Torremolinos

De la humildad a la responsabilidad

Roberto Mingorance - 21/06/2022
De la humildad a la responsabilidad. Así podría resumirse el espíritu con el que el Partido Popular (PP) de Torremolinos, como también en el resto de Andalucía, quiere asumir el espectacular triunfo obtenido en las elecciones autonómicas del domingo, cuando los "populares" cosecharon una victoria histórica, no sólo en el mismo Torremolinos; Málaga capital o el resto de los municipios más importantes de la provincia, sino también en toda Andalucía, que quiso poner en manos de Juanma Moreno Bonilla un aluvión de confianza y, a la vez, de esperanza.

Pero, retomando el ámbito local, la humildad y la responsabilidad fueron dos de los conceptos esenciales de la intervención de Margarita del Cid una vez concluido el escrutinio de los votos y conocido el extraordinario éxito del partido que preside, entre la euforia de militantes y simpatizantes reunidos en la sede local de la formación.

Y es que, efectivamente, Margarita del Cid, a la que no tantos auguraban un futuro político cierto en el municipio después de la convulsa marcha del casi eterno Pedro Fernández Montes, y los brillantes resultados que este vino cosechando frente a la imparable maquinaria socialista en Andalucía, ha conseguido no sólo ganar, sino también hacer saltar por los aires todos los registros anteriores, para consolidar la hegemonía del PP en Torremolinos y, en cierta forma, no sólo reafirmarse como lideresa indiscutible, sino también dar un paso más adelante en la que cabe presumir rotunda victoria en la próxima cita electoral municipal, a tenor del buen tono que viene demostrando además al frente del gobierno local.

La del domingo fue, por tanto, una noche mágica, como un sueño para las huestes ‘populares’, tanto en el conjunto de Andalucía como en Torremolinos, cuyos resultados concretos hablan por sí mismos.
El PP casi cuadruplica en votos al PSOE. Logró en esta ocasión nada menos que el 50,93% de los sufragios (24,92% en 2018), frente al 17,13% (18,54% en 2018) del PSOE; 14,51% (13,48% en 2018) de Vox; 7,41% (15,82% en 2018) de Por Andalucía; 3,45% de Adelante Andalucía; 3,35% (21,53% en 2018) de Ciudadanos y 1,46% (2,69 por ciento en 2018) de PACMA.

Pero, aún más evidente es el triunfo si los datos se resumen en el número de sufragios obtenidos por cada formación: PP, 13.044; PSOE, 4.386; Vox, 3.715; Por Andalucía, 884; Cs, 858, y PACMA, 373.
En síntesis, efectivamente, Margarita del Cid y sus colaboradores en esta reciente campaña electoral, marcada por el tono moderado y sensato de Juanma Moreno, han logrado alcanzar el techo de sus aspiraciones, confirmando también a Torremolinos, junto a otros municipios de nuestro entorno, en bastión indiscutible del Partido Popular, y a Margarita del Cid como la lideresa con la que la formación soñaba en Torremolinos, poniéndose de esta forma fin definitivo a la que todavía algunos consideraban eterna: La "etapa PFM".

ESFUERZO Y TRABAJO

Superada con un éxito sin precedentes una jornada electoral tranquila, sin incidentes, ejemplar, en el municipio y en toda Andalucía, la presidenta local del PP compareció ante los suyos exhibiendo la obligada sonrisa que imponían los brillantes resultados.

Entre aplausos e innumerables expresiones de alegría de militantes, apoderados e interventores de mesa del partido y simpatizantes, que llenaban la sede ‘popular’ del recinto ferial, Margarita del Cid reclamó casi de inmediato que la acompañaran sobre el escenario sus más directos colaboradores en la campaña y, ya con ellos a su lado, proclamó primero que "hemos ganado las elecciones en Andalucía, en Málaga y en Torremolinos", destacando a continuación que "hemos ganado en Torremolinos en todos los colegios electorales, ¡en todos!", y significado también que, habiendo logrado el respaldo de más de 13.000 vecinos, frente a los poco más de 4.000 votantes del PSOE, "hemos más que triplicado el resultado" de nuestros más inmediatos perseguidores.

Por ello, la presidenta local del PP recalcó sentirse "muy orgullosa" de serlo, apelando a continuación a un ejercicio de "humildad y aún más responsabilidad" a la hora de digerir este caudal de confianza que, insistió también, "nos obliga a un mayor esfuerzo y a más trabajo" en pos de la mejora de la vida diaria de los torremolinenses, en perfecta consonancia con el mismo proyecto que lidera Juanma Moreno en el conjunto de Andalucía.

ANDALUCÍA HA CAMBIADO

Interrumpida varias veces con aplausos y gritos de admiración y cariño, Margarita del Cid continuó su alocución asegurando que "Andalucía ha cambiado, y desde Torremolinos hemos contribuido a ello de forma importante".
"Debemos sentirnos orgullosos –reiteró–, y estoy segura de que este paso histórico será un orgullo poder contárselo a nuestros nietos".

En este contexto, la presidente del PP y alcaldesa de Torremolinos centró entonces sus palabras en elogiar la figura del Juanma Moreno Bonilla, "quien ha demostrado que con trabajo se llenan las urnas de votos", haciendo hincapié en este punto en "daros las gracias a todos porque vosotros, con vuestro trabajo, habéis sido determinantes en la tarea de llevar la voz de Juanma a todos los hogares de Torremolinos".

CONFIANZA ABSOLUTA

Para Del Cid, "mayoría absoluta equivale a confianza absoluta" y, después de apelar una vez más a "seguir trabajando con más ilusión", señaló que "el cambio en Andalucía se ha consolidado por la rigurosidad demostrada en la gestión".
Por otro lado, la presidente ‘popular’ quiso también proclamar un explícito agradecimiento a los apoderados e interventores del partido presentes en las mesas electorales, a quien se dirigió en los términos siguientes: "Os pido que lo que habéis hecho por Juanma Moreno lo hagáis también por Torremolinos, en cada casa, en cada rincón, a cada persona... Para que podamos seguir gobernando sin tutelas ni socios".

Siguiendo en clave local, Margarita del Cid aseguró que "vamos a poner a Torremolinos donde realmente se merece y, para ello, tenemos ya el mejor aliado posible, a Juanma Moreno, el presidente de la Junta de Andalucía...".
"Iros satisfechos –añadió la alcaldesa–, pero sintiéndoos responsables, porque tenemos que estar a la altura de la responsabilidad y la confianza que han depositado en nosotros".

Y finalmente, como "traca" final de su intervención, Del Cid dejó correr la euforia alentando a todos los presentes en su convicción de que "vamos a ganar todas las elecciones a las que nos presentemos", solicitando además un aplauso para su coordinador de campaña, también concejal del Ayuntamiento de Torremolinos, Luis Rodríguez, así como a la que ha sido "candidata al Parlamento del municipio, María José Escarcena, que no ha salido –sentenció– pero que... ya veremos".

Así concluyó ese sencillo balance local, con un marcado tono festivo, que aún continuó durante varias horas para algunos de los responsables locales del PP, con Margarita del Cid al frente, quienes se desplazaron a Málaga, donde, en la sede del partido, compartieron también música y alegría con centenares de militantes, simpatizantes y cargos públicos del PP.

EL TIEMPO DIRÁ

A partir de ahora, el tiempo dirá aunque, efectivamente, algo, mucho, ha cambiado en Andalucía, y no son pocos los analistas que ya dan por seguro que todo esto también implica un cierto cambio en el conjunto de España y, sobre todo, en las tripas de una izquierda que ha salido derrotada en Andalucía de forma humillante, para algunos incluso excesivamente cruel.

Y, además de la izquierda, lo ocurrido el domingo en nuestra tierra aclara también el panorama en otros muchos aspectos, entre ellos la debacle electoral de Ciudadanos (Cs) que, a mi juicio, no hace más que corroborar que la gente, los andaluces en este caso, estamos ya hartos del oportunismo, de la política de veleta que lleva a colocarse en cada momento donde más conviene, de la incoherencia y la inconsecuencia en la defensa de un supuesto centro que no es más que un concepto útil para distraer sobre la verdadera realidad del interés personal y la carencia de escrúpulos y principios políticos.

Al final, todo indica que la sabiduría va imponiéndose. Y quizás lo ocurrido el domingo en nuestra tierra del sur pueda servir de verdadero ejemplo de sensatez. Y en ese contexto se inscribe que muchos no han querido seguir el juego torpe y vergonzoso de quienes, ante sus propias carencias argumentales, han centrado su mensaje de campaña en menospreciar y demonizar al adversario Vox, como si esta formación no tuviera el mismo derecho que cualesquiera otras del marco democrático a concurrir a unos comicios y buscar y ejercer sus propias estrategias.

Peor, entiendo, mucho peor, y realmente repudiable, es entregarse a ese juego deleznable de pretender "condenar" al rival político desde una formación que, en ocambio, sí se asocia con formaciones cuya trayectoria histórica está jalonada de cadáveres o, simplemente, defienden postulados manifiestamente inconstitucionales.
El caso es que, muy a su pesar, Andalucía ha votado como ha querido. Y ahora, que cada palo aguante su vela.
www.elnoticierodigital.com
publicidad
publicidad
Más leídas
publicidad
Secciones
publicidad
Desarollo WEB • BM web factory