Mundo

Moscú confirma un aumento temporal de la radiación de entre 4 y 16 veces tras la explosión en una base rusa

13/08/2019
Los niveles de radiación en la ciudad de Severodinsk, norte de Rusia, aumentaron entre 4 y 16 veces tras una explosión en una instalación de prueba de misiles, según ha informado este martes el Servicio Meteorológico de Rusia en su página web. "A las 12.00 hora de Moscú (09.00 GMT) del 8 de agosto de 2019 en seis de ocho puntos de Severodink se registró un aumento de la dosis de radiación gama de entre 4 y 16 veces en comparación con el nivel habitual para este territorio", señala el comunicado oficial.

El día de la explosión las autoridades de Severodvinsk admitieron un aumento de la radiación en la zona, pero subrayaron que fue temporal. Según una nota del Ayuntamiento, dos horas después de registrarse dicho aumento, el nivel de la radiación era de "0,11 microsievert por hora con un máximo permitido de 0,60 microsievert".

Funcionarios del servicio de inteligencia estadounidense han dudado del relato oficial del accidente, ocurrido el jueves pasado, que las autoridades rusas solo confirmaron el domingo. En el incidente murieron cinco ingenieros de Rosatom, la agencia atómica de Rusia, que trabajaban en el proyecto. Según la agencia atómica estatal, la explosión sucedió durante el ensayo de "un misil de crucero con una fuente isotópica de alimentación" y el ministerio de Defensa confirmó que los niveles de radiación se mantenían dentro de los parámetros normales.

El presidente Trump se ha dirigido a las redes sociales para afirmar que el accidente se trataba del ensayo de un misil Skyfall. "Estados Unidos está aprendiendo mucho de la fallida explosión del misil en Rusia", aseguró el mandatario estadounidense por Twitter. "Tenemos tecnología similar, aunque más avanzada. La explosión rusa 'Skyfall' tiene a la gente preocupada por el aire alrededor de las instalaciones y mucho más allá. ¡No está bien!"

Aunque los detalles del accidente y el tipo del arma se mantienen en secreto, algunos medios han sugerido que se trata del misil de crucero Burevéstnik (Albatros en ruso), dotado de propulsión nuclear. El presidente de Rusia, Vladimir Putin, presentó este misil, al igual que otras armas del nuevo arsenal estratégico del país, durante su discurso sobre el estado de la nación en marzo de 2018. El misil, rebautizado SSC-X-9 Skyfall por la OTAN, sería capaz de evadir el sistema existente de defensa antimisil de Estados Unidos, por lo cual el mandatario ruso lo ha calificado de "invencible".

No obstante, una fuente de la industria militar negó este domingo que el accidente haya ocurrido con un Burevéstnik y señaló en declaraciones al periódico Nezavisimaya Gazeta que los ensayos de ese arma acabaron con éxito hace medio año. Un video publicado por el ministerio de Defensa está editado para validar este relato y muestra el ensayo exitoso de uno de estos misiles.

Expertos estadounidenses dudan del relato oficial y creen que el accidente del jueves pasado ha revelado que los científicos rusos podrían estar teniendo dificultades para lograr sus objetivos. El investigador Jeffrey Lewis, del Instituto Middlebury, consideró que el accidente "podría estar relacionado con las pruebas de un crucero misil de crucero propulsado por un reactor nuclear", según imágenes satelitales publicadas. "Creemos que están teniendo problemas para encender el reactor", explicó Lewis a The New York Times. Agregó que las imágenes de YouTube no bastan como evidencia.
www.elnoticierodigital.com
publicidad
publicidad
Más leídas
publicidad
Secciones
publicidad
Desarollo WEB • BM web factory