Mundo

Alemania y Reino Unido elevan la vigilancia en Irak tras la operación estadounidense

03/01/2020
Los gobiernos de Alemania y Reino Unido han extremado la vigilancia de sus despliegues militares en Oriente Próximo, principalmente en Irak, a raíz de la operación de Estados Unidos en la que ha muerto el general iraní Qasem Soleimani, tras la que el líder supremo de Irán, el ayatolá Alí Jamenei, ya ha prometido una "dura venganza".

Un portavoz de las fuerzas alemanas ha confirmado que se limitarán los movimientos tanto por tierra como por aire como medida de precaución. Alemania dispone en la actualidad de 27 militares que realizan labores de formación en Camp Taji, unos 30 kilómetros al norte de Bagdad, así como unos 90 en la zona del Kurdistán.

"No ha cambiado nada de la misión y vamos a seguir ahí como se había ordenado", ha aclarado el portavoz germano, que de esta forma ha confirmado que seguirán los preparativos para iniciar una nueva fase del despliegue cercano a la capital a mediados de enero, según la agencia de noticias DPA.

Por su parte, Reino Unido también ha incrementado la "seguridad y disposición" de todos los efectivos y bases en Oriente Próximo, según fuentes citadas por la cadena de televisión Sky News.

El ministro de Exteriores británico, Dominic Raab, ha divulgado un comunicado tras la muerte de Soleimaini en el que reconoce que la Fuerza al Quds, el poderoso órgano comandado por el difunto general, representa una "amenaza agresiva". Sin embargo, también ha apelado a la contención de las partes: "Un conflicto mayor no interesa a nadie".
www.elnoticierodigital.com
publicidad
publicidad
Más leídas
publicidad
Secciones
publicidad
Desarollo WEB • BM web factory