España

El presidente de Portugal, recibido por los Reyes con honores militares en el Palacio Real

16/04/2018
Los Reyes Felipe y Letizia han recibido este lunes al presidente de Portugal, Marcelo Rebelo de Sousa, en el patio de la Armería del Palacio Real, con una ceremonia de honores militares institucionalizada desde hace un año para las visitas de Estado. Rebelo de Sousa llegó el domingo a Madrid para una visita que finalizará el miércoles en la Universidad de Salamanca.

Es la primera visita de Estado de un presidente portugués desde 2006 y la primera que reciben los Reyes en 2018. También es el primer europeo que viaja a España en visita de Estado desde que Felipe VI accedió al trono, 'devolviendo' la que los Reyes de España hicieron a Portugal en noviembre de 2016.

Rebelo de Sousa ha llegado al patio de la Armería a bordo de un Rolls-Royce de Patrimonio Nacional que ha atravesado toda la plaza hasta situarse cerca de la tribuna, instalada en la misma puerta principal del Palacio. Los Reyes le han recibido a pie de coche, y el presidente portugués les ha saludado con un abrazo al Rey y dos besos a la Reina. Pese a que las visitas de Estado no son frecuentes, la relacion entre el Rey y el presidente portugués es cercana y, de hecho, se han visto una decena de veces en los últimos dos años.

La Unidad de Música de la Guardia Real ha tocado el himno de los dos países mientras piezas de artillería histórica, ubicadas en el parque del Campo del Moro, han disparado 21 salvas de ordenanza. Después, Felipe VI y Rebelo de Sousa han pasado revista a las tropas. El presidente portugués viaja solo y en esta visita no hay 'primera dama' portuguesa, así que mientras los jefes de Estado pasaban entre las tropas formadas la Reina Letizia ha estado acompañada por la presidenta del Congreso, Ana Pastor, que se ha desplazado de su puesto al frente de la delegación española para charlar con ella.

CIFUENTES, ENTRE EL PRESIDENTE DEL TC Y EL EMBAJADOR EN LISBOA Después ha llegado el momento del saludo a las delegaciones. En la española, encabezada por Pastor, estaban también el presidente del Senado, Pío García Escudero y el presidente del Tribunal Constitucional. La cuarta en la línea de saludos ha sido la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, y después el embajador español en Portugal, Eduardo Gutiérrez Sáenz de Buruaga, con quien se la ha visto departiendo.

Cifuentes no acudió la semana pasada al almuerzo que los Reyes ofrecieron en el Palacio Real al príncipe heredero saudí y en su agenda de este lunes tampoco está prevista la cena de gala en honor de Rebelo de Sousa, a la que sí acudirá el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy.

En representación del Ministerio de Exteriores ha estado el secretario de Estado de Asuntos Europeos, Jorge Toledo, ya que el ministro de Exteriores, Alfonso Dastis, y su homólogo portugués, Augusto Santos Silva, han viajado a Luxemburgo para el Consejo de Ministros de Asuntos Exteriores de la UE.

Así, la delegación portuguesa en la plaza de la Armería incluía a la secretaria de Estado de Asuntos Europeos, Ana Zacarias; el embajador portugués en Madrid, Francisco Ribeiro de Menezes y cuatro diputados: Carla Barros (PSD), Luis Testa (PS), Antonio Carlos Monteiro (CSD-PP) y Rita Rato (PCP).

A diferencia de lo que sucedía cuando los recibimientos se hacían en el Palacio del Pardo, ahora el público que pase por la plaza de Oriente puede ver al menos una parte de la ceremonia, ya que para el desfile la Guardia Real sale de la Plaza de la Armería y llega a situarse frente a la Catedral de la Almudena. En esta ocasión había medio centenar de personas como público, entre ellos un grupo de niños de 12 y 13 años: el hijo del embajador portugués y en España y sus compañeros de clase en el Colegio Alemán de Madrid.

En la fachada principal del palacio han lucido reposteros con los escudos de todas las comunidades autónomas y banderas de España y Portugal en mástiles a los lados de la puerta principal. También ha aumentado el número de efectivos de la Guardia Real que ha participado en la ceremonia, un total de 600.

Tras los saludos, un vistoso desfile militar ha puesto fin a la ceremonia. Desde la entrada de la plaza y hasta la puerta del palacio, donde estaba instalada la tribuna, han desfilado la unidad motorizada, la escuadra de gastadores, la unidad de música y el grupo de honores, formado por tres compañías en representación de los tres ejércitos (Monteros de Espinosa, Mar Océana y Plus Ultra).

Después, las dos delegaciones han entrado en el Palacio Real. A continuación, el presidente portugués se ha dirigido al Ayuntamiento de Madrid, donde la alcaldesa le entregará la Llave de Oro de la Ciudad, y acto seguido a la Plaza de la Lealtad para la ofrenda floral ante los que dieron su vida por España.
www.elnoticierodigital.com
publicidad
publicidad
Más leídas
publicidad
Secciones
publicidad
Desarollo WEB • BM web factory