España

Calviño avisa de que las bajadas de impuestos requieren ajustes de gasto y mantendrá las tasas Tobin y Google

10/04/2019
La ministra de Economía y Empresa, Nadia Calviño, ha advertido este miércoles de que las "recetas mágicas" de bajadas masivas de impuestos, en referencia a las propuestas del PP, están "muy lejos" de la "ortodoxia y la responsabilidad" y requieren un ajuste similar del gasto, ya que de lo contrario, se elevaría el déficit, la deuda y afectaría la Estado de Bienestar. Al hilo de esta cuestión, ha confirmado que el Gobierno socialista seguirá adelante con las tasas 'Tobin' y 'Google' si continúa en la próxima legislatura.

"Es muy importante huir de recetas mágica, soluciones milagrosas que no resisten un mínimo examen de contraste con la realidad, como la idea de una bajada masiva de impuestos que supuestamente elevaría la recaudación y no hace falta nada más para garantizar el Estado de bienestar", ha afirmado Calviño durante su intervención en el Foro Cinco Días, en referencia a la propuesta de bajada de impuestos del PP.

Calviño ha criticado que este tipo de propuestas "milagrosas" están "muy lejos" de la "ortodoxia y la responsabilidad", y ha subrayado que en el terreno de las cuentas públicas es preciso actuar con "prudencia", ya que si se aprueban bajadas de impuestos, aumentaría el déficit y la deuda si no se acompañan de un ajuste de gasto "en la misma medida".

En este sentido, ha defendido que todas las propuestas de gasto derivadas de las medidas aprobadas por el Gobierno cuentan con ingresos adicionales superiores, tal y como "ha confirmado la AIReF". En concreto, ha cifrado en 3.300 millones el aumento de los recursos procedente de las medidas aprobadas en diciembre, entre las que se incluye el aumento de las bases mínimas de cotización, por encima de los gastos derivados de las medidas aprobadas en los llamados "viernes sociales", que ha cifrado en 1.100 millones de euros. Ha recordado que la AIReF cifró el balance neto positivo en 1.400 millones de euros.

Además, ha destacado que España redujo su déficit público del 3,1% del PIB al 2,6% del PIB el año pasado, la menor cifra de la última década, lo que le permitirá salir del brazo correctivo del Pacto de Estabilidad de la UE tras una década y proseguir con la reducción hasta el 2% del PIB este año, al tiempo que "todo apunta" a que Eurostat confirmará que redujo la ratio de deuda sobre PIB en un punto el ejercicio pasado.

La ministra ha recalcado que todos los organismos pronostican que la economía mantendrá un "buen ritmo de crecimiento", "muy por encima" de los principales socios económicos, y que la "prudente" previsión del Gobierno apunta a un alza del PIB del 2,2%, en la horquilla inferior del consenso internacional, que se sitúa entre el 2,1% y el 2,4%.

Según Calviño, los indicadores de los primeros meses de 2019 reflejan que se mantiene el "dinamismo de la demanda interna", en la fase "expansiva" del ciclo, que está a punto de terminar tras 20 años, si bien ha citado entre los riesgos, el enfriamiento económico de la UE, la incertidumbre del Brexit, las tensiones comerciales entre Estados Unidos y China y la ralentización económica mundial.

EL ANÁLISIS DEL FMI NO REFLEJA LA REALIDAD CON EXACTITUD
Este último punto será uno de los aspecto que abordará esta semana la ministra en su viaje a Washington para las reuniones de primavera del FMI y del Banco Mundial.

Precisamente el FMI rebajó ayer al 2,1% su previsión de crecimiento para la economía española este año, por la desaceleración internacional, mientras que mantuvo en el 1,9% su pronóstico para 2020, y una tasa del paro del 14,2% este año. Calviño cree que los cálculos y las metodologías que se utilizan a nivel internacional para medir la tasa de desempleo estructural son "muy regresivos" y dependen "mucho" de la evolución anterior, y considera que "si es estructural, no puede cambiar cada seis meses".

Por ello opina que el FMI puede considerar que España no tiene la misma capacidad de seguir reduciendo el paro en los próximos años, ya que España puede estar llegando a "una especie de punto de resistencia del mercado laboral".

En su opinión, el análisis del FMI "probablemente no esté reflejando con exactitud lo que puede estar sucediendo en el mercado laboral", ya que, ha recordado que se crearán 900.000 empleos entre 2018 y 2019 y que la tasa de creación de empleo está siendo "notable", aunque la tasa de paro del 14% prevista es "socialmente inaceptable".

Igualmente, ha abogado por avanzar hacia el "Estatuto del siglo XXI", ya que la realidad del mercado laboral "no es la misma que en los años 80" y "no se trata de hacer apaños", sino de contar con un "gran apoyo y consenso social", con los representantes empresariales y sindicales para diseñar normas para atajar la dualidad del mercado laboral, aumentar la productividad y el capital humano.

"Habrá que hacer ajustes sobre los aspectos más lesivos de la última reforma en términos de precariedad y los problemas que identifican todos los organismos", ha añadido.

Preguntada sobre el impacto del SMI en la creación de empleo, Calviño ha vuelto a afirmar que por ahora no se ve un impacto negativo sobre el empleo, ya que se mantiene un "notable dinamismo", y ha valorado que "los gurús económicos de los partidos de la oposición se están empezando a alinear" respecto al Salario Mínimo. "Más vale tarde que nunca, ambos (PP y Cs) dicen que no piensan revertir la subida del SMI. Bienvenido el alineamiento tras haber anunciado el fin del mundo, tal y como lo conocemos", ha ironizado.

ELECCIONES
La todavía titular de Economía espera que los ciudadanos "reconozcan el buen trabajo de estos 10 meses y el compromiso del Gobierno, la responsabilidad, la credibilidad del presidente Sánchez, que ha hecho lo que dijo que iba a hacer" y que "entre tanto ruido y crispación, aprecien que somos el partido y el Gobierno que hemos tratado de resolver los problemas reales de la gente".

Sin desvelar su preferencia sobre repetir como ministra de Economía o cambiar al puesto de comisaria europea, Calviño ha defendido la gestión del Gobierno socialista de "dignificar la política, subir el debate y hablar de cosas importantes con respeto y honestidad", confiando en que pueda repetir y seguir adelante con las reformas en el ámbito económico.

CATALUÑA: "EL TEMA FISCAL PUEDE SER PARTE DE LA SOLUCIÓN"
Por último, sobre Cataluña ha insistido en que solo se puede resolver el problema de convivencia con "mucho diálogo", en primer lugar entre catalanes, y con "mucha paciencia y mucha capacidad de escuchar al otro", ya que "no es tanto un problema político de encaje como de convivencia dentro de Cataluña".

En su opinión, el tema fiscal "puede ser parte de la solución", pero no cree que ese sea el "quid de la cuestión", sino que "hay que dedicar mucho tiempo y esfuerzo a un problema que se ha estado gestando durante muchas décadas". "La política del avestruz no es la solución", ha resuelto.
www.elnoticierodigital.com
publicidad
publicidad
Más leídas
publicidad
Secciones
publicidad
Desarollo WEB • BM web factory