Torremolinos

La opinión de la calle: "Matando nuestra ilusión"

19/05/2017
El alcalde Ortiz, como la alcaldesa "in pectore", la señora Tocón, no cesan en su nefasta estrategia política de volcar todos sus medios y esfuerzos en la propaganda pura y dura. Gestionar una ciudad en serio, con sensatez y eficacia, es otra cosa y, por lo visto, se trata de una especie inédita para ellos.

El caso es que últimamente se comenta en la calle con especial profusión el hecho de que, cada vez que tienen ocasión, alcalde y alcaldesa "in pectore" (incluso a veces con el apéndice de la "Señora de los Bolsos") se arriman como pueden a los profesionales del sector turístico para ver si alguien acaba creyéndose la falsa bondad de su pertinaz demagogia que sólo busca la foto interesada del momento o justificar los viajes turísticos particulares supuestamente preñados de "agenda oficial" y, desde luego, empanados con un supuesto fin de interés institucional.

Dicen los descontentos del pueblo que se reúnen frente al Ayuntamiento que lo penúltimo de esta cascada de poses sin sentido es intentar "vender" lo mucho que han invertido los hoteles del municipio en mejoras y ampliaciones. Buscan, y esperemos que con un rédito político poco significativo, vincularse de alguna forma con unas acciones empresariales que, sin duda, son interesantes para Torremolinos, pero que en modo alguno garantizan por sí misma –e incluso ni influyen directamente– un cambio de tendencia respecto a la cuesta abajo en la que nos tiene embarcada tanta incompetencia municipal.

El pueblo sin apellidos, los ciudadanos de a pie que conforman la verdadera calle; sin complejos ideológicos ni dogmas políticos ciegos; los que no buscan cada día en las redes sociales descargar su bilis o recibir las consignas para la jornada; ciudadanos de pura cepa y torremolinenses de pro, ésos, sólo quieren un poco de verdad, y una respuesta inteligente a su plena convicción de que el municipio turístico de bandera necesita atención diaria, trabajo, orden, buena voluntad y... menos dogma político.

Torremolinos no va a crecer o, mejor dicho, no va dejar de hundirse poco a poco, como está ocurriendo, por mor de la inversión en mejoras y ampliación de los hoteles. Torremolinos fenece cada día por el abandono y la ineficacia. Porque las duchas de las playas averiadas se acotan con cinta policial y así se quedan. Porque la suciedad y la falta de atención ganan milímetro a milímetro a la imprescindible estética que merece un destino líder turístico. Y fenece irremisiblemente porque, ustedes, señor alcalde y alcaldesa "in pectore", no sólo van a vaciarnos los bolsillos con el tremendo e indignante aumento en el pago de IBI, sino que aún cometen ya un pecado peor: están matando nuestra ilusión.

Y Torremolinos, nosotros, no nos merecemos esto. Aunque sólo seamos modestos vecinos de la calle con el humilde derecho de opinar y, a lo mejor, sin ni siquiera Facebook.
www.elnoticierodigital.com
publicidad
publicidad
Más leídas
publicidad
Secciones
Desarollo WEB • BM web factory