Mundo

Un sudanés muere tiroteado horas después de ser interceptado en el Mediterráneo y devuelto a Libia

20/09/2019
Un migrante sudanés ha muerto tiroteado en Libia horas después de que los guardacostas interceptasen la embarcación en la que trataba de llegar al sur de Europa y devolviesen a sus pasajeros al país norteafricano, de cuyo peligro han advertido en reiteradas ocasiones tanto la ONU como las ONG.

El incidente tuvo lugar en la zona de desembarco de Abusitta, en Trípoli, después de que gran parte de los 103 migrantes que acababan de ser devueltos a Libia se negasen a volver a un centro de detención, según un comunicado de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM).

Personal de esta organización acudió a la zona después de que les alertasen de que hombres armados habían comenzado a disparar al aire cuando varios de los migrantes intentaron huir de las fuerzas de seguridad. En medio de este caos, un sudanés recibió un impacto de bala en el estómago y murió en una clínica cercana.

Un portavoz de la OIM, Leonard Doyle, ha lamentado esta "tragedia", que considera previsible. "El uso de fuego real contra civiles desarmados vulnerables (...) es inaceptable en cualquier circunstancia y eleva la alarma sobre la seguridad de los migrantes y el personal humanitario", ha advertido.

La organización ha pedido una investigación a las autoridades libias, a las que también ha emplazado a llevar a los responsables ante la Justicia. La ONU estima que unas 5.000 personas están detenidas en centros para migrantes en Libia, de las cuales más de 3.000 permanecen en zonas en conflicto.

Nuevo rescate en el Mediterráneo

Tanto la OIM como otras agencias de la ONU y las ONG que realizan operaciones de búsqueda en el Mediterráneo han condenado las condiciones de dicho centros y han insistido en que Libia no puede ser en ningún caso un puerto seguro al que devolver a los migrantes.

El Ocean Viking, el barco gestionado por Médicos Sin Fronteras (MSF) y SOS Mediterranée, ha rechazado una oferta para llevar a Libia a los últimos migrantes y refugiados que ha rescatado en el Mediterráneo, a los que se ha sumado en las últimas horas un nuevo grupo.

Las dos organizaciones han informado en sus respectivas redes sociales del rescate de 36 migrantes que viajaban en una embarcación de madera y que se encontraban en peligro. La operación, coordinada por las autoridades maltesas, eleva a 218 el número total de "supervivientes" a bordo del Ocean Viking.
www.elnoticierodigital.com
publicidad
publicidad
Más leídas
publicidad
Secciones
publicidad
Desarollo WEB • BM web factory