Turismo

El Puerto de Málaga aprueba su proyecto de actividad sostenible para cuidar el medio ambiente

28/06/2019
El Consejo de Administración de la Autoridad Portuaria de Málaga ha aprobado este viernes la iniciativa 'Puerto Verde', un proyecto que pretende impulsar la actividad sostenible en el recinto portuario, centrado en el aumento de las zonas vegetales, la reducción de emisiones y el uso de tecnología compatible con el medio ambiente.

"A partir de ahora todas las actividades que realicemos en el puerto van a estar informadas por criterios de sostenibilidad medioambiental", ha asegurado a Europa Press el presidente de la Autoridad Portuaria de Málaga, Carlos Rubio.

La iniciativa se centrará en tres líneas de actuación fundamentales, de acuerdo a lo establecido en el Plan de Inversiones 2019-2023, que "son la mejora de la calidad del medio ambiente en el espacio portuario, la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero y la mejora de los espacios de transición entre el puerto y la ciudad a través de la implantación de barreras verdes", ha detallado Rubio.

Además, el ente público prevé la construcción de instalaciones de cogeneración a través del aprovechamiento de energías renovables mediante la captación de energía solar, así como la reducción de las emisiones de carbono a la atmósfera mediante un uso menor de combustibles fósiles, supliendo esta energía por la utilización de fuentes renovables y un aumento de la eficiencia energética en todos los procesos.

En este sentido, Rubio ha precisado que cuando se tenga que renovar el parque móvil de la Autoridad Portuaria "intentaremos incorporar vehículos eléctricos; si no fuera posible eléctricos porque, digamos, Policía Portuaria necesita mayor autonomía, buscaremos tecnología híbrida".

"Intentaremos, por ejemplo, instalar tomas de electricidad para que los buques mientras están atracando no tengan que tener los motores encendidos; haremos una auditoría energética para determinar si, por ejemplo, los equipos de refrigeración, de iluminación, de energía, en general, son eficientes y qué cambios habría que hacer", ha avanzado.

Otras actuaciones para la mejora de la actividad sostenible en el Puerto de Málaga corresponden a la creación de un punto limpio en el recinto, la renovación de la certificación medioambiental de la Autoridad Portuaria y la puesta en marcha de convenios de buenas prácticas en este sentido.

Rubio ha precisado que el coste de estas líneas de actuación "se va a ir incorporando a las distintas actividades" y no se ha cuantificado de momento porque va a "estar detrás de todos los proyectos" que se sucedan.

Asimismo, el presidente de la Autoridad Portuaria de Málaga ha precisado que el comienzo del 'Puerto Verde' es "de carácter inmediato" y su duración es "indefinida, porque los objetivos de lucha contra el cambio climático no se acaban en un momento determinado, sino que son permanentes".

Por tanto, Rubio ha asegurado que llevarán a cabo "todo lo que se pueda aplicar" en materia del desarrollo de nuevas tecnologías o recursos. "Por ejemplo, en los buques que llegan a nuestro puerto cada vez más desde la Dirección General de la Marina Mercante se está potenciando a que los buques cambien la tecnología del Fuel-Oil por el gas licuado, que es mucho menos contaminante", ha explicado.

TRÁFICO DE MERCANCÍAS
El Consejo de Administración de Autoridad Portuaria ha tratado otras cuestiones destacadas durante la reunión mantenida, en la cual el presidente del ente público ha presentado los datos de tráfico portuario incluidos en el último informe de gestión. Entre los meses de enero y mayo, el Puerto de Málaga movió 1,2 millones de
toneladas, lo que supone un incremento del 18,7 por ciento respecto al mismo periodo del año anterior.

Así, ha resaltado la "importante" evolución del tráfico de contenedores, cuya actividad aumentó un 146,2 por ciento durante el periodo mencionado, así como el incremento del 25,7 por ciento en la importación de vehículos nuevos.

Tan sólo se vio reducido el movimiento de granel sólido, un 35,2 por ciento, como consecuencia de los trabajos de adecuación en muelle 7 para desarrollar la actividad de exportación de cemento y clínker. Por tanto, se prevé la recuperación de este tipo de tráfico de cara a los próximos meses.

Por su parte, la línea regular Málaga-Melilla mantiene su evolución, con un incremento del 31,9 por ciento en el flujo de pasajeros y de 80,2 por ciento en el movimiento de vehículos en régimen de pasaje.

El crecimiento también se vio reflejado en el resultado de explotación, el cual aumentó 58,8 por ciento respecto al mismo periodo del año anterior.

Al hilo de otras cuestiones, el Consejo de Administración de la Autoridad Portuaria ha acordado también el otorgamiento de una autorización administrativa a Cruz Roja Española para reubicar sus instalaciones en una parcela en la margen izquierda del río Guadalmedina.

Este espacio cuenta con una superficie de 517,30 metros cuadrados y tendrá como finalidad la atención, de una forma más efectiva, a las personas migrantes llegadas a puerto.
www.elnoticierodigital.com
publicidad
publicidad
Más leídas
publicidad
Secciones
publicidad
Desarollo WEB • BM web factory