Mundo

Piden a Moderna que comparta su tecnología tras ganar más de 4,3 millones de euros con su vacuna

05/11/2021
Médicos Sin Fronteras (MSF) ha pedido a la farmacéutica Moderna a compartir "inmediatamente" su tecnología y conocimientos sobre la vacuna de ARNm a través del centro de transferencia de tecnología de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en Sudáfrica, tras conocer las "ventas astronómicas" de su vacuna contra la covid y los beneficios que ha generado para la compañía en el último trimestre de 2021, hasta 5.000 millones de dólares (más de 4.300 millones de euros) en todo el mundo.

"Dado que Moderna ha recibido una importante financiación pública para esta vacuna, la empresa tiene la obligación de contribuir a los esfuerzos mundiales de vacunación para proteger a todo el mundo contra el coronavirus, evitar el desarrollo y la transmisión de variantes y poner fin a esta pandemia", señala.

Hasta el 9 de octubre de 2021, Moderna solo había suministrado un millón de dosis a los países de bajos ingresos. Menos del 6% de los habitantes de los países de bajos ingresos-incluidos los de muchos de los lugares en los que trabaja MSF-han recibido una dosis de cualquier vacuna de COVID-19. Hasta ahora, Moderna no ha entregado ninguna de las dosis comprometidas a COVAX, el mecanismo de adquisición global que debía suministrar la vacuna COVID-19 de forma equitativa.

En cambio, afirma que "Moderna ha obtenido varias patentes con reivindicaciones muy amplias que cubren su vacuna COVID-19 y otras tecnologías de ARNm en Sudáfrica sin registrar el producto en el país. Esto significa que, si bien la empresa no está dispuesta a hacer que la vacuna esté disponible de forma sostenible en Sudáfrica en cantidades significativas, se está preparando para tener las patentes preparadas con el fin de, posiblemente, hacerlas valer una vez que la pandemia se declare terminada".

"Teniendo en cuenta sus mínimos esfuerzos para contribuir a la equidad de las vacunas a nivel mundial", continua el reciente Memorando de Entendimiento de Moderna con la Unión Africana para suministrar hasta 110 millones de dosis de la vacuna COVID-19 hasta el año 2022, así como los planes para aumentar la producción en el continente africano, "no son, en modo alguno, suficientes", advierte.

"Los contribuyentes estadounidenses hicieron posible la vacuna Moderna COVID-19. La empresa debe rendir cuentas ante el esfuerzo público para vacunar al mundo, y Estados Unidos debe utilizar sus amplios poderes legales para forzar a Moderna a compartir la tecnología y ayudar a impulsar la producción mundial de la vacuna. El tiempo se está acabando para que EEUU haga valer su pretensión de ser un líder mundial contra la COVID-19", explica la doctora Carrie Teicher, directora de Programas de MSF Estados Unidos.
www.elnoticierodigital.com
publicidad
publicidad
Más leídas
publicidad
Secciones
publicidad
Desarollo WEB • BM web factory