Málaga

Maldonado vota en contra de que Cassá asuma tareas en la Diputación y pone su cargo a disposición de Salado

24/06/2020
La Diputación de Málaga ha celebrado este miércoles un pleno extraordinario y urgente, convocado a última hora de este martes, para modificar la estructura organizativa de la institución, después de formalizarse el pase de Juan Cassá al grupo de no adscritos hace una semana, en otra sesión extraordinaria, y de que se anunciara que continuará como portavoz del gobierno de PP y Ciudadanos y será, además, responsable del Área de Relaciones Institucionales.

El vicepresidente primero de la Diputación y portavoz de Cs en la institución, Juan Carlos Maldonado, ha votado en contra de todos los puntos del orden del día, tanto de la urgencia de la sesión extraordinaria, porque "no es algo urgente"; como de la modificación de la estructura organizativa. Además, ha puesto su cargo a disposición del presidente, Francisco Salado.

"Es un auténtico escándalo el pleno convocado por las formas y el fondo", ha dicho Maldonado, quien ha añadido que Cs "ha demostrado donde forma gobierno que es un socio leal y así lo ha sido hasta ahora con el PP en la Diputación, al igual que en el Ayuntamiento de Málaga".

Por ello, ha continuado, no ve "ninguna razón ni explicación para que permitamos que Cassá, que no tengo nada personal contra él pero se le pidió su acta porque así lo firmó en la carta ética de Cs; por acción u omisión forme parte de ningún gobierno y menos donde Cs está también gobernando", ha sostenido Maldonado, quien ha incidido en que forma parte de un partido político "que no apoya esta decisión del PP y del presidente --Francisco Salado--".

En este sentido, ha criticado la "deslealtad del PP" porque el voto de Juan Cassá "no es necesario para la estabilidad" en la Diputación y ha advertido de que Ciudadanos "no vincula administraciones", en relación con que la situación del diputado no adscrito afecte al Ayuntamiento de la capital, donde sin su voto el PP y Cs están en minoría.

"Probablemente el PP tenga temor por la situación del Ayuntamiento de Málaga, lo entiendo y lo comparto, pero el temor no nos tiene que llevar a perder la dignidad. Cs, repito, no vincula administraciones pero sí vincula una forma de entender la política y nuestros compañeros del Ayuntamiento de Málaga de esa manera lo entienden, y también nuestra dirección nacional", ha explicado Maldonado.

Así, ha subrayado que hoy ha recuperado "el orgullo de formar parte de Ciudadanos": "Entré para regenerar las administraciones y hoy es un ejemplo de lo que no debe ser la política; no podemos entrar en el chantaje de nadie, las administraciones no deben estar al servicio de partidos ni de intereses personales, tienen que tener otra altura de miras; somos instrumentos para cambiar la realidad". En este punto, ha incidido en que hay muchos malagueños "que lo están pasando muy mal" por la crisis derivada del COVID-19, al igual que muchas empresas, que "esperan que se agilicen los expedientes para que lleguen las ayudas".

En este punto, ha insistido en que es un pleno de "escándalo" y que se ponga una administración "al servicio de un señor que mira por sus intereses personales y el futuro político propio. Ciudadanos es un socio leal con Málaga y los malagueños".

Por ello, ha indicado que Cs tendrá que aclarar la situación con el PP "pero no estoy en política para ser vicepresidente". "Mi objetivo no es un cargo sino contribuir a la regeneración democrática de las instituciones y lo que se vota hoy va en detrimento de mi visión personal y pongo mi cargo a disposición del presidente", ha sostenido.

El presidente de la Diputación, Francisco Salado, ha tomado la palabra por alusiones y ha respaldado el trabajo de Maldonado y el acuerdo con Ciudadanos, aunque ha entendido la postura de la formación naranja respecto a las responsabilidad de Cassá, aprobadas con el voto a favor del PP y del propio diputado provincial no adscrito.

"Puedo entenderlo; es una persona que se ha ido de su grupo y no entrega el acta", ha dicho, al tiempo que ha incidido en que Juan Cassá "es un actor de la política malagueña y un actor protagonista que decide en la Diputación y en el Ayuntamiento y nuestra obligación es dar la máxima estabilidad a las instituciones por el bien de los malagueños".

Salado ha agregado que Cassá tendrá "los mismos emolumentos" que hasta ahora, entorno a 73.000 euros anuales: "Fue un diputado que apoyó a este presidente --tras las elecciones municipales-- y firmó el acuerdo de gobierno de Cs y PP y lo ha ratificado; ese pacto está vigente y se va a cumplir en esta legislatura".

Además, ha destacado el trabajo de Juan Carlos Maldonado al frente de las áreas que dirige y de la Vicepresidencia primera: "Ciudadanos y el PP van a seguir trabajando como una piña y entiendo su voto. Tenemos la total confianza en el grupo de Cs, estamos muy satisfechos con el trabajo de Maldonado y su equipo".

CASSÁ NO TENDRÁ TAREAS EJECUTIVAS
En este sentido, fuentes de la institución han asegurado a Europa Press que Juan Cassá no tendrá tareas ejecutivas en el Gobierno provincial ni formará parte de la junta de gobierno sino que sus tareas serán "representativas", entendiendo que se cumplen las condiciones de Ciudadanos.

Durante la sesión, los portavoces del PSOE, José Bernal, y de Adelante Malaga, Teresa Sánchez, han sido muy críticos con el PP y la forma en que ha convocado este pleno, que no han considerado urgente.

"El pleno ordinario iba a ser hoy, se cambió al 1 de julio y se convoca hoy uno extraordinario pasadas las diez de la noche de ayer para este asunto, que no es urgente", ha dicho el socialista, quien ha agregado que lo aprobado este miércoles en el pleno respecto a Juan Cassá, y tras las declaraciones de Maldonado, no dan estabilidad a la institución "sino todo lo contrario y es muy triste porque lo sufrirán los malagueños".

Ha aludido a las declaraciones de Maldonado y ha considerado que este es el pleno "de la indecencia, no por el fondo sino también y mucho por la forma" que se realiza "para asignar un sueldo a una persona mientras el resto de malagueños lo están pasando atrozmente mal con una pandemia que es en lo único que están preocupados".

"Ahora estoy plenamente seguro de que esta inestabilidad se va a extender tres años y no solo se quedará en la Diputación sino que el Ayuntamiento va a sufrir el acuerdo que se aprueba", ha sostenido, y ha considerado insólito que la estructura de gobierno de la institución provincial "no tiene el voto unánime de todos los que gobiernan la Diputación".

Sánchez, por su parte, ha indicado que decisiones de este tipo "desacreditan las instituciones" y hacen que la ciudadanía se aleje más de la política: "El PP para mantener el gobierno de una institución, con el dinero de todos, lo que hace es beneficiar a una persona en concreto para poder seguir manteniendo el poder a toda costa. Desde luego Cassá saca una buena tajada gracias al PP y al PP le salen las cuentas para el Ayuntamiento de Málaga, que es el trasfondo de este asunto".

La portavoz de Adelante ha insistido en que es "una barbaridad" que con una institución "se pretenda suplir otra; esa es la urgencia de este pleno, que el señor Cassá pueda cobrar su nómina, no que los ayuntamientos puedan ingresar el Plan de Asistencia y Cooperación, no que tengan acceso a los fondos incondicionados sino que Cassá tenga su sueldo y ustedes asegurado el Ayuntamiento de Málaga porque en esta Diputación solo con Maldonado ya tienen mayoría absoluta".

"Este pleno es un escándalo y quedará en la historia de la Diputación como uno de los plenos más lamentables", ha recalcado la diputada provincial de Adelante, quien ha preguntado a Maldonado que sea más claro al decir que pone su cargo a disposición de Salado. A su juicio, se beneficia a Cassá, "una persona que puede ser considerada tránsfuga".
www.elnoticierodigital.com
publicidad
publicidad
Más leídas
publicidad
Secciones
publicidad
Desarollo WEB • BM web factory