Málaga

Siete detenidos de una red criminal que facilitaba apoyo logístico, a pie de playa, a narcotraficantes

18/02/2021
Agentes de la Policía Nacional han detenido a siete personas y han desarticulado en Marbella un entramado criminal que proporcionaba apoyo logístico, a pie de playa, a organizaciones dedicadas al tráfico de drogas. El Juzgado de Instrucción número 2 de la localidad malagueña ha dictado el ingreso en prisión de dos de los siete arrestados.

Según las indagaciones, la red desmantelada nutría, especialmente, de combustible y guarderías, a grupos de narcotraficantes especializados en el desembarco de hachís en las costas de la provincia de Málaga y del Campo de Gibraltar.

En el marco de la denominada Operación Sand, los agentes han detenido a siete personas, de entre 23 y 38 años, todas de nacionalidad española, por su presunta participación en los delitos de tráfico de drogas, pertenencia a organización criminal y robo hurto de uso de vehículo. Tras los registros practicados, como datos más significativos, los investigadores intervinieron 2.800 kilos de hachís, una embarcación de cuatro motores y 91 garrafas de gasolina, entre otros efectos.

El inicio de la investigación se remonta al pasado mes de septiembre. En una misma noche, la Unidad de Prevención y Reacción de la Comisaría de Marbella localizó una embarcación varada en la playa de Río Real y, junto a la misma, 13 fardos de hachís y numerosas garrafas de gasolina. Por otro lado, de manera casi simultánea, la Policía Local de Marbella interceptó un vehículo, denunciado como sustraído, cargado con 20 fardos de hachís, resultando detenido el conductor, un joven de 23 años.

Los fardos localizados en ambas situaciones serían fruto de un mismo alijo, según las características de los paquetes y sus inscripciones, han informado desde la Policía Nacional en un comunicado.

La investigación, desarrollada por agentes del Grupo de Estupefacientes de la Comisaría de Marbella, condujo, posteriormente, a un inmueble próximo a la urbanización Los Monteros, donde unas informaciones apuntaban a unos movimientos sospechosos en torno a un inmueble.

Una vez practicadas las indagaciones correspondientes, la Policía Nacional constató que la vivienda bajo sospechas era utilizada como guardería de estupefacientes. Con autorización de la autoridad judicial, los investigadores llevaron a cabo un registro en el inmueble, localizando 48 fardos de hachís y numerosas garrafas de combustible en su interior. Además, detuvieron a un hombre de 36 años, que custodiaba supuestamente el lugar.

REGISTROS EN TRES MUNICIPIOS

Finalmente, la investigación derivó en el arresto de otros cinco integrantes de la trama, dedicados a labores de tipo logístico, y a la práctica, días atrás, de cuatro registros, en las localidades malagueñas de Marbella, Estepona y Benahavís.

Entre los efectos intervenidos, además de los 2.800 kilogramos de hachís, casi un centenar de garrafas de gasolina y una embarcación de cuatro motores, figuraban un kilo de marihuana, siete gramos de cocaína, tres coches --uno de ellos robado--, una motocicleta, varios teléfonos móviles, una pistola simulada, unos prismáticos y 1.000 euros en efectivo.
www.elnoticierodigital.com
publicidad
Más leídas
publicidad
Secciones
publicidad
Desarollo WEB • BM web factory