldesa de Marbella, Ángeles Muñoz. Por ello, el presidente provincial ha esperado que el cierre de estas localidades con más incidencia acumulada "no ocurra".

Ha explicado en una entrevista en Canal Sur Radio, recogida por Europa Press, que la incidencia de hospitalizados en la provincia de Málaga está en un riesgo "medio", con 190 ingresados, 23 de ellos en las UCI, según los datos hechos públicos el martes. Pese a ello, ha abogado por "seguir vigilando que se cumplan" las medidas de distanciamiento, aforos y ha puesto el foco en los botellones que se están produciendo.

La mayor parte de los contagios actuales se deben, ha dicho, a la cepa Delta, que es "muy contagiosa", en su mayoría los positivos están siendo personas jóvenes. En este sentido, ha reiterado que la carga hospitalaria "no está creciendo como en la tercera ola, cuando hubo mil ingresados y 100 en UCI. Entonces hubo que tomar medidas pero la situación no es igual y las valoraciones no tienen que ser lo mismo".

A su juicio, en caso de que hubiera que tomar medidas "más drásticas" optaría por un recorte de horario y evitar la posibilidad de hacer botellones. "El toque de queda funcionó muy bien y si para evitar los botellones hay que hacer toque de queda, con una hora que se ajuste a lo que es la actividad turística, se puede estudiar si se llega a un riesgo extremo", ha sostenido el presidente de la Diputación.

En concreto, cuestionado por si entonces estaría dispuesto a implantar dicho toque de queda, ha señalado que sólo "si esto se desborda y para evitar botellones", aunque ha admitido que esto "choca con la falta de regulación por parte del Estado; es todo muy complejo".

En este punto, Francisco Salado ha hecho hincapié en que los contagios de COVID no se están produciendo en hoteles o en la hostelería donde "se cumplen las medidas" por lo que ha hecho un llamamiento a la responsabilidad a toda la ciudadanía y ha admitido que "no podemos matar a nuestra principal industria en este momento, en pleno mes de julio".
www.elnoticierodigital.com
publicidad
publicidad
Más leídas
publicidad
Secciones
publicidad
Desarollo WEB • BM web factory