Torremolinos

TRIBUNA LIBRE
Parece que, por fin, "Museo, sí"

14/05/2019
Me entero por la prensa de que el consejero de Presidencia de la Junta de Andalucía, Elías Bendodo, y la delegada de Cultura en Málaga, Carmen Casero, se han comprometido a respaldar la culminación del llamado popularmente Museo de Torremolinos en el edificio de la Plaza Picasso.

Es una satisfacción para mí porque durante tres años y medio he defendido sin fisuras que ese edificio debía terminarse y que su fin debía ser museístico, aunque con un proyecto muy distinto del pretendido por el anterior alcalde, Pedro Fernández Montes.

Hice una defensa encendida, a veces en contra del que entonces era mi partido, "Ciudadanos", del que afortunadamente salí. Me granjeó críticas feroces por parte del PSOE y de algún otro partido político en un pleno bronco en que defendí el uso museístico así como la apuesta por una nueva ciudad de la justicia en el emplazamiento que el Ayuntamiento cedió hace muchos años a la Junta de Andalucía.

Mi partido me pedía que refrenara mi defensa del Museo pues los diputados de Ciudadanos en el Parlamento Andaluz no lo tenían claro. Pedí al único diputado de Málaga que girara una visita al edificio del Museo, donde le explicaría en detalle el asunto.

No atendió esa invitación pero continuaron pidiéndome que no me comprometiera con una posición clara. Está claro que no hice mucho caso.

En un momento dado, siendo portavoz de mi grupo municipal, la portavoz y delegada de Urbanismo del Gobierno municipal, Maribel Tocón, concertó una entrevista conmigo porque es una mujer inteligente y sabía que el plan del PSOE de ofrecer el edificio del Museo a la Junta de Andalucía para que hiciera ahí los nuevos juzgados corría peligro y entonces pensó un plan B para hacerlo posible. El cambio de uso de ese edificio para fines administrativos tenía que ser aprobado en Pleno. Y eso era imposible sin el acuerdo con Ciudadanos, puesto que si Ciudadanos y PP votaban juntos teníamos la mayoría y el PSOE veía inviable pactar con el PP, que con Margarita del Cid también defendía el uso cultural y museístico del edificio. Así pues, Maribel Tocón me ofreció que apoyara el cambio de uso en pleno o, en su defecto, un uso mixto para el edificio. Me negué en redondo por razones técnicas y de coherencia, ya que llevaba defendiendo tres años el uso museístico y era conocida mi posición, especialmente desde que era portavoz de mi formación. Me sentía arropado en mi propio grupo municipal por la posición del viceportavoz, Ignacio Rivas. Maribel Tocón me informó de lo que yo sabía, a saber, que Ciudadanos en Sevilla defendía el uso como juzgado. Le dije que yo era concejal por Torremolinos y quería el bien de mi ciudad por delante de lo que dijera mi partido. Aunque fuera en contra de mi partido, mi posición era Museo sí (en el edificio de la plaza Picasso) y nuevos juzgados también (en el amplio terreno cedido por el Ayuntamiento a la Junta de Andalucía). Como viera que mi decisión era firme, dio con amabilidad por concluida la entrevista y desistió de que su gobierno convocara ese pleno que hubiera dado luz verde a que ese edificio acabara convertido en juzgados en lugar de museo. Fue uno de los momentos que dieron sentido a mi breve y agitada dedicación en primera línea a la política.

Ahora tenemos un gran edificio que hay que terminar y debemos trabajar en un gran proyecto de contenido museístico. Con independencia de la opinión que cada uno tenga de la estética del llamado Edificio del Museo, se trata de un gran espacio concebido para uso museístico y situado en el centro de la ciudad, que puede vivificarla culturalmente, junto a otras iniciativas necesarias.

ANTONIO LINDE NAVAS
(Doctor en Filosofía. Ex concejal del Ayuntamiento de Torremolinos)
www.elnoticierodigital.com
publicidad
publicidad
Más leídas
publicidad
Secciones
publicidad
Desarollo WEB • BM web factory