Torremolinos

TRIBUNA LIBRE
Un mural para Copperfield

Roberto Mingorance
29/03/2021
Si ya tenemos a Frank Sinatra, Brigitte Bardot y, al parecer pronto, a Ava Gardner, digo yo que alguien debería contactar con "Mr. Champú" y sugerirle la conveniencia de incorporar a la galería de ilustres que adorna nuestras fachadas al gran David Copperfield.

El famoso mago ha hecho desaparecer en un "pis pas" aviones, tanques y creo que hasta la Torre Eiffel parisina. Y ello ante centenares de personas que, boquiabiertas, hurgan en sus cerebros para encontrar una explicación lógica a tan increíbles fenómenos. Pues bien, aunque con menos volumen físico, David también habría podido querer dejar su impronta en Torremolinos, inscribiendo su nombre entre los personajes ya míticos que alimentan nuestra historia local.

Eso sí, con pocos testigos, porque, desgraciadamente, la Plaza Costa del Sol no es hoy un lugar de encuentro que atraiga a mucha gente. No obstante, de la noche a la mañana, el mago internacional ha vuelto a hacerlo.

Después de que la singular estatua de un grupo humano de Elena Laverón se mostrara durante un tiempo a los transeúntes "atada" con cinta policial, de esa que se usa para delimitar los escenarios de los crímenes, quizás a modo de "aportación vanguardista" que tanto gusta a nuestros munícipes, el último golpe de efecto de la "exposición" callejera fue nada menos que hacerla desaparecer, dejando el único rastro de un cuadrado de solería cuyo distinto tono al del resto del paseo delataba la falta del elemento ornamental. Por lo demás, ni rastro ni dato.

David Copperfield habría ejecutado su proeza sin aviso previo, lo cual no resta espectacularidad al resultado de que el bello trabajo de Laverón acabara en un destino tan incierto e inédito como el que tuvieron en su momento aviones, tanques o la mismísima Torre Eiffel.

Quizás el mayor error fue que el Ayuntamiento, seguramente por exceso de modestia, no quiso dar a la genialidad del truco la merecida proyección pública. Pero es probablemente por ello por lo que Torremolinos se merece más que nunca una fachada con el rostro y la cabellera morena de este artista de calibre mundial. Y, si acaso, cuando el también artista que vaya a crear el mural impregne el primer pincel, puede que sea un buen momento para que "Mr. Champú", acompañado por la edil Cuín, ideal parea estos saraos, presente por todo lo alto la genial iniciativa. O mejor, que hagan rueda de prensa para la inminente "reaparición" de la obra "desaparecida", porque, me consta, hay nervios al respecto.
www.elnoticierodigital.com
publicidad
Más leídas
publicidad
Secciones
publicidad
Desarollo WEB • BM web factory