Mundo

Trump amenaza: "Si la Cámara de Representantes me investiga, no habrá acuerdos", y el Gobierno "se paralizará"

08/11/2018
"¡Dejen ya el tema de las investigaciones, que ya cansa! ¡No tienen nada contra mi, tienen cero!", ha clamado este miércoles el presidente de los Estados Unidos Donald Trump, en su primera comparecencia ante los medios tras las elecciones de medio mandato, celebradas el martes, cuyo resultado ha devuelto el control de la Cámara de los Representantes al partido Demócrata, y ha reforzado el dominio de los republicanos en el Senado.

La posición de Washington frente a la caravana de migrantes centroamericanos -y el envío de soldados a la frontera-, las tormentosas relaciones del presidente con los medios de comunicación y las investigaciones relacionadas con la inferencia de Rusia en las elecciones de 2016, han monopolizado las preguntas de los periodistas, y las respuestas del mandatario.

El control de la Cámara Baja -o de Representantes- permite ahora a los demócratas promover indagaciones judiciales sobre Trump, pero el actual inquilino de la Casa Blanca ha sido tajante, el "Gobierno se paralizará" si los demócratas le investigan, ha afirmado. El republicano ha defendido su presunta tolerancia: "A Mueller -fiscal designado para investigar la injerencia rusa- pude haberlo despedido en cualquier momento, pero no lo hice", y ha criticado: "Se han gastado millones de dólares -en la investigación- y no ha habido colusión".

Los periodistas y Trump, una bronca más
"La CNN debería estar avergonzada de sí misma por tenerte a ti", ha espetado el presidente a un periodista de esta cadena que ha insistido en preguntarle precisamente sobre la investigación relacionada con Rusia. "Eres rudo y horrible", le ha recriminado mientras el informador forcejeaba con la asistente de prensa para conservar el micrófono.

"No estoy preocupado con ninguna investigación sobre Rusia porque eso es un bulo", ha insistido Trump, quien ha señalado a la CNN: "No deberían engañar a la gente", y ha vuelto a referirse a los medios de comunicación como "el enemigo del pueblo". El ex empresario y ahora presidente se ha lamentado que "lo poco que han hablado los medios de lo bien que va la economía".

Otro de los temas sensibles, que también ha levantado asperezas en la sesión de preguntas, es el de la política migratoria, y particularmente la posición de Washington frente a la caravana de migrantes hondureños que atraviesa Centroamérica en dirección a EE.UU. Caballo de batalla electoral, Trump la ha calificado de "invasión" y ha defendido el envío de soldados a la frontera con México.

Trump y la frontera sur: "Necesitamos el muro"
El presidente estadounidense ha subrayado su postura sobre el cierre de fronteras insistiendo en que la caravana es una "invasión" y ha añadido: "Quiero dejarles entrar, pero quiero hacerlo legalmente, las empresas los necesitan".

Por otro lado, el polémico muro que, como parte de su programa electoral de 2016, Trump pretende construir en la frontera mexicana, también ha tenido protagonismo. "Necesitamos ese muro", ha dicho el presidente, y ha añadido: "Muchos demócratas saben que lo necesitamos".

El republicano ha justificado su construcción y minimizado el coste "es una fracción muy pequeña" del plan que propone para financiarlo. Para Trump, "no es necesario un refuerzo de las leyes" para controlar la inmigración, postura defendida por los demócratas, sino "una frontera más fuerte".

¿Reconciliación con los demócratas?
A pesar de haber perdido el control de la Cámara Baja en estas elecciones, el partido Republicano ha consolidado su supremacía en el Senado, punto de paso crucial en la actividad legislativa. Ha sido en esta victoria parcial -"un enorme éxito"- donde Trump ha focalizado su satisfacción: "¿La 'Blue Wave'? -la 'Ola Azul', como se ha denominado al resurgir demócrata- No sé lo que es eso", ha señalado minusvalorando el resultado de sus oponentes.

A pesar de ello, Trump ha ofrecido la mano: "Es tiempo para los dos partidos de estar unidos, dejar las diferencias de lado y reforzar este milagro", ha dicho en referencia al crecimiento de la economía del país bajo su mandato.

"Tenemos mucho en común", ha insistido y ha apuntado específicamente a la coincidencia en acuerdos pendientes: "Estoy seguro que los demócratas van a avenir a nosotros con un plan de infraestructuras y van a negociar".

Política exterior
El presidente ha hecho mención a las negociaciones con Corea del Norte, sobre las que reconoce estar "muy contento" con las gestiones de Mike Pompeo y que "no hay prisa". Ha afirmado que "las sanciones deben continuar, están activas", y ha anunciado: "Vamos a tener otra cita".

Sobre el mandatario ruso, Vladimir Putin, y los polémicos contactos y presunta admiración mútua y simpatía que se profesan, Trump ha restado importancia al tema pero ha apuntado: "Creo que la reunión en Rusia con Putin fue muy, muy buena. Hablamos de Siria, de Ucrania", celebró, y añadió en relación a la crisis secesionista en este último país: "Obama fue el que permitió que eso pasara".

Trump no ha dejado en todo momento de celebrar lo que considera "un triunfo" electoral. "En el Senado hemos tenido un enorme éxito", ha subrayado, y se ha alabado: "Creo que la gente me quiere y aprecia el trabajo que he hecho".

Mientras tanto, el país aborda la segunda mitad de una de sus legislaturas más polémicas y que más controversias, rechazos y pasiones ha despertado, tanto fuera de los Estados Unidos, como dentro. No en vano, la participación registrada en esta votación -tradicionalmente muy baja- ha batido récords historicos en medio de una expectación mundial sin precedentes.
www.elnoticierodigital.com
publicidad
publicidad
Más leídas
publicidad
Secciones
publicidad
Desarollo WEB • BM web factory