Mundo

Bruselas quiere triplicar los fondos para gestión de fronteras y migración en el nuevo presupuesto europeo

13/06/2018
La Comisión Europea quiere que se triplique la financiación para la gestión de las fronteras y la migración en la UE en el presupuesto que se está preparando para el período 2021-2017. Así la dotación para reforzar las fronteras exteriores, proteger a las personas que lo necesiten, apoyar la inmigración legal y la integración, y luchar contra la inmigración irregular alcanzaría los 34.900 millones de euros, frente a los 13.000 millones de euros destinados a esas tareas en el presupuesto actual.

La propuesta del Ejecutivo comunitario -que llega en medio de la crisis del Aquarius- trata de responder -según Bruselas- al aumento de los retos en materia de migración, movilidad y seguridad, al establecer "instrumentos de financiación más flexibles para hacer frente a acontecimientos imprevistos de carácter migratorio" y situar la protección de las fronteras "en el centro del nuevo presupuesto".

"Un aumento sin precedentes" en esta financiación
El vicepresidente primero comunitario, Frans Timmermans, ha destacado que con "la experiencia y la certeza de que la migración seguirá siendo un reto en el futuro", la Comisión Europea propone "un aumento sin precedentes" de la financiación.

"El refuerzo de las fronteras comunes de la UE, en particular con nuestros equipos de la Guardia Europea de Fronteras y Costas, seguirá siendo una gran prioridad", ha subrayado Timmermans, quien asegura que "una mayor flexibilidad de nuestros instrumentos de financiación" facilitará que la UE esté preparada "para apoyar a los Estados miembros con rapidez: donde lo necesiten y cuando lo necesiten, especialmente en caso de crisis".

Por su parte, el comisario europeo de Migración, Asuntos de Interior y Ciudadanía, Dimitris Avramopoulos, ha declarado que "el refuerzo de la financiación será fundamental para garantizar que se puedan poner en práctica nuestras prioridades políticas: asegurar en mayor medida nuestras fronteras exteriores, seguir ofreciendo protección a las personas que la necesiten, brindar un mayor apoyo a la inmigración legal y a los esfuerzos de integración, luchar contra la inmigración irregular y garantizar el retorno rápido y efectivo de las personas que no tengan derecho a permanecer en nuestro territorio".

El comisario de Asuntos Económicos y Financieros, Fiscalidad y Aduanas, Pierre Moscovici, ha enfatizado el papel de los 115.000 funcionarios de aduanas de la UE "a la hora de proteger a los ciudadanos frente a mercancías falsificadas o no seguras y otras formas de comercio ilícito" y ha destacado la creación de un nuevo fondo de 1.300 millones de euros para adquirir equipos aduaneros de última generación.

Así, en total, la Comisión propone asignar 21.300 millones de euros a la gestión global de las fronteras para "proteger mejor las fronteras de la UE" con el despliegue de la Guardia Europea de Fronteras y Costas, realizar controles sistemáticos en las fronteras y instalar sistemas informáticos de gran escala e interoperables, incluido un futuro sistema de entradas y salidas.

Un nuevo fondo con 9.300 millones para gestionar fronteras
Dentro de la propuesta comunitaria se incluye la creación de un nuevo fondo independiente para la gestión integrada de las fronteras y el refuerzo de la Agencia Europea de la Guardia de Fronteras y Costas con un nuevo cuerpo permanente de unos 10.000 guardias de fronteras.

Ese nuevo fondo -dotado de 9.300 milones de euros- también servirá para ayudar a los Estados miembros a comprar nuevos equipos de control aduanero.

"La financiación se canalizará hacia la lucha contra el tráfico ilícito de migrantes y la trata de seres humanos, la adopción de medidas destinadas a interceptar y detener a aquellos que suponen una amenaza, el apoyo a las operaciones de búsqueda y salvamento en el mar, el equipamiento y la formación de los guardias de fronteras, y la prestación de un apoyo operativo rápido a los Estados miembros sometidos a presión", según el comunicado difundido por Bruselas.

Así, se destinarían 4.800 millones de euros de financiación a largo plazo para apoyar a los Estados miembros en las medidas de gestión de las fronteras y la política de visados.

Cada Estado miembro recibirá un importe fijo de 5 millones de euros, y el resto de la financiación se distribuirá sobre la base de la carga de trabajo, la presión y el nivel de amenaza en las fronteras terrestres exteriores, las fronteras marítimas exteriores, los aeropuertos y las oficinas consulares.

Aparte, se prevén otros 3.200 millones de euros para proporcionar un apoyo selectivo a los Estados miembros, los proyectos de dimensión europea y las medidas necesarias para hacer frente a necesidades urgentes.

Para este objetivo, según el Ejecutivo comunitario, el nuevo fondo creado contará con flexibilidad suficiente "para canalizar la financiación de emergencia hacia los Estados miembros en el momento necesario y para permitir abordar las prioridades nuevas o críticas que puedan ir surgiendo".

Para mejorar el control aduanero en las fronteras exteriores, el nuevo instrumento destinará los 1.300 millones de euros mencionados por Moscovici para ayudar a los Estados miembros a adquirir y mantener equipos aduaneros de última generación, tales como "nuevos escáneres, sistemas de detección automatizada de matrículas, equipos de perros rastreadores o laboratorios móviles para el análisis de muestras".

Al margen del nuevo fondo, se destinarán más de 12.000 millones de euros a reforzar la Agencia Europea de la Guardia de Fronteras y Costas -conocida como Frontex- y la Agencia Europea para la Gestión Operativa de Sistemas Informáticos de Gran Magnitud en el Espacio de Libertad, Seguridad y Justicia (eu-LISA).

Integración de inmigrantes y coordinación con terceros países
En cuanto al capítulo de la migración, la Comisión Europea propone aumentar la financiación para su gestión en un 51%, hasta situarla en 10.400 millones de euros en el marco de un nuevo Fondo de Asilo y Migración (FAM).

Mediante ese instrumento, se apoyará a los Estados miembros en sus sistemas nacionales de asilo y se prestará "una atención renovada" a la canalización de la financiación de la UE hacia los problemas más acuciantes, como el respaldo a "la integración temprana a corto plazo de los nacionales de terceros países que residan legalmente en le UE, complementada con la financiación concedida en el marco de los Fondos de Cohesión, destinada a la integración socioeconómica a largo plazo".

También serviría para tratar de alcanzar "un enfoque más coordinado en la lucha contra la migración irregular" y mejorar la eficacia de los retornos, intensificando "la cooperación con los terceros países en el ámbito de la readmisión".

Dentro de ese fondo, 6.300 millones de euros se destinarán a financiar a largo plazo a los Estados, en función de sus respectivas necesidades. Al igual que en el de gestión de fronteras, cada país recibirá un importe fijo de 5 millones de euros, y el resto de la financiación se distribuirá en función de las proporciones de asilo, migración legal e integración, la lucha contra la migración irregular y el retorno.

Los restantes 4.200 millones de euros se reservarán para el apoyo selectivo a los Estados y los proyectos de reasentamiento, así como para atender necesidades urgentes y canalizar la financiación de emergencia hacia los Estados miembros "cuándo y dónde la necesiten".

A ese dinero se complementará con fondos adicionales asignados a los instrumentos de política exterior de la UE para intensificar la cooperación en materia de migración con los países socios y extremar los esfuerzos por abordar la migración irregular, mejorar las oportunidades en los países de origen y reforzar la cooperación en materia de retorno, readmisión y migración legal.

Aparte, se reforzará con 900 millones de euros la nueva Agencia de Asilo de la Unión Europea.
www.elnoticierodigital.com
publicidad
publicidad
Más leídas
publicidad
Secciones
publicidad
Desarollo WEB • BM web factory