España

Alonso niega que haya "ánimo cismático" contra Casado en la Convención del PP vasco para tener "personalidad propia"

04/06/2019
El presidente del PP vasco, Alfonso Alonso, ha negado que haya "ánimo cismático" contra el líder nacional del partido, Pablo Casado, en la convocatoria para los días 13 y 14 de septiembre de una Convención del Partido Popular en Euskadi con el fin de tener "personalidad propia". Además, ha anunciado que mantendrán "discusiones" con Madrid si hay discrepancias, y cree "importante" que la dirección estatal respete a las organizaciones territoriales, "su manera de hacer política y su acento propio".

El dirigente popular se marca también como objetivo recuperar los municipios de la Comunidad Autónoma Vasca en los que, en la actualidad, no tiene representación, pero sí la tuvo en el pasado, pero fueron "expulsados" por ETA, al asesinar a sus concejales.

En una entrevista concedida a RNE, recogida por Europa Press, Alonso ha reiterado que la intención de la Convención es actualizar su propuesta, hacerla "más cercana y que haya una voz firme del constitucionalismo en el País Vasco, pero desde un compromiso profundamente foral con nuestra tierra".

En todo caso, ha apuntado que, al impulsar esa iniciativa, no ha habido "un ánimo cismático" de ir contra el presidente del PP nacional, Pablo Casado, aunque se hagan estas interpretaciones. "No estamos disputando el mando, no vamos a por lo de demás, sino a defender los nuestro y a marcar nuestro territorio", ha asegurado.

No obstante, ha reconocido que "es verdad que, a veces, se emiten discursos desde Madrid que resultan muy alejados cuando uno los ve desde Vitoria o desde Bilbao".

Alfonso Alonso, que ha incidido en que el PP vasco es "radicalmente de centro", ha considerado que el nuevo Partido Popular de Casado "ha sido percibido" como alejado de la centralidad. "Yo no he cambiado, sigo pensando y ofreciendo lo mismo, pero, sin duda, hemos sido percibidos como que nos hemos escorado", ha dicho.

Tras insistir en que él no pretende socavar el liderazgo de Pablo Casado, al que "le ha tocado lidiar una situación muy compleja", ha apuntado que los populares vascos van a ayudar a que "se pueda consolidar y que él, de verdad, entienda que tiene un magnífico partido detrás, que hay una organización que en cada sitio está muy implicada con la tierra".

"Para la dirección nacional, es muy importante que respete también cada una de las organizaciones territoriales, su manera de hacer política, su acento propio, su manera de entender la vida de la gente en cada sitio. En el País Vasco la gente tiene unas preocupaciones que son un poco específicas y creo que el PP siempre ha sido un partido que es capaz de amoldarse, adaptarse, de hacerse de la tierra, y de tener su acento propio", ha señalado. Por ello, cree que Casado tiene que "respetar a ese PP, sentirse orgulloso y hacer una dirección de liderazgo desde esa humildad".

CONVENCIÓN
Alfonso Alonso ha dicho que la decisión de celebrar una convención del PP vasco la adoptó el comité Ejecutivo territorial y le ha informado a la dirección nacional, porque tiene "personalidad propia" y no se dedica "solo a pedir permiso". "Yo lo veo de una manera absolutamente natural y entiendo que la dirección nacional también lo ve de una manera natural", ha remarcado.

Alonso ha explicado que "no es un mal ejemplo" de todo ello Borja Sémper y la campaña que ha realizado en San Sebastián. "Ha hecho un esfuerzo de acercamiento a la gente y ha despertado mucha simpatía", ha añadido, para recordar que ha mantenido los resultados "en situaciones muy adversas", algo de lo que se ha sentido "orgulloso".

Sobre el hecho de que Sémper haya "escondido" las siglas del PP en la contienda electoral, ha señalado que, tanto el presidente de los populares guipuzcoanos como él mismo pueden "esconder las siglas", pero las llevan "en la cara". "Es imposible que yo diga que no soy del PP, soy del PP y no voy a disfrazarme de nada. No se trata de disfrazarse, sino de ser como uno profundamente es, y defender aquello en lo que profundamente creemos", ha indicado.

JUGARSE LA VIDA
El líder del PP vasco ha destacado que ellos han "dado mucho por esta tierra", se han "jugado la vida" y han visto "caer a compañeros". "Ese compromiso por la libertad es un compromiso de convivencia en un lugar donde la gente no hablaba, se enfrentaba", ha manifestado.

Por ello, ha asegurado que "no se esconderán, hablarán con claridad" y, si tienen que tener una discusión con "lo que diga alguien de Madrid o en otro lado, la tendrán". "Si no mostramos esa sinceridad y ese compromiso con la gente, no nos apoyarán", ha aseverado.

Alfonso Alonso cree que no ha habido "ingratitud" de los vascos hacia su partido en las elecciones, sino que los malos resultados se deben a "muchas razones". "También es verdad que, durante décadas, se hizo sistemáticamente una limpieza ideológica pueblo a pueblo y calle a calle en el País Vasco. Cuando terminó la acción terrorista, nos dimos cuenta de que en la mayoría de los municipios del País Vasco habíamos desaparecido, habían expulsado a nuestra gente, a algunos les asesinaron", ha añadido.

En este sentido, ha recordado que en los lugares en los que asesinaron sus ediles ya no tienen representación. "En muchos municipios no teníamos absolutamente a nadie que pudiera tener la valentía de manifestar abiertamente que era del PP. Recuperar todo eso es muy complicado, muy complejo y va a requerir mucho esfuerzo por nuestra parte", ha indicado. En todo caso, ha asegurado que su intención es "volver a existir de lugares" de los que fueron "expulsados".

VOX
Además, ha asegurado que le preocupan "muchísimo" fenómenos como Vox y no por los votos, sino "el efecto que induce, que contamina". "Merece que hagamos una reflexión y que hagamos el máximo esfuerzo porque los ciudadanos nos perciban como una fuerza que está en la centralidad, que quiere acuerdos y que huye de posiciones radicales", ha apuntado.

Alfonso Alonso ha recordado que el partido de Santiago Abascal "no tiene una penetración en el País Vasco", y ha considerado que se trata de "una cosa extraña" porque éste fue "un tipo que pertenecía" al Partido Popular de Euskadi y que es del Valle de Ayala (Álava), "una tierra profundamente foral".

"Pues esta gente está con contra del Concierto Económico, de las autonomías y hace un discurso centralista que ignora por completo cuál es nuestra historia, nuestra tradición y nuestras instituciones propias. Eso no tiene mucho encaje aquí", ha apuntado.

En esta línea, ha explicado que "quizá en otros territorios puede condicionar la manera de hacer política", aunque "cada vez menos". "El PP tiene que sentirse un partido maduro que no tiene que dejarse en absoluto condicionar su discurso por lo que dice esta gente, ni sentirse atraído", ha añadido.

El líder de los populares vascos ha asegurado que el PP "tiene que tener su propia personalidad y no salirse de ahí". "Nosotros hemos gobernado mucho tiempo en España, hemos tratado de ofrecer un proyecto centrado y hemos intentado gobernar para todos", ha indicado.

Por ello, ha señalado que tienen un "compromiso con la España liberal, que se siente diversa, plural y que, por tanto, tiene derecho a su autonomía, y a que, dentro de su autonomía y su diversidad, pueda hacer un proyecto común, y eso es el PP".

Alonso ha asegurado que ni las esencias ni los valores de Vox "son nada parecidos" a los del Partido Popular. Aunque ha admitido que Casado no lo tiene fácil para contrarrestar a Vox y a Ciudadanos, ha apostado por que los populares mantengan su "personalidad propia y no dejarse llevar a derecha ni a izquierda". Tras apuntar que el partido de Abascal "no puede marcar la impronta ideológica" de los populares, cree que sí puede entenderse "espléndidamente bien en posiciones de centralidad con Cs".
www.elnoticierodigital.com
publicidad
publicidad
Más leídas
publicidad
Secciones
publicidad
Desarollo WEB • BM web factory