Torremolinos

"Ortiz sólo nos ha dado soberbia"

EL MARIDO Y LA HIJA DE LA MUJER HERIDA POR LA CAÍDA DE UN ÁRBOL
15/04/2019
El alcalde de Torremolinos, José Ortiz, no sólo parece de una muy limitada eficacia en la gestión cotidiana de los asuntos del municipio, lo que parece aún peor es que demuestra también "soberbia e insensibilidad" ante situaciones que merecen sin duda, siquiera desde el punto de vista humano, una respuesta más positiva que el desprecio y el total desinterés.

Así al menos lo han denunciado a este periódico Pedro Ruiz de Alegría y su hija Ana, marido e hija, respectivamente, de Julia Ibargüen Ruibal, la mujer de 76 años que resultó herida hace poco más de una semana como consecuencia de la inesperada caída de un árbol de grandes dimensiones en la calle Cruz.

Ana, entre sollozos, explica que, a resultas del incidente, su madre, Julia, en tratamiento por una grave enfermedad, sufrió rotura de una vértebra y aplastamiento de otra; rotura de tres costillas con perforación del pulmón y herida que requirió de casi 50 grapas en el cráneo, entre otros daños, por lo que permanece aún ingresada en el Hospital Clínico de Málaga.

Tras el accidente, y habida cuenta de que la damnificada tiene en casa otra hija de 52 años discapacitada e invidente, que necesita atención permanente, el marido de Julia y su hija Ana se dirigieron al Ayuntamiento en primera instancia, buscando ayuda del área de Servicios Sociales para intentar paliar los problemas sobrevenidos por el derrumbe del árbol.

Respuesta: que se analizará su situación y que cualquier ayuda económica se antoja imposible por falta de presupuesto, aunque "se estudiará....".

Pese a tratarse de una familia con unos ingresos mínimos suficientes, el hecho de que Julia perdiera en el accidente un audífono y sus gafas progresivas comporta el problema añadido de la necesidad inmediata de un desembolso económico que la familia no está ahora en disposición de asumir.

Entre lágrimas reprimidas y, sobre todo, una profunda indignación, uno y otra no ocultan su desesperación y, desde luego, su rotunda crítica hacia quien, como el alcalde de Torremolinos, "por fin hoy nos ha recibido, pero ni él ni nadie de su equipo se había interesado lo más mínimo por el estado de mi mujer y la importancia de las heridas que le provocó la caída del árbol", señala Pedro, quien asegura también, como su hija Ana, reprimir "calificativos más gruesos" para definir "con que falta de humanidad nos ha atendido este hombre, mirando siempre al reloj, para al final decirnos que hay gente que está peor que nosotros...".

Al parecer, según el relato de Pedro Ruiz de Alegría, el alcalde, José Ortiz, tenía entendido que desde Asuntos Sociales del Ayuntamiento ya se había enviado a una persona que, por la mañana, ayudaba a asear, en ausencia de su madre, a la hija discapacitada del denunciante. Pero tuvo que ser el propio Pedro quien tuvo que sacar de su error al primer edil, lo que no evitó que éste perseverara en su actitud huidiza y de manifiesto desinterés por la difícil situación que vive esta familia.

El caso es que, al margen de las hipotéticas iniciativas judiciales que pudieran emprender por supuestas responsabilidades en la falta de mantenimiento del árbol caído, y mientras esperan que empiecen a concretarse por parte del Ayuntamiento siquiera las atenciones más básicas, Pedro Ruiz de Alegría y su hija no ocultan su absoluta decepción e impotencia, no sólo por la falta de ayuda efectiva desde el Ayuntamiento sino, sobre todo, por la flagrante falta de empatía y sentido mínimo de la humanidad de quien, como el alcalde, José Ortiz, "presume a menudo de un supuesto muy alto sentido de la solidaridad".
www.elnoticierodigital.com
publicidad
publicidad
Más leídas
publicidad
Secciones
publicidad
Desarollo WEB • BM web factory