España

VOX advierte que en Murcia "gobernará la izquierda" si Cs "persiste en su negativa" a pedir su apoyo

02/07/2019
El portavoz de VOX en la Asamblea Regional de Murcia, Juan José Liarte, ha advertido que la izquierda gobernará finalmente en la Comunidad de Murcia si Ciudadanos persiste en su negativa a pedir su apoyo y a "negociarlo en justicia". Mientras tanto, ha afirmado que su teléfono sigue "encendido" y su mano seguirá "tendida".

Durante su intervención en el debate de investidura, Liarte ha asegurado que VOX prestará su apoyo al partido o bloque de partidos que "se proponga formar gobierno, que nos lo pida y que se comprometa a cumplirlo". Ha reivindicado que VOX es "un partido de diálogo y moderación, un partido constitucionalista, de valores tradicionales con el que se puede hablar".

Sin embargo, ha señalado que VOX es también un partido de "firmes convicciones" que "no va a aceptar el maltrato, el 'ninguneo' ni la indignidad, ni para sí ni para sus votantes". Todo ello, a pesar de que mantenerse fiel a su "palabra" implique que, finalmente, "acabe gobernando la izquierda".

"Tengan claro, eso sí, si Ciudadanos persiste en su negativa a pedir nuestro apoyo y a negociarlo en justicia", según Liarte, quien ha comenzado su intervención reclamando la "unidad de España". Con todo, ha señalado que hoy les convoca un problema "no más importante pero sí más urgente: la necesidad de dotar a la Región de un gobierno".

Ha manifestado que, "afortunadamente" en la Asamblea Regional "no hay partidos que hayan declarado su voluntad de colocarse fuera del marco constitucional". Esos partidos, añade, son los únicos que "nuestros sistema político debería tratar de purgar como si la peste se tratase, pero aquí no los hay".

Liarte ha indicado que los "intereses partidistas chocan hoy abiertamente con los intereses y las aspiraciones de los ciudadanos de la Región". Así, ha criticado la "inflexibilidad y el negarse a hablar con VOX, que es un partido "absolutamente constitucional, sin perjuicio de que nos gusten más o menos sus planteamientos".

"El pretender que las representaciones que dimanen de un eventual acuerdo sean menos que proporcionales es una veleidad política inaceptable que aboca este debate al fracaso", ha advertido Liarte, quien cree que "quienes ya han decidido que no han de ceder absolutamente nada en esta intransigencia y en su negativa al diálogo, podrían y, a lo mejor, deberían revisar sus conceptos básicos acerca de democracia".

PREFERIRÍA UN GOBIERNO DE CENTRO-DERECHA
En este sentido, ha reconocido que VOX preferiría que la Región tuviera en los próximos cuatro años un gobierno de "centro derecha" frente a la "insultante derogación del Plan Hidrológico Nacional que nos impuso el ex presidente José Luis Rodríguez Zapatero; y al proyecto separatista que de forma implícita o explícita que está defendiendo el 'sanchismo'". Así, ha arremetido contra los "equivocados que creen que para ser más catalán o vascongado tienen que ser menos españoles".

"Preferimos un gobierno que se muestre favorable a implantar el tan debatido cheque escolar que también figura en nuestros programa; un gobierno dispuesto a implantar un adecuado sistema de evaluación de desempeño de los empleados públicos; que haya interorizado que una Justicia como la nuestra, lenta e ineficaz, difícilmente puede ser tenida por verdadera Justicia", ha aseverado.

Asimismo, se ha mostrado partidario a un gobierno que reconozca, como el acuerdo entre PP y Cs, que "estamos sufriendo planes ineficaces de empleo; que luche por la implantación de una tarjeta sanitaria única; que apueste por la continuidad del trasvase Tajo-Segura o por un Plan Hidrológico Nacional", ha finalizado.

En el terreno económico ha aplaudido las rebajas fiscales pero ha criticado que se condicionen al cumplimiento del objetivo de déficit; ha apostado por dar facilidades a los autónomos y pymes; extender la bonificación del impuesto de sucesiones también a los familiares con afinidad.

En materia de Justicia ha advertido que "queda mucho por hacer" y, entre otras cosas, ha reclamado la dignificación del turno de oficio y que el gobierno autonómico que surja finalmente del proceso de investidura se esfuerce para recibir un trato "igual" del Gobierno de la nación.

"VIOLENCIA CONTRA LA MUJER"
Ha asegurado que VOX defiende "la igualdad de todos los españoles ante la ley" y rechaza "cualquier discriminación por razón de sexo, raza, religión o cualquier otro motivo". Así, se ha mostrado en contra de "cualquier tipo de violencia", de forma que no concibe que la violencia contra una persona "pueda ser más digna de reprensión legal que contra otra".

A este respecto, ha señalado que VOX se declara "absolutamente en contra de la violencia contra la mujer" pero también "contra el hombre, contra el niño, contra el adulto, contra el anciano, contra el español y contra el extranjero". Así, denuncia un sistema que "de forma fraudulenta favorece en ocasiones el abuso y el oportunismo de quienes no combaten el maltrato, sino que lo que están haciendo es servirse de ello para recibir suculentas ayudas".

Critica que estas ayudas "se han quedado en el camino, en el bolsillo de las organizaciones que se están lucrando con ello" y que "no han servido para resolver el problema". En este sentido, ha pedido un "mayor apoyo a la familia y a las mujeres gestantes" o la implantación de la custodia compartida atendiendo prioritariamente "al interés del menor".

En materia educativa, ha remarcado que la función de un gobierno es "garantizar que los padres puedan educar a sus hijos en sus propios valores, pero no imponer cuáles han de ser estos valores". Así, ha señalado que no va a aceptar "cómo hemos de educar a nuestros hijos", y ha reivindicado la "libertad individual" en este sentido.

En materia de extranjería, ha defendido el "estricto cumplimiento de la ley". Ha reconocido que la Región "precisa mano de obra" y considera "imprescindible" promover la inmigración legal, pero cree que "debemos rechazar con toda firmeza la inmigración ilegal, y aquella que les coloca en una situación jurídica que les impide regularizarse durante 10 años en algunos casos".

"Porque se convierten en personas sin salida en la economía sumergida, en el delito o la prostitución a veces", según Liarte, quien cree que "la única salida que preserva la dignidad de estas personas es la repatriación".

En cuanto a los Centros de Internamiento de Extranjeros y de Menores Extranjeros no Acompañados (MENAS), ha reconocido que "por supuesto nadie puede estar en contra de que el Estado tutele a los MENAS".

Sin embargo, ha señalado "la experiencia ya nos ha demostrado los problemas de convivencia que se pueden crear si las cosas no se hacen bien con ellos, y si la gestión se deja en exclusiva en manos de las organizaciones que se reparten la sustanciosas subvenciones", y ha puesto como ejemplo lo sucedido en la pedanía de Santa Cruz.
www.elnoticierodigital.com
publicidad
publicidad
Más leídas
publicidad
Secciones
publicidad
Desarollo WEB • BM web factory