Mundo

La protesta de los "chalecos amarillos" fuerza a Macron a retrasar seis meses la subida del impuesto

04/12/2018
La protesta de los "chalecos amarillos" ha forzado al gobierno del presidente francés Emmanuel Macron a congelar los precios del gas, la electricidad y las tasas de los carburantes prevista por el Ejecutivo galo para el 1 de enero.

En una declaración televisada, Philippe consideró que "ningún impuesto merece poner en peligro la unidad de la nación", y adelantó que también se suspende el endurecimiento de la inspección técnica de vehículos, otra de las demandas originales del movimiento.

"Esta cólera, que viene de lejos y durante mucho tiempo ha estado muda, hoy se expresa con fuerza y de forma colectiva. Habría que estar sordo y ciego para no verla y escucharla", señaló el primer ministro, quien dijo que se abrirá un diálogo nacional para revisar por completo el sistema fiscal francés.

De protesta contra el impuesto a movimiento anti-Macron
La movilización de los llamados "chalecos amarillos", sin vínculos con organizaciones políticas ni sindicales concretas, comenzó el 17 de noviembre como una protesta contra el impacto que la subida de los carburantes iba a tener en los transportistas y en el gasto en los hogares franceses.

El Ejecutivo francés tenía previsto a partir del 1 de enero un incremento de las tasas sobre el combustible de 6,5 céntimos de euro por litro para el gasóleo y de 2,9 céntimos para la gasolina, dentro de su estrategia para reducir la dependencia del petróleo y favorecer una economía con menores emisiones de dióxido de carbono para luchar contra el cambio climático. Con ese nuevo aumento, que se suma al que se aplica desde comienzos de este año (7,6 céntimos para el gasóleo, 3,9 céntimos para la gasolina), se pretendía recaudar unos 3.000 millones de euros anuales.

Sin embargo, la protesta ha evolucionado hasta convertirse en un movimiento contrario a Macron y a sus políticas que, aseguran, favorecen a los más ricos.

Pese a los violentos disturbios del pasado sábado en París, los "chalecos amarillos" han contado con un apoyo amplio entre los franceses y este lunes anunciaron que cancelaban una posible vía de negociación con el Ejecutivo y continuaban con las movilizaciones.

Macron suspende un viaje oficial y convoca gabinete de crisis
Anoche, el presidente, Emmanuel Macron, convocó a un gabinete de crisis a una decena de ministros para tratar la situación desencadenada por el movimiento de los "chalecos amarillos" en París, donde el pasado sábado se vivió una jornada de gran tensión con violentos altercados, que se extendieron a toda Francia.

Macron ha anulado un viaje que tenía previsto a Serbia este miércoles y jueves debido a las protestas, que hoy continúan con bloqueos en algunas carreteras y autopistas.

El Gobierno cifra las pérdidas provocadas por las protestas en torno al 15% y el 25% en distintos sectores; y de alrededor de 400 millones de euros en transporte y 13.000 millones en el sector agroalimentario.
www.elnoticierodigital.com
publicidad
publicidad
Más leídas
publicidad
Secciones
publicidad
Desarollo WEB • BM web factory