Mundo

El Parlamento británico apoya solicitar una prórroga del 'Brexit' a la UE sin definir un plazo

15/03/2019
El Parlamento británico ha aprobado este jueves solicitar una prórroga del proceso de salida del Reino Unido de la Unión Europea (UE) a Bruselas por una contundente mayoría de 412 votos a favor frente a 202 en contra, aunque no ha definido por cuánto tiempo ni con qué finalidad. La decisión corresponde ahora a los Veintisiete Estados miembro, que deben acordar por unanimidad si aprueban o rechazan la petición durante la cumbre europea del 21 y 22 de marzo.

La moción presentada por la primera ministra, Theresa May, ofrece solicitar a la UE una prórroga del Brexit hasta el 30 de junio solo si consigue sacar adelante su Acuerdo de Retirada, que ya ha sido rechazado por la Cámara dos veces. De lo contrario, el aplazamiento se solicitará por un plazo mayor, tal y como ha sugerido el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, aunque la UE solo está dispuesta a autorizarlo si está justificado.

Los diputados han votado por tercer día consecutivo tras un debate en el que también han rechazado convocar un segundo referéndum para desbloquear una situación que resuelva el histórico proceso, pero el próximo paso todavía se mantiene en una incógnita. De este modo, la única certeza ahora es que hasta que la UE no se pronuncie, la salida del Reino Unido de la Unión Europea sigue programada para el 29 de marzo a las 23:00 hora local.

Contundente rechazo a un segundo referéndum
La gran duda que sí ha quedado despejada, al menos de momento, es que no hay apoyo para un segundo referéndum. Solo 85 diputados han votado a favor de una enmienda no vinculante que instaba al Gobierno a solicitar una prórroga larga de la salida a Bruselas para preguntar a los ciudadanos sobre la opción de un Brexit "con condiciones a definir por el Parlamento" o la permanencia en el club comunitario.

Esta ha sido la primera vez que el Parlamento se pronuncia sobre una cuestión que muchos ven como solución al bloqueo legislativo, pero la negativa del Partido Laborista a apoyarla -ha instruido a sus diputados a abstenerse, la mayoría ha permanecido en la Cámara y una diputada ha dimitido-, unida a la de la campaña a favor de una nueva votación, People's Vote, ha evitado que prospere.

El líder laborista, Jeremy Corbyn, prometió hacer campaña por un segundo referéndum solo si agotaba todas las alternativas para desencallar el proceso a pesar de los rumores que apuntan a que esta no es su primera opción. Así, a pesar de que la Cámara de los Comunes ya rechazó su propuesta de negociación con Bruselas, los laboristas consideran que ahora "no es el momento" de explorar esta solución.

El acuerdo del Brexit, de nuevo sobre la mesa
En los tres meses de defensa de su acuerdo, Theresa May siempre se ha mostrado en contra de retrasar el Brexit y de descartar un divorcio abrupto. Pero esta semana ha perdido -muchos conservadores han roto la disciplina de voto, entre ellos el ministro del Brexit, que rechaza una prórroga- y, aunque ninguna votación ha sido vinculante, lo más probable es que respete el simbolismo del mensaje lanzado por los parlamentarios.

Así, todo apunta a que lo que quieren es, precisamente, una extensión larga que podría cambiar el futuro del divorcio con elecciones, nuevo Gobierno, otro acuerdo o quizá volver a abrir la puerta a un segundo referéndum. Todas estas opciones pasan, en cualquier caso, por participar en las elecciones europeas de mayo.

La UE lamenta el rechazo de Reino Unido al acuerdo para el 'Brexit'
May no se ha pronunciado tras el resultado de la votación, pero ya adelantó el miércoles su intención de resucitar el texto pactado con Bruselas y su portavoz ha confirmado este jueves que el Gobierno luchará hasta el final. De hecho, el Gobierno y sus socios unionistas del DUP han confirmado que siguen negociando el apoyo de los diez votos clave que servirían para persuadir también al ala euroescéptica del Partido Conservador, contraria a una prórroga, y sacar así adelante el Brexit en una nueva votación que deberá celebrarse antes del 20 de marzo.

Pero si vuelve a fracasar, el Gobierno se ha comprometido a celebrar una serie de votos "indicativos" el 25 de marzo en el Parlamento para buscar con los diputados un plan alternativo.

Londres ha devuelto la pelota a Bruselas, pero a dos semanas para el Brexit, todavía debe encontrar una solución factible que unifique a un Parlamento donde impera la falta de consenso.

En busca de nuevas garantías sobre la salvaguarda
Los eurófobos conservadores han encargado a su equipo legal la revisión del artículo 62 de la Convención de Viena para determinar si existe una garantía legal que no atrape al Reino Unido en la unión aduanera indefinidamente, tal y como se prevé con la salvaguarda diseñada en el acuerdo para evitar una frontera en Irlanda.

Sin embargo, el investigador del proyecto UK in a Changing Europe (Reino Unido en una Europa cambiante), Adam Cygan, asegura que no es posible. "El artículo 62 contempla hechos imprevistos para permitir una salida unilateral, pero no hay nada en la salvaguarda que sea imprevisto porque se recoge en un acuerdo negociado. Por mucho que lo quieran vender así, la UE dirá que no se aplica en este caso",
www.elnoticierodigital.com
publicidad
publicidad
Más leídas
publicidad
Secciones
publicidad
Desarollo WEB • BM web factory