Mundo

Tusk viaja esta semana a Madrid y Lisboa para avanzar en el reparto de altos cargos de la UE

04/06/2019
El presidente del Consejo europeo, Donald Tusk, viajará esta semana a Madrid y Lisboa para abordar con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y con el primer ministro portugués, Antonio Costa, el nuevo reparto de los altos cargos de la Unión Europea que los Veintiocho quieren pactar este mes de junio, han informado a Europa Press fuentes europeas.

Sánchez y Costa han sido elegidos por sus socios en el Partido Socialista Europeo (PES) como sus negociadores para defender los intereses de la familia socialdemócrata en el nuevo diseño que Tusk quiere presentar a los jefes de Estado y de Gobierno europeos en la cumbre del 20 y 21 de junio.

El viaje de Tusk a las capitales de los negociadores socialdemócratas europeos está previsto para el jueves y viernes, día este último en que en Bruselas se celebrará una cena informal con los negociadores de las tres principales familias políticas, en la que estarán Sánchez y Costa.

Esta 'mini cumbre' forma parte de los contactos previos para avanzar la negociación de cara a la cumbre de finales de junio y, según diversas fuentes diplomáticas, está llamada a reunir a los encargados de negociar en nombre de los socialistas, liberales y 'populares'.

No se trata de una cita auspiciada por Tusk, por lo que el anfitrión será el primer ministro belga, el liberal Charles Michel, que ya celebró el pasado martes en su residencia una reunión en formato reducido a la que acudieron los mandatarios de España y Portugal, así como el primer ministro de Países Bajos, Mark Rutte, y el presidente de Francia, Emmanuel Macron.

Michel y Rutte son, de hecho, los negociadores que han elegido los líderes del grupo de Liberales europeos (ALDE) para estar representados en los contactos previos a la cumbre, por lo que serán ellos quienes se sienten por ALDE en la mesa del viernes.

Por parte del Partido Popular Europeo (PPE), los elegidos son el primer ministro letón, Arturs Karins, y el croata, Andrej Plenkovic, y, a falta de que se conozcan los detalles de la reunión del viernes cuando se confirme oficialmente la convocatoria, se cuenta con que a la cena acudan las tres parejas de negociadores.

Será el tercer encuentro informal entre los negociadores socialistas y liberales, con Sánchez y Costa de un lado y Michel y Rutte, del otro, para decidir sobre los candidatos a dirigir la UE, después de un primer encuentro en los márgenes de la cumbre de Sibiu (Rumanía) y del almuerzo previo al Consejo del pasado martes.

ALIANZA PROGRESISTA
En este proceso, las dos familias políticas han declarado su voluntad de crear una "alianza progresista" que rompa la actual hegemonía de los conservadores en las tres presidencias institucionales de la UE. Con todo, se cuenta por primera vez en las rondas informales con que los negociadores del PPE participen de las conversaciones del viernes.

En cualquier caso, Tusk "está al tanto" de la 'mini cumbre' del viernes en Bruselas y "aprecia todo esfuerzo para facilitar un acuerdo", han indicado el equipo del presidente del Consejo, tras confirmar que no participa en el encuentro.

Además está en contacto constante con los líderes de los países de la Unión Europea para tratar este asunto y el miércoles tendrá su primer encuentro con el presidente del Parlamento Europeo, Antonio Tajani, ya que su intención es plantear una distribución del mando de las instituciones que satisfaga tanto a los Veintiocho como a la Eurocámara.

El objetivo de la negociación es decidir quién sucederá a Jean-Claude Juncker el próximo otoño al frente de la Comisión Europea, una tarea a la que aspiran los cabeza de lista de los principales partidos europeos a las últimas europeas --Manfred Weber (PPE), Frans Timmermans (S&D) y Margrethe Vestager (ALDE)--, pero para la que los líderes rechazan aceptar de manera automática a uno de estos candidatos, a pesar de que así lo exija el Parlamento Europeo.

Las reglas de la Unión Europea establecen que le corresponde a los líderes elegir a la persona que dirigirá el Ejecutivo comunitario, pero que deben hacerlo teniendo en cuenta el resultado de las elecciones al Parlamento Europeo, en las que el partido más votado fue el PPE, seguido de socialistas y liberales. El pleno del Parlamento Europeo, además, deberá aprobar por mayoría absoluta la designación para que sea efectiva.

Los Veintiocho también deben acordar los relevos de Tusk en el Consejo, de Federica Mogherini en la Alta Representación de Política Exterior de la UE, del presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, y del presidente del Parlamento Europeo, Antonio Tajani.

En la cumbre del pasado martes, varios líderes apuntaron el compromiso de que al menos la mitad de estos puestos sean ocupados por mujeres para cumplir con la igualdad de género, pero el diseño del nuevo mando de la UE deberá también respetar otros equilibrios, como el geográfico, de tamaño de países y el de familias políticas.
www.elnoticierodigital.com
publicidad
publicidad
Más leídas
publicidad
Secciones
publicidad
Desarollo WEB • BM web factory