o nosotros no podemos abstenernos", ha recalcado este miércoles el vicepresidente del Govern y coordinador nacional de los republicanos, Pere Aragonès, en una entrevista en Catalunya Ràdio" /> o nosotros no podemos abstenernos", ha recalcado este miércoles el vicepresidente del Govern y coordinador nacional de los republicanos, Pere Aragonès, en una entrevista en Catalunya Ràdio" /> o nosotros no podemos abstenernos", ha recalcado este miércoles el vicepresidente del Govern y coordinador nacional de los republicanos, Pere Aragonès, en una entrevista en Catalunya Ràdio" />
España

ERC pone precio a su abstención y reclama a Sánchez una mesa de negociación "entre iguales" sobre Cataluña

13/11/2019
Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) ha puesto precio a su abstención si el presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, pretende sacar adelante el gobierno de coalición que ha fraguado con Unidas Podemos tras las elecciones generales del domingo: "O hay una mesa de negociación política <sobre Cataluña> o nosotros no podemos abstenernos", ha recalcado este miércoles el vicepresidente del Govern y coordinador nacional de los republicanos, Pere Aragonès, en una entrevista en Catalunya Ràdio.

ERC ya dejó claro el martes, tras el inesperado anuncio de un pacto entre Sánchez y el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, que su posición actual es un ‘no’ en una posible investidura, lo que prácticamente abocaría al fracaso la candidatura del líder socialista: aunque el PSOE y Unidas Podemos logren convencer a los varios partidos minoritarios que se han dicho dispuestos a apoyar su acuerdo, desde el PNV hasta el Partido Regionalista Cántabro pasando por Más País, la abstención de ERC es necesaria para, al menos, alcanzar la mayoría simple en segunda votación.

"Si quieren una facilitación de la investidura por parte de ERC, sit and talk <sentarse y hablar, en inglés> y creemos las condiciones para el diálogo", ha insistido este miércoles Aragonès, que ha añadido que por el momento nadie se ha puesto en contacto con él para hablar sobre la investidura y sobre el papel de los 13 diputados de ERC en el Congreso.

Aragonès ha reprochado al PSOE que haya "abrazado el relato de Ciudadanos sobre lo que está pasando en Cataluña", y ha advertido de que "la posición de ERC no será la misma que en julio", cuando ofreció su abstención en el intento de investidura de Sánchez si PSOE y Unidas Podemos cerraban un acuerdo, dado que ya no existe "margen para la confianza".

​​Una negociación política "entre iguales"
El dirigente republicano ha asegurado que reclama una mesa de negociación con el Estado, y no en el seno de Cataluña, porque, a su juicio, existe un "conflicto político" entre Cataluña y el resto de España.

"Debe haber un compromiso de crear una mesa de negociación política entre iguales, instituciones catalanas y del Estado"

"Debe haber un compromiso de crear una mesa de negociación política entre iguales, instituciones catalanas y del Estado", ha afirmado Aragonès, que ha insistido: "Si no hay una mesa de diálogo y de negociación no podremos facilitar ningún Gobierno español".

"Viendo los antecedentes, que han reducido la confianza a cero, y la frivolidad con la que han actuado, debe haber una concreción clara sobre si quieren que ERC facilite alguna cosa", ha apostillado.

Además, el vicepresidente del Govern ha criticado que el repentino acuerdo para formar Gobierno entre PSOE y Unidas Podemos evidencia se ha "tomado el pelo" a los españoles y la "frivolidad" de ambas formaciones.

Bildu tampoco ve "la puerta abierta"
Una crítica similar ha deslizado el coordinador general de EH-Bildu, Arnaldo Otegui, quien se ha preguntado, en una rueda de prensa en San Sebastián, "cómo es posible que en un café y 24 horas se llegue a un acuerdo cuando ha habido unas segundas elecciones porque hace seis meses no se ponían de acuerdo" y ha advertido de que, por ahora, no ve "la puerta abierta" a facilitar el gobierno con ese pacto.

La abstención EH-Bildu, que en la próxima legislatura contará con cinco diputados y grupo propio, en principio no es imprescindible para sacar adelante la investidura de Pedro Sánchez, aunque la situación está tan ajustada -especialmente después de que el voto exterior haya arrebatado un escaño en Vizcaya al PNV en favor del PP- que, en función de qué grupos minoritarios acaben respaldando la propuesta de PSOE y Podemos, su concurso puede ser necesario.

En este sentido, Otegui se ha dicho a la espera de conocer si Pedro Sánchez y Pablo Iglesias impulsarán lo que ha llamado "agenda democratizadora", que, a su juicio, pasaría por reconocer el derecho de autodeterminación para Euskadi y Cataluña, liberar a los "presos políticos" y poner en marcha políticas sociales progresistas, o bien optan por "dar una capa de chapa y pintura al régimen del 78", en alusión al Estado de las autonomías.

Otegui ha recalcado que coordinarán su posición con los independentistas catalanes, al tiempo que criticaba que el texto del acuerdo hable de un problema de convivencia en Cataluña, lo que constituye, a su juicio, un diagnóstico erróneo: "Hay un problema político, como en Euskal Herria, que se resuelve a través el ejercicio democrático del derecho de autodeterminación". Y ha advertido de que la exhortación a evitar un nuevo avance de la derecha no va a influir en su decisión: "Ese truco ya no va a funcionar, lo de 'virgencita, virgencita, que me quede como estoy’ ya no va a funcionar".

Torra pide una mesa contra "el grave problema de fascismo" en España
La alusión, en el texto del preacuerdo alcanzado entre el PSOE y Unidas Podemos, a que el desafío soberanista catalán responde a un problema de convivencia entre quienes piden la independencia y quienes defienden la autonomía dentro de España ha soliviantado al independentismo, que insiste en que se trata de un conflicto político entre Cataluña y el resto de España.

El propio presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha puesto en solfa esa interpretación este miércoles durante la sesión de control del pleno del Parlament y ha replicado retando a Pedro Sánchez a que "abra una mesa de diálogo entre partidos españoles para afrontar el grave problema de fascismo que hay en España".

"En el Estado español bajan las izquierdas y sube el fascismo. ¡Y el problema de convivencia lo tenemos en Cataluña!"

Torra ha recordado que en las elecciones del domingo "hay un 42% de votos a favor de la independencia", que resultan en 23 escaños que la defenderán en Madrid y 30, si se cuenta a los comunes, a favor del referéndum. "En Cataluña han ganado los derechos y las libertades. En el Estado español bajan las izquierdas y sube el fascismo. ¡Y el problema de convivencia lo tenemos en Cataluña!", ha deslizado sobre ese preacuerdo para un gobierno de coalición entre el PSOE y Unidas Podemos.

Asimismo, Torra ha emplazado a los diputados de En Comú Podem, una de las confluencias de Unidos Podemos en el Congreso, a defender desde el Consejo de Ministros la libertad de los presos independentistas y el derecho a la autodeterminación, y a forzar un giro en la postura de Sánchez con respecto a Cataluña.
www.elnoticierodigital.com
publicidad
publicidad
Más leídas
publicidad
Secciones
publicidad
Desarollo WEB • BM web factory