Mundo

Los inmigrantes del Open Arms desembarcan en Lampedusa tras la orden del fiscal italiano

21/08/2019
El barco Open Arms atracó finalmente en el puerto de Lampedusa en torno a las 23.50 horas locales (21.50 GMT) y los inmigrantes entonaron el 'Bella Ciao', momentos antes de poder pisar tierra y ser identificados por la policía local, que les hizo una foto.

"Por fin se acaba la pesadilla". Con esta frase, la ONG Proactiva Open Arms anunciaba por la tarde por Twitter que la fiscalía de Agrigento (Sicilia) había dictaminado para este martes el desembarco inmediato de todas las personas a bordo del barco de la ONG en el puerto de Lampedusa y la incautación provisional del barco.

Los 83 migrantes que han sobrevivido y esperado durante 19 días a bordo de la nave española, recibirán a partir de ahora asistencia inmediata en tierra, según informó Open Arms a través de esta red social. "Y por fin, después de 19 días cautivos en la cubierta de un barco, todas las personas a bordo pisarán tierra firme", han celebrado desde la ONG, que ha compartido un vídeo del momento de la notificación del desembarco.

Òscar Camps, fundador de la ONG, ha asegurado que la incautación supone un "costo" que Open Arms "asume" ya que consideran "indispensable" que se de prioridad a la salud de las víctimas de la desesperada situación que se ha vivido a bordo.

El Open Arms tendrá ahora que quedar dos semanas en Italia en el marco de esta investigación. La Fiscalía investigaba un presunto delito de secuestro de personas para determinar por qué no pudieron desembarcar los migrantes en Italia a pesar de que un tribunal tumbó la semana pasada orden del ministro del Interior, el ultraderechista Matteo Salvini, de que el barco no entrara en aguas territoriales italianas.

Orden de desembarco inmediato

Luigi Patronaggio, el fiscal del que depende Lampedusa, ha tomado la decisión tras examinar las condiciones del barco de la ONG española. Acompañado de varios médicos, Patronaggio ha estudiado el estado de las personas a bordo y ha estimado necesario su desembarco.

La Fiscalía italiana ha dictado la orden poco después de que el buque de la Armada española Audaz zarpase de la base militar de Rota (Cádiz) para poner rumbo a la isla italiana de Lampedusa. Estaba previsto que, una vez allí, el Audaz acompañase a la nave de la ONG hacia el puerto de Palma, en Mallorca.

El plan del Ejecutivo español parecía inalterable después de que el ministro del Interior italiano, Matteo Salvini, insistiese en su defensa de la doctrina de "puertos cerrados" aunque le llegase la "enésima" denuncia en contra.

A las 15.30 horas, el presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, ha explicado en un tuit que, con el buque de la Armada Española, el país lograría solventar esta "emergencia humanitaria". Por el momento, no ha vuelto ha realizar ninguna declaración en relación al cambio de planes motivados por la decisión de la Fiscalía italiana.

El fiscal italiano investiga si se ha incurrido en un delito que recoge el artículo 328 del Código Penal, que castiga con entre seis meses y dos años de prisión al funcionario público que haya omitido su deber que, "por razones de justicia o de seguridad pública, o de orden público o de higiene y salud, debe ser cumplido sin retraso".

Casi tres semanas de desesperación
En los últimos 19 días, el Open Arms ha ido adelgazando su pasaje de migrantes rescatados con un goteo de evacuaciones parciales por motivos médicos y lanzamientos al mar.

El buque de la ONG española llegó a tener a bordo cerca de 160 migrantes, rescatados en el Mediterráneo entre el 1 y el 10 de agosto en tres operaciones, pero tras las últimas evacuaciones y los que se han tirado al agua para llegar a nado a la costa, en el barco ha quedado a bordo a algo más de la mitad.

En estas casi tres semanas en el que 77 migrantes han abandonado el barco, el Gobierno español ha pasado de no querer liderar en la Comisión Europea una solución para agilizar el desembarco y de descartar cualquier puerto español como destino del buque a ofrecer Algeciras primero y Palma y Mahón después para recibir a las personas rescatadas por la ONG.

En una decisión intermedia, el Ejecutivo transmitió al primer ministro italiano, Giuseppe Conte, su disponibilidad de participar en un "reparto equilibrado" de los migrantes, junto a otros países de la UE. Por estos vaivenes, el presidente en funciones, Pedro Sánchez, fue acusado este lunes de dar "bandazos" en la gestión de este asunto.

Las críticas no han cesado. El presidente de Vox, Santiago Abascal, ha denunciado que Sánchez haya puesto a la Armada Española "a colaborar con las mafias", mientras que la portavoz de Ciudadanos en el Parlament, Lorena Roldán, ha pedido al presidente del Gobierno en funciones que deje de improvisar.
www.elnoticierodigital.com
publicidad
publicidad
Más leídas
publicidad
Secciones
publicidad
Desarollo WEB • BM web factory