Mundo

Decenas de hongkoneses tratan de irrumpir en la sede del Parlamento tras otra multitudinaria protesta

01/07/2019
Decenas de manifestantes trataron de irrumpir este lunes en la sede del Consejo Legislativo de Hong Kong rompiendo cristales y puertas del edificio tras la multitudinaria manifestación celebrada este lunes con motivo del aniversario del traspaso a China de la soberanía sobre la excolonia.

Centenares de personas se congregaron ante las puertas del Parlamento hongkonés y, en un momento dado, un grupo de ellos rompió las barreras de acero que las protegían y las usaron como ariete para destruir los cristales y tratar de acceder al interior, sin que la Policía hiciera acto de presencia.

La manifestación, en la que participaron cientos de miles de personas, se convocó en protesta por la "excesiva" injerencia de Pekín, en una fecha que coincide con el 22 aniversario del traspaso de la soberanía sobre la ciudad a China por parte del Reino Unido.

La manifestación empezó en el Parque de la Victoria con retraso, debido a que la Policía instó a los líderes de las protestas a no llegar a la zona del Parlamento tras los incidentes ocurridos a primera hora de este lunes; finalmente acordaron llegar a una zona circundante pero no hasta el propio edificio del Legislativo.

Los manifestantes demandan la retirada completa del polémico proyecto de ley de extradición, la dimisión de la jefa del Ejecutivo local, Carrie Lam, y la puesta en libertad de todos los detenidos en los enfrentamientos con la Policía el mes pasado.

Disturbios a las puertas del Parlamento
Las autoridades negociaron con el coordinador del Frente Civil de Derechos Humanos, Jimmy Shan, y les permitieron llegar hasta la céntrica zona de Wan Chai, pero no hasta Admiralty, donde se encuentran tanto la sede del Gobierno como la del Consejo Legislativo.

No obstante, los participantes de la protesta insistieron en llegar hasta Admiralty, por lo que se podrían producir incidentes al llegar a ese área. Las paradas de metro de Wan Chai y Admiralty, dos de las más concurridas en la isla principal de Hong Kong, han sido cerradas al público.

En su mayoría vestidos de negro, portaban carteles en los que se leía "No a la extradición a China. Carrie Lam dimisión" o "Hong Kong, ponte en pie", así como otros en los que condenaban la violencia policial durante manifestaciones pasadas.

Este lunes, cientos de ciudadanos se enfrentaron con la Policía local, lo que obligó a celebrar la conmemoración del retorno a China de la soberanía sobre Hong Kong por primera vez en el interior del Centro de Convenciones de la ciudad, en lugar de en el paseo marítimo de Wan Chai, tal y como estaba previsto.

Las autoridades aludieron al "mal tiempo" para justificar este cambio. Mientras los asistentes veían la ceremonia a través de una transmisión en vivo desde el interior del centro de exposiciones, la policía cortaba el paso en el exterior a los manifestantes mediante la fuerza para impedir que ingresaran en el recinto.

A escasa distancia, en la céntrica zona de Admiralty, cerca de mil manifestantes, provistos con chubasqueros para la lluvia y cascos amarillos, bloquearon una gran avenida tras lo que los policías les dispersaron con porras y el lanzamiento de botes de gases lacrimógenos.
www.elnoticierodigital.com
publicidad
publicidad
Más leídas
publicidad
Secciones
publicidad
Desarollo WEB • BM web factory