Deportes

Luis Enrique: "Robert Moreno ha sido desleal y no quiero a nadie así en mi staff"

27/11/2019
Luis Enrique Martínez reconoció en el acto de regreso al cargo de seleccionador nacional que vivía un día "muy especial" en su vuelta y aseguró que su excolaborador y predecesor en el cargo, Robert Moreno, fue "desleal" con él y mostró una "ambición desmedida".

En una conferencia de prensa en el salón Luis Aragonés de la Ciudad del Fútbol de la RFEF, junto a Luis Rubiales y José Francisco Molina, presidente y director deportivo, Luis Enrique, que tuvo que abandonar el cargo de seleccionador por la enfermedad -y posterior fallecimiento- de su hija Xana, dio su versión sobre los hechos que provocaron la salida de Robert Moreno y su retorno al equipo nacional.

"Es un día muy especial para mí y para mi familia porque vuelvo a casa, a la selección y a terminar un proyecto", declaró en el inicio de una comparecencia con un comienzo de tensión que posteriormente fue rebajando un Luis Enrique sonriente, bromista y que mostró muchas ganas de volver a ser entrenador.

Con traje gris y corbata negra, el único de los protagonistas que la lució en el acto. Con más canas de las que se fue y más delgado "gracias al deporte" que le ha servido con válvula de escape para la situación personal más difícil de su vida, reapareció en la escena pública Luis Enrique sintiendo la obligación de aportar luz a la salida de Robert Moreno de la Federación.

"El único responsable de que Robert Moreno no esté en mi staff soy yo, no el presidente ni el director deportivo. El desencuentro acontece el 12 de septiembre, el único día que tengo contacto con él. Me llama, tengo una reunión en mi casa de treinta minutos, percibo que quiere hacer la Eurocopa y después que si quiero sería mi segundo entrenador. No es una sorpresa. Lo veía venir por los no acontecimientos de las últimas semanas", confesó.

"Entiendo que ser seleccionador es la ilusión de su vida, ha trabajado mucho para llegar a ese momento, es ambicioso pero para mí es desleal. Yo jamás lo haría y no quiero a nadie con esas características en mi staff. La ambición desmedida no es una virtud. Entiendo su posición pero jamás la comparto, por eso tomo esa decisión y le comunico que no le veo nunca más como segundo y que estoy fuerte, que tengo ganas de volver a trabajar pero no sé cuando lo haré porque no sé si recibiré ofertas", añadió.

Desde ese momento y con las relaciones rotas entre Luis Enrique y el que fue su segundo durante nueve años, el técnico asturiano llamó al cuerpo técnico que aún seguía en la selección para informarles y aseguró que nunca se ofreció a la Federación "pese a escuchar que tenía las puertas abiertas".

"Nunca he llamado a Rubiales ni Molina, ni he dejado a terceras personas llamar en mi nombre. Me he mantenido al margen viendo mucho fútbol y ciclismo, intentando estar con mi familia. A finales de octubre tengo una reunión en Zaragoza con el presidente y Molina, me muestran interés para volver y expongo mi punto de vista. Me siento responsable y no estoy orgulloso del modo en el que ha acabado esta historia. No me gusta ver sufrir a personas ni dar explicaciones".

Luis Enrique dijo estar "muy ilusionado" y con "muchas ganas" de afrontar la Eurocopa 2020 y cerrar el ciclo con el Mundial de Catar 2022. "Espero ser acreedor de la confianza", admitió tras firmar esta mañana el contrato que le une de nuevo a la Federación por tres años y con opción de extenderlo.

"Por mi experiencia no soy amigo de firmar contratos largos, con los cortos te vas cuando no están contentos contigo y no supone un dispendio grande. Estoy contento de firmar tres años hasta el Mundial para cerrar el ciclo y si puedo seguiré. Si no están contentos no seré un problema", explicó.

El cuerpo técnico de la absoluta se mantendrá y con la salida de Robert Moreno será Jesús Casas el que ocupe el puesto de segundo técnico, la incorporación de Aitor Unzue como tercero y los habituales Rafael Pol de preparador físico y Joaquín Valdés como psicólogo.

LAS FRASES DE LUIS ENRIQUE

- Hoy es un día muy especial para mí, me atrevería a decir que para mi familia también, porque vuelvo a casa, a la selección para terminar un proyecto que inicie en su momento

- Me veo obligado a dar muchas más explicaciones de las que me hubiera gustado dar en su momento. Soy una persona que huye de polémicas, cualquiera que me siga como entrenador y jugador lo sabe, pero me veo obligado a ello porque esa persona trabajó muchos años en mi staff. Me gustaría ponerme en el otro punto de vista y no solo en el mio, que pensamos que es lo mejor y todo gira en torno a él y muchas veces no es así.

- El único responsable de que Robert Moreno no esté en mi staff soy yo. No es el presidente, Luis Rubiales, ni el director deportivo, Molina, ni mucho menos la Federación. Soy yo.

- El desencuentro con Robert Moreno acontece el 12 de septiembre, el único día que tengo contacto con él, me llama, tengo una reunión en mi casa de 30 minutos. Percibo que quiere hacer la Eurocopa y después que si quiero sería mi segundo entrenador

- Desgraciadamente no es una cosa que me pille de sorpresa. Lo veía venir por lo no acontecimientos de las últimas semanas.

- Siendo sincero entiendo su ilusión por ser seleccionador nacional, porque entiendo que le haga ilusión ser seleccionador nacional, es la oportunidad de su vida, ha trabajado mucho para llegar a ese momento. Entiendo que es ambicioso, que es una cualidad a valorar en esta sociedad, pero para mí es desleal. Yo nunca lo haría. La ambición desmedida, exagerada, para mí no es una virtud, es un gran defecto. Entiendo su posición pero jamás la comparto. Por eso tomo esa decisión y le comunico que no le veo nunca más como segundo en mi staff y que estoy fuerte, que tengo ganas de volver a trabajar (...). Tengo claro que voy a volver al fútbol, acaba esa reunión de manera cordial y a continuación llamo a cada uno de los miembros de mi staff, tras lo hablado quería que supieran de primera mano mi opinión y la de otra parte. No quiero que se tergiversen mis palabras.

- En la vida las situaciones te van dando pie a ir conociendo a las personas, es una manera perfecta de ver quién es mi amigo y quién no, en quién puedo confiar y en quien no. Yo estoy seguro de que no lo haría, veo quien está a mi lado y tomo las medidas.

- En lo profesional no tengo nada que criticar a Robert Moreno. Es un entrenador muy preparado. Lo ha demostrado con su trabajo. De lo otro no tenía dudas. Las palabras decían una cosa y su forma de actuar fue diferente. No soy el bueno de la película, pero seguro que el malo tampoco.

- Quiero que quede bien claro que no me he ofrecido nunca a la Federación

- Nunca he llamado a Rubiales ni Molina, ni he dejado a terceras personas llamar en mi nombre. Si lo hicieron no fue bajo mi responsabilidad.

- La situación cambia a finales de octubre. Me llaman, tuvimos una reunión en Zaragoza con el presidente y Molina. Tras saludarnos efusivamente, porque siempre he recibido muestras de cariño de ellos cuando era jugador y luego como, y mis primeras palabras es que están exentos de cualquier compromiso conmigo.

- También me siento responsable y no estoy orgulloso del modo en el que ha acabado esta historia. No me gusta ver sufrir a personas ni dar explicaciones. No soy nadie para dar consejos pero en los cargos que ostentamos los valores en el mundo del fútbol son muy importantes porque somos imagen y espejo para los niños, que crecen dentro del deporte, el fútbol es un arma muy poderosa para fomentarlo. Rubiales y Molina han sido siempre conmigo leales, honestos y sinceros conmigo

- Estoy ilusionado, un poco más delgado de lo habitual, muy en forma gracias al deporte que es un arma para seguir adelante en la vida.

- Estoy muy contento, con muchas ganas de que llegue la Euro, el Mundial. Espero ser acreedor de la confianza que me han dado y tengo muchas ganas de hablar con los jugadores.

- El staff va a seguir siendo (prácticamente, salvo Robert Moreno) el mismo. No va a cambiar la selección. Las convocatorias tendrán mi matiz y una idea diferente a la del anterior seleccionador.

- Se va a seguir trabajando de la misma manera. Los jugadores pueden estar muy tranquilos si hacen bien su trabajo. Los que han entrado con Robert y no conmigo, algunos repetirán, otros no. Soy una persona muy abierta. El equipo es muy bueno.

- Cuando llegamos hace un año y medio hubo que hacer cambios, ahora no, es continuar con esta misma línea, presentarnos con seriedad como aspirante a la Eurocopa.

- Es un orgullo muy grande dirigir en la Eurocopa, como jugador hice tres mundiales, una Eurocopa, Juegos Olímpicos durante 62 partidos.

- La selección es claramente una de las favoritas, aunque hay ocho que pueden ganar. Representa mucho para mí este reto tan atractivo, siete partidos para poder ser campeón, llegar a lo máximo siendo consciente de la dificultad pero afrontándolo con mucha entereza y ganas.

- Me ha gustado lo que he visto de la selección (el tiempo que ha estado fuera). En cuanto a ideas futbolísticas Robert está formado en nuestro staff y nosotros hemos aprendido mucho de él a nivel futbolístico. No veréis nada diferente, quizás matices en presión tras pérdida o inicio de juego.

- Me encantaría tener un once que se recite de memoria pero no es la situación que tenemos ahora en la selección.

- La afición se va a ilusionar, ha visto una clasificación brillante. La línea que separa ganar y perder es tan estrecha y más en estos torneos, no como una liga, que la gana el mejor, el que más lo ha merecido en 38 jornadas. En un torneo está el factor suerte. Hay que sumar muchas cosas para que caiga de nuestro lado. Hay muchas cosas que trabajar.
www.elnoticierodigital.com
publicidad
publicidad
Más leídas
publicidad
Secciones
publicidad
Desarollo WEB • BM web factory