Mundo

Liberan a una de las dos acusadas de asesinar en 2017 al hermano de Kim Jong Un

11/03/2019
Una de las dos mujeres acusadas de asesinar en 2017 al hermano del líder norcoreano Kim Jong Un ha sido puesta en libertad. Se trata de la ciudadana indonesia Siti Aisyah, de 26 años. Un tribunal de Malasia, donde tuvo lugar el asesinato, ha decidido su liberación, sin que haya trascendido el motivo.

Tras ser liberada, Aisyah fue inmediatamente trasladada a la embajada indonesia en Kuala Lumpur, informa Reuters.

La otra acusada, la vietnamieta Doan Thi Huong, de 30 años, permanece en la cárcel, pero su abogado ya ha pedido que sea liberada también.

Las defensas sostienen que actuaron engañadadas
Ambas estaban acusadas de envenar a Kim Jong Nam, hermano de Kim Jong Un, con el potente agente nervioso VX, en el aceropuerto de Kuala Lumpur el 13 de febrero de 2017.

Un vídeo de seguridad captó el momento en el que dos mujeres, identificadas por las autoridades como Aisyah y Huong, se acercaron a Kim Jong Nam cuando esperaba para facturar su equipaje y frotaron su rostro con un paño empapado con VX. Nam fue atendido en el mismo aeropuerto y evacuado a un hospital, donde murió poco después.

Las dos mujeres aseguran que actuaron convencidas de estar participando en una broma de televisión, y las defensas sostienen que fueron peones involuntarios en un asesinato orquestado por los servicios secretos de Corea del Norte.

Los abogados dudan también de que las imágenes del vídeo permitan identificar a las dos mujeres y determinar qué le hicieron a Kim Jong Nam.

El tribunal que ha puesto en libertad a Aisyah no ha explicado los motivos de su liberación, que el ministro de Justicia de Indonesia, Yasonna H. Laoly, ha atribuido a sus labores diplomáticas.

"Aisyah fue engañada y no sabía en absoluto que estaba siendo usada como una herramienta por la inteligencia de Corea del Norte", ha explicado el ministro en un comunicado.

"Aisyah fue engañada y no sabía en absoluto que estaba siendo usada como una herramienta por la inteligencia de Corea del Norte"

El tribunal malasio, sin embargo, mantiene la imputación contra Aisyah y no descarta volver a citarla si aparecen nuevas evidencias.

Kim Jong Nam era crítico con el régimen norcoreano y vivía exiliado en Macao (China) desde que su hermano heredara el máximo liderazgo del país, en 2011.

Interpol sigue buscando a cuatro ciudadanos norcoreanos que abandonaro Malasia horas después del crimen. Pyongyang, sin embargo, niega cualquier implicación en su muerte.
www.elnoticierodigital.com
publicidad
publicidad
Más leídas
publicidad
Secciones
publicidad
Desarollo WEB • BM web factory