Málaga

Premiado un proyecto para bajar los reingresos y mejorar calidad de vida de pacientes con insuficiencia cardiaca

05/08/2019
Investigadores del Instituto de Investigación Biomédica de Málaga (Ibima), profesionales del Distrito Sanitario Málaga-Valle del Guadalhorce y de los Hospitales Virgen de la Victoria y Regional, y la Universidad de Málaga (UMA), han recibido dos premios en la II edición de los premios OAT Adherencia, en la categoría 'modalidad interdisciplinar' y en la de 'mejor proyecto de adherencia del año', por un proyecto relacionado con la adherencia al tratamiento en pacientes con insuficiencia cardiaca.

El proyecto de mejora de la atención sanitaria que ha obtenido ambos premios tiene por objetivo, entre otros, la disminución de los reingresos y la mejora de la calidad de vida de los pacientes con insuficiencia cardiaca complejos que reciben el alta hospitalaria, implementando estrategias de gestión de casos basadas en potenciar los cuidados transicionales.

El equipo de profesionales, entre los que se encuentran investigadores del grupo Ibima, 'Cronicidad y Dependencia, Cuidados y Servicios de Salud', que lidera el profesor titular en la Facultad de Ciencias de la Salud de la Universidad de Málaga, José Miguel Morales Asencio, está conformado por profesionales del Distrito Sanitario Málaga-Valle del Guadalhorce y los hospitales Universitarios Virgen de la Victoria y Regional de Málaga.

Estos han trabajado en este estudio con el objetivo de implementar medidas con las que verificar el cumplimiento de los tratamientos farmacológicos de acuerdo con las dosis prescritas durante el tiempo determinado por los profesionales sanitarios, han precisado desde la Junta de Andalucía en un comunicado.

La base de la intervención se apoya en la educación sanitaria terapéutica, la conciliación del tratamiento y la monitorización de biomedidas y calidad de vida, durante la hospitalización y posteriormente, de forma extendida, en su domicilio.

Las intervenciones se apoyan en un amplio grupo de profesiones entre los que se encuentran los médicos de familia y especialistas hospitalarios, las enfermeras de familia y las enfermeras gestoras de casos como coordinadoras en los cuidados transicionales.

Algunos instrumentos de coordinación utilizados son la llamada telefónica precoz con entrevista estructurada, las visitas domiciliarias tras el alta, la adecuación en el manejo del tratamiento farmacológico y el seguimiento de los profesionales de referencia.

La puesta en marcha de este proyecto durante 2018 ha logrado que nueve de cada diez de los pacientes que han participado en el estudio logre un manejo terapéutico óptimo. Además, se incrementó la calidad de vida en el 75 por ciento de los pacientes el pasado año, se logró una tasa de vacunación antigripal de un 90 por ciento y se contactó con casi la totalidad de los pacientes mediante llamada telefónica por parte de profesionales en 48 horas tras el alta hospitalaria.

Este tipo de acciones destinadas a un mejor cumplimiento favoreció mantener una frecuencia cardíaca en rango óptimo, y detectar de forma prematura las descompensaciones para reducir el número de reingresos. En este sentido, la tasa de reingresos se redujo casi a la mitad, es decir, un 7,8 por ciento frente al 13 por ciento de media española.

La enfermera de la Unidad de Gestión de Casos Magdalena Cuevas, investigadora que lideró la elaboración y la implantación de la vía clínica señaló que "la implementación de un programa de telegestión dirigida por enfermeras de práctica avanzada después del alta hospitalaria ha mostrado poder disminuir los costes, los reingresos asociados con la insuficiencia cardiaca y la mejora de la calidad de vida del paciente".

"Estos logros sólo son posibles gracias al trabajo de un equipo multidisciplinar cuya coordinación es propiciada por la gestión de casos sin el que no podrían obtenerse estos beneficios", ha subrayado.

En esta línea, ha incidido también en que se ha demostrado que la implantación de las vías clínicas "son una oportunidad de disminuir la variabilidad de la práctica clínica y de mejorar la atención al paciente con esta patología, con una intervención centrada en una educación terapéutica que favorece la adherencia al tratamiento por el que hemos conseguido este galardón".

Cuevas ha trasladado la satisfacción de todo el equipo por conseguir este tipo de premios "que ponen en valor el trabajo multidisciplinar desarrollado por un grupo de profesionales e investigadores que trabajan en centros distintos pero centrados en el paciente, y donde participan activamente profesionales de distintas ramas".

Por su parte, el director de la Unidad de Gestión de Casos del Distrito Sanitario Málaga-Guadalhorce, Juan Carlos Morilla, ha manifestado que el recibir un premio de carácter nacional les posiciona mejor, aporta una mayor visibilidad a la 'Gestión de Casos', "que supone un servicio clave para la atención sanitaria de pacientes complejos como algunos que padecen insuficiencia cardiaca y otras patologías".

El también enfermero e investigador de Ibima ha reiterado que "se está trabajando intensamente para implementar en Málaga vías clínicas que permitan reducir ingresos potenciando el seguimiento de los pacientes con la reducción de costes de hospitalización que supone para el sistema sanitario".

"Para nosotros es un orgullo que Málaga sea un referente en la implantación de vías clínicas de esta naturaleza, esperando que se extienda a otros puntos de Andalucía", ha concluido.
www.elnoticierodigital.com
publicidad
publicidad
Más leídas
publicidad
Secciones
publicidad
Desarollo WEB • BM web factory