Mundo

Unos 80 diputados conservadores se oponen al actual plan de May para el Brexit

10/09/2018
Hasta 80 diputados conservadores están dispuestos a votar en contra del proyecto de la primera ministra británica, Theresa May, sobre el Brexit, más conocido como el plan de "Chequers", según Steve Baker, ex miembro del Gobierno.

Baker, quien dimitió el pasado julio como secretario de Estado del Brexit o salida del Reino Unido de la Unión Europea (UE), declaró este lunes los medios británicos que el nivel de oposición al plan implica que May afronta un "gran problema" entre sus diputados.

Según afirmó, el partido en el poder sufrirá una "división catastrófica" si May se empeña en seguir adelante con el proyecto, negociado entre ella y sus ministros en una reunión especial celebrada el pasado julio en su residencia campestre de Chequers, en el condado de Buckinghamshire, a las afueras de Londres.

En virtud de ese plan, Londres apoyaría la creación de un área de libre comercio para bienes tras el Brexit, lo que evitaría los controles de aduanas y mantendría abierta la frontera con Irlanda.

Se espera que la propuesta de May sea debatida en el congreso anual de los conservadores, que se celebrará en la ciudad inglesa de Birmingham entre el 30 de septiembre y el 3 de octubre.

El proyecto causó el descontento de algunos ministros, entre ellos Boris Johnson y David Davis, quienes dimitieron en julio como ministro de Exteriores y titular del Brexit, respectivamente.

"Estamos llegando ahora a un punto en que es extremadamente difícil ver cómo podemos rescatar al Partido Conservador de una división catastrófica y seguir adelante con la propuesta de Chequers", afirmó Baker, que no cree que sea apoyado en el Parlamento por muchos diputados "tories".

"Yo observo el estado de ánimo de los colegas y del Partido Conservador en el país y estoy gravemente preocupado por el futuro de nuestro partido", puntualizó el exsecretario de Estado, si bien dejó claro que no pide un cambio en el liderazgo de la formación.

El principal crítico del plan es Boris Johnson por considerar que dejará al Reino Unido sin nada y supondrá una "victoria" para la UE.

Además, Johnson acusó ayer a la primera ministra de poner un "chaleco suicida" a la constitución británica en la negociación con la Unión Europea (UE) y de entregar el "detonador" de ese imaginario chaleco al negociador comunitario, Michel Barnier.

El Reino Unido y la UE negocian el Brexit, que se materializará dentro de 200 días -el 29 de marzo de 2019-, pero hay incertidumbre sobre si ambas partes podrán ponerse de acuerdo para octubre -la meta que se han fijado-, debido a los problemas relacionados con la frontera entre las dos Irlandas, pues el objetivo es que siga siendo invisible para no perjudicar el proceso de paz norirlandés.

El plan que eventualmente ambas partes acuerden deberá pasar por la aprobación parlamentaria británica.

El mes pasado, el Gobierno divulgó documentos técnicos sobre los problemas que puede afrontar el país si no hay acuerdo, como un aumento de los pagos con tarjeta de crédito.
www.elnoticierodigital.com
publicidad
publicidad
Más leídas
publicidad
Secciones
publicidad
Desarollo WEB • BM web factory