Mundo

China acusa de "manipulación política" a Estados Unidos tras designar a un coordinador especial para Tíbet

16/10/2020
El Gobierno de China ha criticado este jueves el nombramiento por parte de Estados Unidos de un "coordinador especial para asuntos tibetanos", decisión que ha tildado de "manipulación política para interferir en los asuntos internos de China".

En una conferencia de prensa, el portavoz del Ministerio de Exteriores chino, Zhao Lijian, ha asegurado que "los asuntos de la región de Tíbet son los asuntos internos de China", por lo que no permiten "interferencias extranjeras", como el nombramiento estadounidense, que busca "socavar el desarrollo y la estabilidad de la región de Tíbet", según recoge el 'Daily China'.

Estas afirmaciones se dan después de que Estados Unidos nombrara este miércoles a un alto funcionario de Derechos Humanos como coordinador especial para las cuestiones de Tíbet tras las tensas relaciones de los últimos meses entre Washington y Pekín respecto a esta región.

El secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, ha designado a Robert Destro para ocupar este cargo para que "dirija los esfuerzos de Estados Unidos para promover el diálogo entre la República Popular China y el Dalai Lama o sus representantes", así como para "proteger la singular identidad religiosa, cultural y lingüística de los tibetanos y presionar para que se respeten sus derechos humanos", según ha informado el propio Pompeo en un comunicado.

En el escrito, la cartera de exteriores estadounidense se muestra "preocupada" por "la represión de China contra la comunidad tibetana, incluida la falta de una autonomía significativa, el deterioro de la situación de los Derechos Humanos en las zonas tibetanas y las graves restricciones a la libertad religiosa y las tradiciones culturales de los tibetanos en China".

"China se opone firmemente a ello", ha incidido Zhao en referencia a esta decisión, y ha pedido a Estados Unidos "dejar de interferir en los asuntos de China", mientras que ha anunciado que tomarán las medidas necesarias para salvaguardar sus intereses.

En los últimos 60 años, "después de la liberación pacífica", la región tibetana ha disfrutado de "un vibrante crecimiento económico, una sociedad armoniosa y estable, así como un próspero desarrollo cultural", según Zhao.

El representante chino ha añadido que "todos los residentes, incluidas las minorías étnicas zang, gozan de plena libertad religiosa y sus derechos se respetan y protegen plenamente".

Las relaciones entre Estados Unidos y China en relación a la región de Tíbet han sido tensas desde que el pasado julio ambos gobiernos cruzaran restricciones en materia de visados como represalia por la política seguida, a raíz de que Pekín obstaculizase los viajes de diplomáticos, periodistas y turistas norteamericanos.
www.elnoticierodigital.com
publicidad
Más leídas
publicidad
Secciones
publicidad
Desarollo WEB • BM web factory