Torremolinos

Torremolinos entregará la Medalla de Honor de la Ciudad a la comunidad británica

El Ayuntamiento llevará a pleno esta concesión con motivo del Día de la Autonomía del municipio el próximo septiembre
03/09/2018
El Ayuntamiento propondrá la concesión de la Medalla de Honor de la Ciudad a la comunidad británica por su "aportación social, económica y cultural a Torremolinos desde hace más de 50 años". Se trata de la máxima distinción del Ayuntamiento que desde hace tres años se entrega con motivo del Día de la Autonomía de Torremolinos, el 27 de septiembre, una segregación de Málaga que en 2018 cumple 30 años desde que fuese aprobada y publicada en el BOJA. Este reconocimiento recayó anteriormente en el arquitecto Antonio Lamela en 2017, la Junta Pro Autonomía en 2016 y en la ciudad de Málaga en el 2015.

En la actualidad existen 1.589 británicos censados en el municipio, que constituyen el 12,1 % de los empadronados extranjeros y el 2,34 % del total de empadronados en Torremolinos. Además estos residentes también cuentan con un destacado peso en la economía local, con comercios británicos en diferentes sectores como hostelería, supermercados y tiendas así como profesionales de distintos ámbitos.

Por otro lado destaca la importancia de esta comunidad en el turismo local, en el año 2017 un total de 171.851 británicos se alojaron en hoteles de Torremolinos, lo que significó en términos porcentuales un 28,53% de los ciudadanos extranjeros que usaron nuestras instalaciones hoteleras.

Pero esta relación se remonta mucho atrás, Torremolinos cuenta con una larga tradición de colonias de residentes y turistas británicos a lo largo de su historia, cuyo origen tiene lugar hace siglos cuando el puerto de Málaga capital era usado por los comerciantes británicos y este municipio de la Costa del Sol se convertía en la primera parada en el camino de esos comerciantes hacia Gibraltar.

En 1777 se publicaba en Londres la obra del anticuario inglés Francis Carter titulada ‘Viaje de Gibraltar a Málaga’. En la misma aseguraba que "de todos los países del mundo conocido quizás no haya ni una sola provincia tan merecedora de nuestra atención como esta parte del reino de Granada que vamos a visitar, ninguna tan agraciada con un clima tan suave...".

Se podría considerar a Carter como antecedente de los famosos viajeros románticos del XIX que anticipaba una muy amplia y estable relación entre las Islas Británicas y la Costa del Sol, basada entre otros elementos en la bondad del clima. Ya en el Siglo XX, concretamente en 1918, el Ayuntamiento de Torremolinos nombró a Sir George Langworthy , conocido entre los vecinos como ‘El Inglés de la peseta’, como "Hijo adoptivo y Predilecto de Torremolinos" por su generosa labor con los pobres de la población .

Sir George Lanwgorthy era propietario en esos momentos de los terrenos que desde el siglo XVIII había ocupado una batería de costa y después un cuartel de carabineros situados encima del morro de Torremolinos, donde hoy se asienta el Castillo de Santa Clara .

Este militar estableció en el Castillo de Santa Clara lo que sería uno de los primeros hoteles de la Costa del Sol, siendo pionero del turismo. Los huéspedes de este establecimiento eran sobre todo turistas británicos que venían a disfrutar del clima, la belleza y las comodidades de un hotel pensado para ellos.

Más tarde, en los años 50 llegan a Torremolinos artistas, aristócratas y otros personajes famosos de Europa y Estados Unidos, con la consiguiente fama internacional. En los 60 llegó el turismo de masas, cuando se abrieron diferentes negocios en Torremolinos dedicados al ocio, atrayendo turistas y residentes británicos así como de otras nacionalidades.
www.elnoticierodigital.com
publicidad
publicidad
Más leídas
publicidad
Secciones
publicidad
Desarollo WEB • BM web factory