España

La defensa de Puigdemont incide que el error en las palabras de Llarena fue inicial y la traductora no se lo advirtió

31/08/2018
La representación letrada del expresident Carles Puigdemont en la causa civil presentada en Bélgica contra el instructor del 'procés' en el Tribunal Supremo, Pablo Llarena, ha incidido este viernes en que el cambio de las palabras atribuidas al magistrado español en el texto inicial de la demanda -de las que podría inferirse una falta de imparcialidad*respecto a la investigación a los exmandatarios catalanes- no puede ser atribuido en ningún caso a una supuesta manipulación posterior a la traducción al castellano del citado documento procesal.

Según la documentación remitida por esta parte a Europa Press, el mencionado error -figura la expresión "oui c'est ce qui s'est produit" que significa "sí, eso es lo que sucedió", cambiando así el significado de las palabras de Llarena respecto a la actuación de los investigación- figuraba en la documentación remitida a la agencia de traductores.

Al ser esto así, no cuadra con la versión de la intérprete de que ella se limitó a traducir en su totalidad el documento en francés que se le remitió por los abogados belgas, puesto que en su declaración jurada sí se respetan las palabras reales pronunciadas por Pablo Llarena dejando en condicional la supuesta comisión de delitos por Puigdemont y sus exconsejeros.

Según las mismas fuentes, la explicación de lo ocurrido estriba en que la intérprete no tradujo dicho párrafo del francés -contrariamente a lo que afirmaba ayer- y acudió directamente a la manifestación en castellano que también figuraba en el documento, cosa que no advirtió en un pie de página, por ejemplo. Esta es la razón por la que el error se arrastró hasta la presentación de la versión definitiva.

Por todo ello, esta parte rechaza que se pueda hablar de manipulación alguna y ya ha anunciado que pondrá en conocimiento de la justicia belga el citado error.

El coordinador de la defensa de los políticos independentistas encausados en el proceso, Gonzalo Boye, ya negó taxativamente este martes que exista cualquier "alteración". El supuesto error fue descubierto por un profesor de francés hispanohablante que alertó en redes sociales de la disonancia entre las declaraciones reales, grabadas en vídeo, y las recogidas en la demanda civil.

La defensa Puigdemont tendrá que esperar hasta el próximo 4 de septiembre, cuando se celebre la vista por la demanda civil presentada contra el magistrado Pablo Llarena en Bruselas, para corregir el citado error en la redacción inicial del documento.
www.elnoticierodigital.com
publicidad
publicidad
Más leídas
publicidad
Secciones
publicidad
Desarollo WEB • BM web factory