Mundo

Atacado en Hong Kong un polémico diputado prochino

06/11/2019
El célebre diputado progubernamental hongkonés Junius Ho ha sido apuñalado este miércoles en un acto de campaña. Ho personifica la brecha insalvable social en la excolonia británica, tan admirado por un bando como denostado por el otro. El ataque llega dos semanas antes de los comicios del distrito y cinco meses después del inicio de unas protestas que han sumido a la capital financiera en el caos, la violencia y el vandalismo.

La grabación del ataque muestra a un presunto seguidor ofreciéndole un ramo de flores, reconociendo sus esfuerzos por las gentes de Hong Kong y hundiendo su mano en la bolsa para sacar lo que había anunciado como un teléfono. Es un cuchillo que clava en el pecho de Ho mientras le grita en cantonés que es escoria. El político y sus dos guardaespaldas reducen en el suelo al agresor hasta que es detenido por la policía. La herida no es grave y requerirá de una cirugía menor, ha aclarado Ho en las redes sociales.

Ho rivaliza con Carrie Lam, jefa ejecutiva, como la figura más odiada del movimiento antigubernamental que cada fin de semana sale a las calles. El abogado de 57 años ha acumulado portadas desde que entró en el Consejo Legislativo (Legco) o Parlamento local en el 2016. Es lenguaraz, levantisco y heterodoxo, un eficaz compendio populista en tiempos de pasiones opuestas. Concentró las críticas tras el incidente de julio en la parada de metro de Yuen Long en el que un grupo de facinerosos golpeó a los manifestantes que regresaban de las protestas. A Ho se le vio dando la mano a tipos con camisetas blancas que se parecían mucho a los de las grabaciones. El político desmintió que fueran los mismos pero aplaudió que defendieran a su "gente y su casa". Los vándalos autoproclamados como prodemocráticos destrozaron su oficina y profanaron las tumbas de sus padres como castigo.

Políticamente incorrecto
A Ho no se le vincula con el buen gusto ni la corrección política. Ha relacionado la homosexualidad con el bestialismo y semanas atrás dijo de su rival política Claudia Ho que le gustaba "comer salchicha extranjera" en aparente alusión a su marido británico. Una campaña en las redes acabó con la Universidad Anglia Ruskin del Reino Unido retirándole el título honoris causa.

Hace tiempo que la violencia de ambos bandos trascendió las palabras. En las últimas semanas se han sucedido las agresiones. El activista Jimmy Sham fue asaltado en la calle por cinco hombres con martillos un par de semanas atrás. Y, como en el caso de Ho, el bando contrario habló de un ataque dramatizado para ganarse a la opinión pública: ese es el delirante estado en el que se encuentra Hong Kong.

La contundente oratoria de Ho contra el vandalismo y en apoyo de la policía le ha erigido en un líder carismático. Nadie genera más aplausos en las concentraciones progubernamentales. Para los hongkoneses contrarios a los protestas es un tenaz paladín contra el relato global que dibuja a los violentos activistas como heroicos luchadores por la libertad. El bloque político próximo a China es un foco habitual de la furia de los antigubernamentales: sus candidatos han sufrido 150 incidentes de acoso o vandalismo en el último mes.

Condenas
La agresión sufrida por Ho ha generado la repulsa instantánea entre sus afines. "Ha sido atacado en plena campaña. Es inaceptable, estés o no de acuerdo con sus ideas políticas", ha condenado Martin Liao Cheung-kong.

El cuadro político irresponsable en la excolonia lo completan sus rivales antigubernamentales. Ninguno de ellos ha condenado aún el cotidiano vandalismo de los activistas ni sus repetidas agresiones contra los chinos del interior o locales que piensan de forma diferente.
www.elnoticierodigital.com
publicidad
publicidad
Más leídas
publicidad
Secciones
publicidad
Desarollo WEB • BM web factory