Málaga

El proyecto en la zona de Repsol prevé el inicio de obras en 2021 y contempla un parque vallado de 65.000 metros

08/01/2020
El alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, ha presentado este miércoles el proyecto para la zona de los antiguos terrenos de Repsol, cuya superficie total es de 177.548 metros cuadrados, de los que 128.459 metros cuadrados están destinados a un nuevo gran parque y al proyecto de urbanización del sector, contemplando un parque vallado de 65.000 metros cuadrados. Las obras, tras culminarse el proceso administrativo, podrían comenzar en 2021.

De la Torre, que lo ha calificado como "proyecto de ciudad", ha recordado que se ubicará entre los distritos Carretera de Cádiz y Cruz del Humilladero. Entre otros, ha destacado que la gran zona verde sumará 128.459 metros cuadrados, de los que 65.000 será un parque vallado perimentralmente con colinas, lago, zona para animales, juegos infantiles, un lago y un anfiteatro, entre otros. Se contempla también en la zona un aparcamiento subterráneo de cuatro sótanos.

El alcalde, junto con el concejal de Ordenación del Territorio, Raúl Jiménez, y Alejandro Pérez, del estudio HCP, ha informado de las actuaciones, precisando que las obras de urbanización cuentan con un plazo de ejecución de 12 meses y una inversión de 10,1 millones de euros; las obras del aparcamiento subterráneo-- de 672 plazas-- con un plazo de 18 meses y un presupuesto de 11,23 millones de euros y las del Parque de Repsol un presupuesto de 8,3 millones de euros y un plazo de ejecución de 24 meses.

Así, ha valorado que el espacio se convertirá "en una nuevo zona verde de la ciudad y lugar, asimismo, de esparcimiento y disfrute de los ciudadanos".

El proyecto de urbanización de la parcela, en el que también participa Sareb, como copropietaria del terreno, a través de Árqura Homes --promotora que constituyó el año pasado para desarrollar proyectos inmobiliarios residenciales--, contempla la creación del gran parque, la urbanización complementaria de los viales circundantes, así como de la construcción de un aparcamiento subterráneo de cuatro plantas dotado de 672 plazas.

En cuanto a plazos, De la Torre, ha incidido en que estas actuaciones se licitarán una vez que sean aprobados por la junta de gobierno local y cuenten con la preceptiva autorización de la Junta. Según De la Torre, el proceso administrativo consumirá "un cierto tiempo", que se prevé hacer en 2020; "y a lo largo de 2021 y 2022 la ejecución de la obra". "Cuanto más podamos adelantar, mejor".

Así, ha precisado que "corresponde ahora, una vez que tengamos los informes sectoriales internos el que se haga la aprobación inicial del proyecto de urbanización, cuando se pueda hacer, evidentemente, y a partir de ahí entraría en juego tener el estudio ambiental correspondiente y simultáneamente se haría la propuesta de remediación de la zona norte, que es donde queda que resolver aún algunos temas de lo que hay en el subsuelo, y el resto está con posibilidad de actuar de inmediato".

VEGETACIÓN, PROTAGONISTA
El proyecto de urbanización se ha desarrollado bajo el concepto de un gran parque urbano sobre una superficie total de 128.459 metros, incluida la urbanización, donde la vegetación será la protagonista del entorno.

"Queremos crear un paisaje muy atractivo", ha afirmado el alcalde, quien ha explicado que está previsto que la superficie esté ocupada por numerosas especies arbóreas y arbustivas, así como con una zona de árboles frutales y un jardín floral. Además de la zona vegetal, también se plantean diferentes zonas y estancias destinadas al esparcimiento, descanso, ocio y deporte.

Entre otros habrá un área vegetal, donde se proyecta el parque con una imagen lo más natural posible, dejando el máximo de terreno de manera natural, utilizando el aporte de tierra para crear las colinas. La vegetación se configura desde un anillo perimetral con carácter de bosque, donde la mayor parte de los árboles y especies elegidas serán las que se utilizan en la reforestación de montes y grandes áreas.

En concreto, esta prevista la instalación de un total de 750 árboles, unos 5.562 metros cuadrados de arbustos con una variedad de 60 especies y una superficie de césped tapizante de 7.718 metros cuadrados. "Serán una gran variedad de especies, autóctonas y con necesidad de poca capacidad de riego", ha dicho Pérez.

"Para la obtención del agua de riego hacemos uso del agua que se extrae en la actualidad de las pantallas de metro, del nivel freático, y que hemos ejecutado una tubería de conexión de las estaciones de Barbarela y Princesa desde la cual, a través de depósitos ubicados dentro del parque, conseguimos que sin necesidad de pozos ni utilización de agua pública, el riego del parque quede garantizado".

LAGO
El espacio dispondrá también de colinas, con pendientes suaves para ser fácilmente transitables, que se dividirá en tres áreas que se articularán en torno a un lago que estará en el corazón del parque, con una lámina de agua de 3.500 metros cuadrados y por el que cruzarán dos puentes de madera.

También contará con una zona para animales, con dos parques caninos independientes, uno para perros grandes y otro para pequeños; y con zonas de juego infantiles, una para niños mayores y otra para los más pequeños situadas en lados opuestos del parque.

La zona de los niños mayores estará dotada de una superficie de cama elástica, redes trepadoras y una estructura de superficie convexa. Por su parte, la de niños pequeños está compuesta por dos colinas de modo que en una de ellas, la más alta, se plantea un conjunto de tres toboganes, y en la otra colina, unos tubos de hormigón que funcionarán como pasadizos interiores.

Asimismo, habrá una zona deportiva, prevista en la zona más boscosa y dotado de elementos de madera para la práctica de la calistenia. Además, los caminos del parque están diseñados para poder correr, así como otras prácticas deportivas. También plazas y zona de restauración.

Otra de los espacios que se proyecta es un anfiteatro al aire libre con aforo para 750 personas, buscando ese criterio orgánico y de poca intervención del conjunto del parque. Así, se constituirá de "adoquines ecológicos a modo de graderío, que permite crecimiento de vegetación y drenaje natural del agua de lluvia".

Por otro lado, han detallado que el parque contará con un total de 12 accesos para que sea de lo más permeable posible y, por motivos de seguridad y gestión de espacio, estará vallado perimetralmente. La circulación en el interior del parque se plantea con recorridos fluidos, que se diversifican y conectan para permitir una mayor movilidad dentro.

ORDENACIÓN
La ordenación urbanística en vigor contempla que en el sector 'Repsol', cuya superficie total es de 177.548 metros cuadrados, en los que se distinguen cuatro elementos: la pastilla norte destinada a zonas verdes, equipamiento público, pistas deportivas y parques infantiles; y el bulevar Adolfo Suárez que conectará la A7 con la estación Málaga-María Zambrano.

También está la pastilla de más de 134.000 metros de techo para uso residencial --protegido y libre-- y/o oficinas y uso comercial, lo que podrá convertir a este ámbito en un nuevo espacio de oportunidad empresarial con la implantación de oficinas dentro de la ciudad ya consolidada y permitirá igualmente continuar materializando la apuesta municipal para la ampliación del parque de viviendas protegidas en esta zona y las zonas verdes y urbanización del sector que suman 128.459 metros cuadrados.

En cuanto al uso de oficinas y hotel, De la Torre ha incidido en que "queremos que tenga un carácter más al servicio del interés general de la ciudad y no solo de la propiedad", aludiendo a que "oficinas y hotel sería muy interesante en esta zona".

"Sareb está cada día más mentalizado a que sea oficinas pero no sé si se ha producido la mentalización global, total, para que pueda ser así; somos mayoritarios pero es lógico que lo hagamos de manera conjunta", ha concluido.
www.elnoticierodigital.com
publicidad
publicidad
Más leídas
publicidad
Secciones
publicidad
Desarollo WEB • BM web factory