Torremolinos

CORRESPONDENCIA
Plazas Adolfo Suárez y Río Mesa

06/08/2019
Estas dos plazas que están separadas por una calle de dos carriles forman juntas una avenida de cerca de mil metros y más de 70 metros de ancho. La mayoría de los locales están cerrados. El resto aloja actividades precarias y discontínuas debido a la incertidumbre. Unos días abren y otros están cerrados. La iluminación es muy deficiente y la higiene está ausente. El precio de un local cualquiera está ahí más bajo que hace 20 años. Una proporción alta de merodeadores son chavales que no estudian ni trabajan oficialmente; comercian con drogas para pobres. La Corporación no quiso diseñar esta avenida peatonal para que ésta desempeñe la función social de calle Larios; ni quieren celebrar actividades lúdicas como verbenas, mercadillos, recitales, ferias, etc.; ni obligan a los negociantes a conservar una estética del mismo estilo; ni ponen una bombilla decorativa en Navidad.

Han fracasado si pretendían alcanzar algo bonito. Sólo hace falta querer. Quieren que haya más pobres. Han elegido esta gran avenida que está diseñada por un gran arquitecto para hacer intencionadamente un "gueto" donde concentrar los pobres. Así lo han pretendido y fomentado. Ahí no molestan a los cargos de confianza en las oficinas ergonómicas y con aire acondicionado, mientras ejercen de cachondeo tras una fachada seria con doble moral.

Bartolomé Florido
Presidente de la asociación ¿Yo? ¡Producto Andaluz!
www.elnoticierodigital.com
publicidad
publicidad
Más leídas
publicidad
Secciones
publicidad
Desarollo WEB • BM web factory