Mundo

Disturbios y enfrentamientos entre la Policía y manifestantes durante el paro nacional en varios puntos de Bogotá

22/11/2019
El Escuadrón Móvil Antidisturbios (ESMAD) de la Policía de Colombia y grupos de manifestantes se han enfrentado este jueves en varios puntos de la capital del país, Bogotá, en el marco del paro nacional convocado en protesta contra el Gobierno.

Varios manifestantes habrían provocado daños en las instalaciones del Palacio de Liévano, en el centro histórico de Bogotá, poco antes de que los antidisturbios lanzaran gases lacrimógenos contra la multitud en un intento de dispersar la marcha, según ha informado el diario local 'El Espectador'.

Asimismo, un grupo de manifestantes ha tratado de evitar enfrentamientos con los agentes en la plaza de Bolívar que ha sido desalojada. La multitud ha continuado su marcha por la carrera Séptima hacia el norte, así como por otras calles cercanas, en un intento de huir de la acción policial.

En otro punto de la ciudad, un grupo de manifestantes que se dirigía al Aeropuerto El Dorado se ha enfrentado con los agentes del ESMAD, lo que ha supuesto la división de la marcha en varios grupos de menor tamaño.

Poco después, los enfrentamientos se recrudecieron en las inmediaciones del centro comercial Gran Estación, por lo que otro grupo de manifestantes se ha dispersado hacia el cercano edificio de la Gobernación de Cundinamarca. Las autoridades han indicado que varias personas han sido detenidas hasta el momento.

El deterioro de las pensiones y los salarios, el incumplimiento de los acuerdos con los estudiantes, y la perenne situación de violencia que vive el país --más de 160 dirigentes sociales y sindicales han sido asesinados en lo que va de año--, así como el intento del Gobierno de modificar el acuerdo de paz con las FARC en 2016, son los principales puntos de las movilizaciones.

Al inicio de las movilizaciones, la ministra de Interior, Nancy Patricia Gutiérrez, afirmó que el Gobierno del presidente Iván Duque garantizaría el derecho a la protesta pacífica, así como "la vida, honra, y bienes tanto de quienes participen en la misma, como de los terceros que no lo hagan". Al mismo tiempo, ha señalado que los hechos de violencia no serán tolerados y se "repelerán con toda la fuerza del Estado".

Los días previos a la huelga, el Ejecutivo otorgó plenos poderes a las autoridades locales y regionales para imponer las medidas necesarias en caso de que se produjeran actos de violencia y revueltas similares a las acontecidas en las últimas semanas en las principales ciudades de algunos de los países de la región, como Ecuador, Chile y Bolivia.

Frente a esto, el alcalde de Bogotá, Enrique Peñalosa, había asegurado que la capital no sería militarizada y que no habría toque de queda.

Duque, que tras 15 meses como presidente se enfrenta a unos bajos índices de aprobación y popularidad, no ha logrado todavía consolidar una coalición en el Congreso que le garantice cierta gobernabilidad.
www.elnoticierodigital.com
publicidad
publicidad
Más leídas
publicidad
Secciones
publicidad
Desarollo WEB • BM web factory