Málaga

El novio de Dana reitera ser "inocente" y su defensa pide su libertad y una investigación "seria"

12/11/2019
El novio de Dana Leonte, investigado por la muerte de la mujer desaparecida en junio pasado en Arenas (Málaga), ha reiterado que es "inocente" y su defensa ha pedido su puesta en libertad porque, dice, no hay base en los supuestos indicios que le llevaron a prisión el pasado mes de septiembre y ha pedido una investigación "más seria". Por contra, la Fiscalía y la representación de la familia de la joven entienden que se debe confirmar la prisión provisional.

Así lo han puesto de manifiesto este martes todas las partes en una vista celebrada en la Sección Primera de la Audiencia de Málaga sobre el recurso de apelación para decidir acerca de la situación del investigado, el cual ha podido seguir por videoconferencia todos los argumentos tanto de su defensa como de las acusaciones y que antes de finalizar la comparecencia, cuando se le ha dicho si quería añadir algo, ha insistido en su inocencia.

El novio de Dana Leonte ingresó en prisión provisional el 28 de septiembre, investigado por un presunto delito de homicidio, después de que fuera detenido en relación con la desaparición de su pareja y de que se encontrara un fémur de la mujer en un campo a unos kilómetros de la vivienda familiar. Posteriormente, el Juzgado de Instrucción número 4 de la localidad malagueña de Vélez-Málaga, confirmó su situación.

La instrucción del caso continúa este miércoles cuando está prevista en los juzgados de Vélez-Málaga las declaraciones como testigos de varias personas, entre ellas la que se encargaba de cuidar a la bebé de la pareja de un año, la camarera del bar que regentaba Dana, una expareja del investigado y un empleado de una gasolinera cercana que supuestamente la vio la noche de la desaparición.

En la vista de este martes, el abogado del investigado, Juanjo Moreno, ha reiterado en varias ocasiones que "no hay sangre de la mujer en ninguna parte de la vivienda", tan solo en una toalla "y el ADN es de mi cliente". "La prueba indiciaria para que pueda constituir una prueba debe estar demostrada y en este caso no lo está", ha incidido.

"Cómo se puede mantener que es el escenario de un crimen cuando no hay sangre en toda la vivienda", ha insistido el letrado, quien ha asegurado que es "el propio departamento de Biología de la Guardia Civil el que dice que no hay sangre" ni en el edredón con el que, según la investigación, envolvió a la joven tras golpearla, ni en las escaleras ni en la ropa de trabajo de su cliente ni en el vehículo.

Asimismo, ha concretado que el palo en el que supuestamente se encontró un pelo incrustado, tiene restos biológicos tanto de él como de ella. Respecto al hallazgo de un fémur de la mujer y la geolocalización de teléfonos, ha señalado que no se sabe dónde se encuentra ese hueso y que no hay en la causa informe sobre la posición de los móviles ni se ha realizado una triangulación de los mismos.

Por esto, ha concluido que el auto por el que se decretó la prisión provisional apunta a una serie de indicios "que no tienen solidez, no tienen base porque se centran en la sangre cuando no hay", de forma que el resto de indicios "caen por sí mismos", reclamando "una investigación más seria y eficaz que hasta el momento no se ha producido". "No basta con decir las cosas, hay que demostrarlas", ha dicho.

INDICIOS BASTANTES
Por su parte, la Fiscalía ha mantenido que se debe confirmar la prisión provisional, al considerar que en este momento del procedimiento lo que aparece en el atestado y las investigaciones posteriores "dan esos motivos bastantes para mantenerla", apuntando que la defensa omite los indicios que no le son favorables a su cliente.

En este punto, se ha referido a los informes sobre que los teléfonos de ambos están en la zona de cobertura de Arenas, cuando el investigado dijo que estaba en Vélez-Málaga; así como la "sospecha clara" de que quien escribió los mensajes la noche de la desaparición desde el teléfono de la mujer fue su pareja y las denuncias de otras parejas que lo califican como una persona "violenta, fría, con inclinación a la violencia de género y a mentir".

El abogado que representa a la familia de Dana, Marcos García Montes, ha indicado en la vista que "hay más que indicios para que un tribunal del jurado le condenara, pero en estos momentos hay indicios suficientes para mantener la prisión provisional", aludiendo a los 21 argumentos que habría puesto de manifiesto la investigación del caso de manera indiciaria, "19 de los cuales no han sido cuestionados".

Ha asegurado que desde que empezó la instrucción no se ha propuesto por parte de la defensa diligencias de investigación nuevas, por lo que se mantienen los indicios iniciales por los que se decretó la prisión; y ha señalado que la hipótesis de la desaparición voluntaria "únicamente la ha dicho el investigado", apuntando que fue este "la última persona que estuvo con Dana".
www.elnoticierodigital.com
publicidad
publicidad
Más leídas
publicidad
Secciones
publicidad
Desarollo WEB • BM web factory