Mundo

Nuevas elecciones en el Reino Unido, un arma de doble filo para Boris Johnson

03/09/2019
Boris Johnson afronta un triple desafío ante un Brexit sin acuerdo: el Parlamento, los tribunales y las calles. Pero el Premier británico parece dispuesto a echar mano de cualquier maniobra para salirse con la suya. Lo vimos la semana pasada, con el anuncio del cierre del Parlamento.

Ahora, Johnson ha avisado de que convocará elecciones si la oposición consuma su amenaza de tratar de atar las manos al Gobierno con una ley que obligue a Downing Street a solicitar una prórroga de tres meses para salir de la Unión Europea. Así que el Reino Unido está más cerca de unas nuevas elecciones.

Con su amenaza, Boris Johnson pretende hacer todo lo posible para conseguir un mejor acuerdo con Bruselas. Eso, según asegura el propio primer ministro, solo es posible amenazando con salir a las bravas el próximo 31 de octubre. Pero el Parlamento pretende anular esa posibilidad.

"En Bruselas creen que los diputados votarán con Corbyn para conseguir otra prórroga absurda", decía Johnson este lunes, "si lo consiguen habrán cortado las alas de la posición británica y harán imposible seguir negociando". Si el Premier británico ganase holgadamente unas elecciones el 14 de octubre, iría reforzado a la cumbre europea en Bruselas de esa misma semana y los 27 no tendrían más remedio que ceder y dar mejores condiciones al Reino Unido.

¿Elecciones como solución a sus problemas?
Pero viniendo de este primer ministro quizá sea mejor ser un poco cínicos y más realistas. Boris Johnson lo que quiere es el poder. Y el que tiene ahora mismo está limitado. Encabeza una mayoría precaria, de solo un diputado, y lidera un partido conservador profundamente fracturado. Y acosado desde fuera por el partido del Brexit de Nigel Farage. Ganando unas elecciones resolvería estos problemas. Tendríamos además Boris Johnson para cinco años, reforzado para llevar al Reino Unido a un Brexit abrupto si hace falta con las manos libres.

El primer ministro podría además presentarse a unas elecciones como víctima, podría decir: "Yo no quería, me obligaron a hacerlo. Yo quería Brexit sí o sí, como vosotros, pueblo británico, pero el parlamento no me ha dejado. Dadles una lección, dadme una mayoría y cumpliré vuestra voluntad".

Es un riesgo. Si no, que se lo digan a Theresa May. En 2017 se las prometía felices, las encuestas le sonreían, pero no sólo no amplió su mayoría absoluta sino que se dio un buen batacazo.

Mientras tanto, la oposición sigue adelante con sus planes. Los laboristas y el resto de grupos no se han acobardado. Siguen dispuestos a tomar este martes el control de la agenda parlamentaria, como primer paso para conseguir forzar por ley a Johnson a pedir esa prórroga. Necesitan a los conservadores pro-europeos para salirse con la suya. Y una decena de esos tories están preparados para sacrificar su carrera política con el objetivo de hacer triunfar la rebelión. En otros podrían haber calado las amenazas de expulsión y elecciones, y a esta hora siguen pensando qué hacer.

Anuncio de elecciones
De momento, se sigue trabajando con la hipótesis de que van a ganar la votación de este martes. Y si el primer ministro cumple su amenaza, hoy mismo propondría anticipar elecciones. Y ya mañana miércoles pediría la autorización del Parlamento. Es lo que exige la ley.

La ley también dice que necesita una mayoría de dos tercios para activar el proceso electoral. Ir a las urnas es el sueño de Jeremy Corbyn, anoche parecía entusiasmado ante la posibilidad. Pero en el laborismo han emergido las primeras voces que avisan de una posible trampa. "No vamos a aprobar unas elecciones con la amenaza de un brexit abrupto pendiendo sobre nuestro país", ha manifestado la diputada laborista Mary Creagh.

Si el Parlamento se negara a convocar elecciones, entraríamos en la dimensión desconocida. Un gobierno en minoría, obligado seguramente a una prórroga, perpetuando el limbo del Brexit.
www.elnoticierodigital.com
publicidad
publicidad
Más leídas
publicidad
Secciones
publicidad
Desarollo WEB • BM web factory