Málaga

Salud distingue a 14 personas por su especial intervención en casos de emergencias

16/10/2020
La Empresa Pública de Emergencias Sanitarias, perteneciente a la Consejería de Salud y Familias, ha distinguido a 14 personas que alertaron al 061 y actuaron de forma rápida y eficaz ante una parada cardiaca o ante otras situaciones críticas con riesgo para la vida, contribuyendo de forma esencial a salvar la vida de pacientes en Málaga.

El 061 otorga estos reconocimientos en el Día Europeo de la Concienciación ante la Parada Cardiaca, que se celebra todos los años, desde 2013, los 16 de octubre.

El delegado de Territorial de Salud y Familias de la Junta de Andalucía en Málaga, Carlos Bautista ha estado acompañado en este acto de reconocimiento a primeros intervinientes en situaciones de emergencias por la directora del servicio provincial del 061 en Málaga, Belén Lozano, y por representantes de la Asociación de Ex Pacientes de la Unidad de Medicina Intensiva (Expaumi), del Plan Nacional de RCP, del Colegio de Médicos de Málaga y su Escuela de RCP y de la Universidad de Málaga.

Los distinguidos han sido tres docentes del IES Sierra Bermeja, que gracias a su formación en reanimación cardiaca salvaron la vida de un conserje; a un trabajador del metro de Málaga, que con su intervención ayudó a un usuario de 60 años que había sufrido un infarto durante un trayecto en este medio de transporte y a un empleado de la empresa Famadesa que practicó la reanimación cardiopulmonar a un compañero de 40 años hasta la llegada del 061.

La intervención de todos ellos permitió que estas personas superasen la situación con una buena calidad de vida, según ha resaltado la Junta de Andalucía.

Salud también ha reconocido a nueve policías locales de Málaga capital que han intervenido a lo largo de este año en la atención a dos personas en situación de parada cardiaca, a un lactante al que aplicaron la maniobra de Heimlich y a un motorista que sufrió la amputación de una pierna.

JORNADAS MASIVAS DE FORMACIÓN
Durante el acto de reconocimiento, celebrado en la sede de EPES, se ha agradecido la colaboración que todos los años realizan las delegaciones de Educación, Deporte, Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación en Málaga, los centros hospitalarios y las áreas sanitarias de la provincia; la línea Iavante de la Fundación Progreso y Salud; el SAMU; el Consorcio Provincial de Bomberos de la Diputación de Málaga; Cruz Roja y la Panificadora Salvador, en la celebración de las jornadas masivas de formación que tienen lugar en el pabellón deportivo de la Universidad de Málaga.

Enmarcadas dentro de las campañas puestas en marcha por el Consejo Europeo de Resucitación (ERC), promotor del día europeo de la parada cardiaca, estas jornadas de formación que se retomarán en 2021, han permitido formar en Málaga a más de 8.000 personas, entre primeros intervinientes en las situaciones de emergencias y alumnos y profesionales de la comunidad educativa, dentro de estas jornadas.

Las recomendaciones internacionales indican que una de las estrategias para disminuir la mortalidad de los pacientes que han sufrido una parada cardiorrespiratoria es enseñar a la población en general las medidas básicas que deben aplicar a estos pacientes mientras llegan los equipos sanitarios, y que han demostrado que aumentan la supervivencia en estos casos.

Durante las sesiones formativas, los asistentes pondrán en práctica los consejos y recomendaciones de los profesionales sanitarios para realizar la reanimación cardiopulmonar sobre maniquíes o pacientes simulados, al tiempo que aprenderán la secuencia de actuaciones que determinan un aumento de la supervivencia tras sufrir una Parada Cardiorrespiratoria (PCR), lo que se ha llamado la 'Cadena de Supervivencia'.

También han aludido a la cadena de supervivencia, que consta de cuatro eslabones bien diferenciados y todos a su vez imprescindibles. En primer lugar, hay que alertar con rapidez al servicio de emergencias sanitarias llamando al número 061, para posteriormente comenzar con las maniobras de RCP de forma eficaz y hasta que llegue el equipo sanitario. En tercer lugar, se efectuará la desfibrilación precoz, que se refiere al tratamiento eléctrico de la arritmia que ha producido la parada. Por último, el equipo de emergencias sanitarias realizará la asistencia y traslado al hospital correspondiente.

EPES participa con la iniciativa Málaga Cardioaprotegida del Ayuntamiento de Málaga, donde a través de la web desfibriladores.malaga.eu se pueden conocer donde están situados dentro de la ciudad para su uso en caso de necesidad

Bajo el lema 'Tus dos manos pueden salvar vidas', el Consejo Europeo de Resucitación está promoviendo este año la etiqueta en redes sociales #Unacanciónsalvavidas, a la que desde Málaga se han sumado con el rap de la RCP, un vídeo dirigido a los más jóvenes y que expone qué hacer ante una situación de sospecha de parada cardiorrespiratoria.

RCP TELEFÓNICA
Por otro lado, EPES ha presentado un vídeo bajo el lema 'También los niños salvan vidas', dirigido a colegios de Educación Primaria, donde hijos de profesionales del 061 de entre cinco y diez años, muestran cómo realizar las técnicas de reanimación cardiopulmonar y llamar al servicio de emergencias sanitarias, poniendo de manifiesto la importancia y lo decisivo de esta primera actuación en una situación de emergencia vital para salvar vidas.

Este video está disponible en el canal de YouTube de EPES, emergencias sanitarias Andalucía y representa los pasos a seguir ante una parada cardiaca. Ante la petición de ayuda al 061, desde el centro coordinador se anima y se explica a los alertantes cómo realizar estas maniobras básicas mientras que llegan los equipos de emergencias al lugar del suceso. Está demostrado que intentar aplicar estas técnicas a pesar de no tener conocimientos previos en primeros auxilios, ayuda a muchos pacientes llegando a aumentar las posibilidades de supervivencia en más del 50 por ciento de los afectados.

Estos eventos, han indicado, suceden en la calle, en el trabajo o mientras se hace ejercicio o una actividad extenuante, aunque ocurren en su mayoría en el hogar. En la actualidad, menos de uno de cada diez personas sobreviven. Las investigaciones realizadas muestran que la aplicación de las técnicas de reanimación cardiopulmonar por una persona que presencia la parada cardiaca aumenta la supervivencia entre dos y tres personas de cada diez, aunque sólo uno de cada cinco pacientes llega a recibir esta ayuda.

En Andalucía, gracias al protocolo de atención telefónica ante una situación de sospecha de parada cardíaca, los testigos presenciales inician las maniobras básicas de reanimación cardiopulmonar mientras acuden los equipos de emergencias al lugar, siguiendo las instrucciones que se les facilitan desde la sala de coordinación de forma ininterrumpida hasta la llegada de los sanitarios. La RCP telefónica ayuda a personas que no tienen formación previa a ponerla en práctica en situaciones difíciles.

La parada cardiorrespiratoria es la interrupción brusca, generalmente inesperada y potencialmente reversible de la respiración y de la circulación espontáneas. Una recuperación del paciente sin secuelas neurológicas exige que los tiempos de actuación sean lo más precoces posibles. En este punto, la colaboración ciudadana, el aviso y el inicio inmediatos de maniobras de reanimación son imprescindibles para conseguir un buen resultado final.

Esta técnica consiste en el mantenimiento de la vía aérea abierta, de la respiración y de la circulación de la sangre, sin equipo específico, sólo utilizando las manos y sin aplicar respiración boca en esta situación de COVID, utilizando siempre mascarillas y evitando así el contacto directo con la víctima.
www.elnoticierodigital.com
publicidad
Más leídas
publicidad
Secciones
publicidad
Desarollo WEB • BM web factory