Deportes

Carlos Cabezas: "Me voy con la satisfacción de haberlo dado todo hasta el final"

01/09/2021
Carlos Cabezas anunció ayer su retirada en una emotiva rueda de prensa en la que fue su casa durante tantos años, el Martín Carpena. En ella, el histórico base del Unicaja durante 9 temporadas, en las que contribuyó de manera decisiva a la conquista de los títulos de Copa Korac, Copa del Rey y Liga acb, declaró que se va con la satisfacción de que lo he dado todo hasta el final. "Creo que era el momento, me encuentro bien físicamente. Estoy eternamente agradecido de que mi casa, el Unicaja, me permita estar aquí".

Para Cabezas, quien posee un extenso palmarés cosechado a lo largo de su amplia trayectoria, dos son los campeonatos que más le han marcado: "He tenido la suerte de conseguir grandes títulos. Pero me quedo con el Campeonato del Mundo con la Selección Española y con la Liga acb con el Unicaja, ambos en 2006… son los que más me marcan".

Asimismo, el base, quien verá su número colgado en lo más alto del Martín Carpena, ha querido agradecer a Francis Alonso, también canterano malagueño y actual portador del dorsal 10, la cesión del número. "Le agradezco el gesto que ha tenido de cederme el 10 para que juegue el último partido".

El Unicaja le ha ofrecido disputar su último partido con la camiseta verde en el Torneo Costa del Sol, el próximo viernes ante el Real Madrid: "Le agradezco a Antonio y a Juanma la deferencia que han tenido conmigo y también a Fotis Katsikaris, a quien tuve de entrenador en el UCAM Murcia. Lo que quiero es disfrutar el viernes y que la gente disfrute".

Por último, Cabezas, quien ha asegurado tener "mucha ilusión" por ver su camiseta colgada en el Carpena junto al dorsal 5 de Berni Rodríguez, ha concluido asegurando irse "vacío, dando todo lo que he podido dar siempre. Me retiro con la satisfacción de haber hecho lo máximo que he podido honrando el amor de mi vida, que es el baloncesto".

Carta íntegra de su despedida:

"Buenos días. Muchas gracias a todos por vuestra asistencia y a mi familia y a Antonio por acompañarme en este día tan especial para mí.

Algún día tenía que llegar, y aunque he intentado retrasarlo lo máximo posible, en la vida todo se termina, y hoy anuncio mi retirada como jugador de baloncesto profesional. Dejo de jugar a este deporte que me ha dado tanto y al que tengo tanto que agradecer.

Cuando entrenaba con mi padre en Marbella no se me pasaba por la cabeza que pudiera llegar tan alto y que disfrutara tanto. En ese momento sólo pensaba en divertirme con el baloncesto, y he tenido la suerte de hacer lo que me gusta todos estos años.

Por encima de los éxitos o los títulos que haya podido conseguir me quedo con las personas que me han ido acompañando por el camino. Quiero agradecer especialmente su apoyo a mi familia, por la educación y por los valores que me transmitieron.

En un lugar importante de mi corazón están los clubes que, con orgullo, he tenido la suerte de representar. Pero tengo que darle las gracias especialmente al Unicaja, el club al que seguía de niño y que luego se convirtió en mi casa, y a la selección española de baloncesto. Me siento muy honrado por haber aportado mi granito de arena participando en la mejor generación de la historia y ayudando a que la selección se haya convertido en una referente mundial.

Gracias a todos los entrenadores que en algún momento me han dirigido, empezando por mi padre. Desde que apenas me ponía de pie hasta que entré en la cantera del Unicaja mi padre trabajó conmigo interminables horas para enseñarme baloncesto. A Bernardo Rodríguez por considerar que podía ser una promesa cuando me llamó para formar parte de Los Guindos. A Bozidar Maljkovic por darme la alternativa y convertirme en profesional. A Sergio Scariolo por haber sabido sacar lo mejor de mí y llevarme al nivel más alto. A Charly Sainz de Aja, por creer en mí desde que se gestaba la generación de los Juniors de Oro. A Pepu Hernández, por su confianza al incluirme en la lista de convocados que conseguimos el campeonato del mundo. A los cuerpos técnicos y médicos que me han ayudado. Y a Toa Paterna y José Luis Abós, que desgraciadamente nos dejaron muy pronto y les tengo tanto que agradecer.

No me puedo olvidar de los jugadores, mis compañeros. Echaré de menos el ambiente de los vestuarios y su compañía. Estoy muy orgulloso de haber dejado tantos amigos en las canchas.

Quiero mostrar mi gratitud también, por el trato que siempre me han dispensado, a los medios de comunicación, que me han tratado con cariño y respeto.

Me gustaría agradecer también a David Carro que ha sido más que un agente para mí, y a Paco Zapata por haber convertido Adidas en la marca de toda mi carrera.

Pero sobre todo me gustaría darle las gracias a los aficionados, los apasionados del baloncesto como yo, que tanto me han animado y gritado, y a los que siempre llevaré en el corazón.

Me retiro con la satisfacción de haber hecho lo máximo que he podido, honrando al amor de mi vida: el baloncesto.

Pero esto no termina aquí hoy, la última vez que me vestí de jugador en Uruguay no será mi despedida. Lo que quiero anunciar hoy es una de las cosas más bonitas que me podían pasar y supone el mejor colofón posible a mi carrera. El Unicaja, el club de mi vida, me ha propuesto que juegue un último partido con la camiseta verde y así cerrar una carrera que empecé en Ciudad Jardín hace 21 años. Por supuesto he aceptado y será un honor para mí representar al Unicaja contra el Real Madrid en el Carpena en el Torneo Costa del Sol. Muchas gracias a Antonio Jesús López Nieto, a Fotis Katsikaris y a todas las personas que van a hacer posible este momento tan especial. Y gracias a Francis Alonso por su generosidad al cederme el número 10 de la camiseta del Unicaja.


¡Nos vemos en las canchas!" Málaga, 31 de agosto de 2021

Carlos Cabezas Jurado
www.elnoticierodigital.com
publicidad
publicidad
Más leídas
publicidad
Secciones
publicidad
Desarollo WEB • BM web factory