Málaga

La Policía Local detiene a cuatro personas en Halloween e identifica a más de 200, la mayoría jóvenes

04/11/2019
La Policía Local de Málaga ha realizado balance de la noche de Halloween en la ciudad, con un trabajo que se inició días antes de esta celebración con la investigación de varias quedadas de jóvenes en las redes sociales para causar daños y realizar actos delictivos. Así, los agentes detuvieron a cuatro personas y realizaron más de 200 identificaciones, la mayoría de jóvenes.

El dispositivo, desplegado por todo el municipio de Málaga, se potenció según las pesquisas policiales con las que los agentes contaban de días atrás y se realizó un "exhaustivo seguimiento" tanto por agentes uniformados como de paisano a diversos grupos en las zonas de Teatinos, centro, oeste y Churriana.

La primera detención se produjo en la tarde del jueves 31 de octubre en Churriana, cuando un joven, natural y vecino de Málaga y de 18 años, fue sorprendido con un trozo de hachís de unos 100 gramos y una balanza de precisión, de los que intentó deshacerse arrojándolos a un contenedor de escombros y huyendo al percatarse de la presencia de un equipo del Grupo Operativo de Apoyo (GOA) de la Policía Local.

Los agentes recuperaron e intervinieron la balanza y la sustancia estupefaciente, identificando a otros tres jóvenes que lo acompañaban, y denunciando a dos de ellos por posesión de estas sustancias, concretamente portaba cada uno de ellos una bolsita con marihuana. Además, al ser dos de los acompañantes menores de 16 años, se contactó con sus respectivos progenitores que se hicieron cargo de los mismos y a los que se les informó de los hechos.

El segundo caso tuvo lugar en el dispositivo desplegado en Teatinos, que estaba realizando un seguimiento, tanto por policías locales uniformados como de paisano, a un numeroso grupo de jóvenes, todos ellos vestidos de negro y con brazalete de color en el brazo, los cuales intentaban evitar en todo momento la presencia policial uniformada realizando continuos movimientos por las calles de la zona.

En un momento dado, los policías se percataron de la presencia de unas 80 personas en calle Esquilo, de las que unas 12, entre ellos uno que portaba una pistola en sus manos, rodearon con suma rapidez un coche estacionado y comenzaron a zarandearlo hasta conseguir volcarlo en mitad de la calzada, produciéndole daños en todo el lateral derecho. Tras esto, huyeron corriendo, logrando interceptar los agentes al que portaba el arma corta, que intervinieron al comprobar que era una pistola de aire comprimido de tipo airsoft montada y preparada para disparar.

Además del arma, los agentes le intervinieron un pasamontañas, unos guantes y un recipiente de plástico lleno de munición, han precisado desde la Policía Local en un comunicado.

Tras contactar con el propietario del turismo, que se hizo cargo del mismo, los policías locales procedieron a la detención del joven, un menor de 15 años, como presunto autor de un delito de daños, siendo informado su padre de los hechos. A todo ello se suma que de la investigación policial se pudieron conocer las identidades de otros jóvenes implicados en el hecho y que el vuelco de un coche era uno de los actos vandálicos planeados por el grupo.

Por otro lado, una unidad del Grupo de Investigación y Protección (GIP), tras un seguimiento en el que participaron varias dotaciones del cuerpo policial, sorprendieron a dos chicas de 16 y 17 años, ambas naturales y vecinas de Málaga, prendiendo fuego a un contenedor de basura orgánica del Bulevar Louis Pasteur, a la altura de calle Taras Bulba, que quedó totalmente calcinado y terminó afectando la parte trasera de un coche estacionado.

Las menores fueron detenidas cuando se encontraban con otros dos jóvenes, que fueron identificados, uno de ellos en su propio domicilio debido a que se encontraba indocumentado. Ambas menores hicieron entrega del mechero que portaba cada una de ellas, oculto bajo el sujetador. Además, a una también se le intervino un pasamontañas.

Presuntamente, las menores también habían perpetrado con anterioridad actos vandálicos similares en calle Gregorio Prieto, donde otro contenedor de residuos orgánicos quedó igualmente calcinado y afectó a otro turismo.

Varios testigos de los hechos aportaron valiosa información a policías locales que se desplazaron hasta el lugar, llegando a precisar una de las personas que colaboraron activamente con los agentes que tras este primer incendio del que se tiene conocimiento, una de las menores se dirigió hacia la otra diciéndole textualmente: "Venga, que vamos a seguir liándola".

El siguiente hecho conocido en el que al parecer estaban implicadas ambas menores tuvo lugar en calle Frank Kafka, donde prendieron fuego a un contenedor de papeles, que quedó calcinado y afectó igualmente a un coche estacionado junto al mismo.

DIEZ ARMAS U OBJETOS PELIGROSOS INTERVENIDOS
Más de 200 identificaciones de personas, la mayoría de ellas jóvenes, siendo en gran parte acompañadas de registros corporales superficiales a tenor de los cuales los policías locales intervinieron tres pistolas simuladas, un arma de electrochoque o táser, dos machetes, uno de ellos de 46 centímetros, dos navajas, una de ellas tipo mariposa, un puñal y una defensa extensible.

Junto a todo ello, agentes locales intervinieron tres petardos de categoría F3 y 42 petardos de categoría F, además de cerca de 200 huevos, que fueron destruidos, y la incautación temporal de unos 141 pasamontañas.

Así, identificaron a un grupo de 14 jóvenes ataviados con disfraces que molestaban a viandantes y comerciantes de la zona centro, así como otro grupo de diez que usaban pasamontañas y lanzaban huevos a personas y vehículos. Un grupo más numeroso, de unas 40 personas, fue expulsado del recinto de la Alcazaba tras haber saltado al interior.

Igualmente se produjeron varias denuncias a jóvenes sorprendidos consumiendo o en posesión de sustancias estupefacientes o drogas, así como bebiendo o realizando sus necesidades fisiológicas en la vía pública.

Un joven, han agregado, fue denunciado por explotar un petardo en la vía pública y otros dos denunciados tras ser sorprendidos tirando basura a la vía pública. También se han producido varias actuaciones por conatos de reyerta que no tuvieron mayores consecuencias, si bien en una de ellas, que tuvo lugar en la avenida Navarro Ledesma se le incautó una navaja de mariposa a un menor de edad, avisándose a su madre, que se personó en el lugar y se hizo cargo del mismo.

Asimismo, se investigaron diversas fiestas de Halloween para comprobar que cumplían con la normativa al respecto, prestando especial atención a lo concerniente a la venta de alcohol y consumo de drogas por parte de menores.

El Grupo de Investigación de Accidentes y Atestados (GIAA) de la Policía Local de Málaga efectuó tres controles de alcoholemia a lo largo de la noche, a raíz de los cuales se controlaron un total de 201 vehículos, 12 de ellos patinetes, con el resultado de 16 alcoholemias positivas, dos de ellas penales, además de tres positivos en drogas, un conductor sorprendido conduciendo un ciclomotor sin carné, y un total de 20 vehículos inmovilizados.
www.elnoticierodigital.com
publicidad
publicidad
Más leídas
publicidad
Secciones
publicidad
Desarollo WEB • BM web factory