Deportes

El Barcelona se atasca ante el Slavia de Praga

06/11/2019
El FC Barcelona no ha podido pasar del empate ante el Slavia de Praga (0-0) en la cuarta jornada de la Liga de Campeones y se mantiene como líder en solitario del Grupo F con 8 puntos tras un encuentro en el que no encontró el premio a su insistencia dirigido de nuevo por Leo Messi ante un equipo que no se arrugó y tuvo sus opciones en el Camp Nou.

Segundo empate del Barça en Champions tras el que sumó ante el Inter, también en el Camp Nou, en un choque en el que quizás merecieron más tras las claras ocasiones de Messi, Sergi Roberto, y Piqué que tuvieron en el guardameta Kolar el muro infranqueable que impidió la victoria del conjunto culé.

El Barcelona no se quedaba sin marcar en partido oficial en el Camp Nou desde febrero de 2018 ante el Getafe en LaLiga (0-0). Desde entonces, el conjunto azulgrana ha marcado en todos y cada uno sus 45 encuentros en casa en todas las competiciones.

Comparecía el Barça en el Camp Nou tras el batacazo en Levante con Dembélé como titular por el lesionado Luis Suárez como principal novedad en el once de Ernesto Valverde que volvió a contar con Busquets en la medular.

El Barça comenzó dominando para buscar superar las dos líneas bien dispuestas de los checos en defensa, que sin embargo fueron los primeros en acercarse a los dominios de Ter Stegen.

No pareció asustar el escenario al Slavia que comenzó fiel a su estilo de construir el juego desde los cimientos y que adelantaba sus líneas para desactivar el ataque azulgrana, que logró romper ese dibujo con un pase de Piqué hacia Semedo que despejó Kolar con el pie.

El central la pifió dos minutos después y derribó a Olayinka en una acción en la que recibió tarjeta amarilla y se perderá el choque ante el Dortmund de la quinta jornada.

A Messi solo le falta el gol
Tardó veinte minutos en aparecer Leo Messi con un lanzamiento de falta que atajó el meta checo con algunos apuros. Maniatado el argentino en la malla de contención del conjunto centroeuropeo apareció de nuevo con una volea que se marchó muy alto tras una incursión de Jordi Alba, ocasión contestada por los visitantes con un disparo de Sevcik.

El Barça conseguía profundizar por ambos costados y fue precisamente el argentino el que arrancó a sesenta metros de la portería para superar al defensor con un amago, aguantarle en carrera y desarticular con un golpe de cadera que desarboló al central y envió el balón a la cruceta a diez minutos del descanso.

Si Messi era veneno para el Slavia, Kolar se erigió como el antídoto en el bando contrario con dos intervenciones magistrales en el tramo final de la primera parte: primero despejando un remate de Messi y un minuto después repeliendo un remate de cabeza de Piqué, justo antes del gol anulado a Boril por fuera de juego.

El descanso no cambió significativamente el devenir del choque en el que apareció Griezmann para asistir con el empeine a Dembélé que no llegó a culminar, y que en la siguiente jugada asistió a Sergi Roberto para que éste rematara al cuerpo de Kolar.

Pudo llegar el gol blaugrana en la siguiente jugada si no se hubiera señalado fuera de juego de Messi por milímetros mientras Ansu Fati pisó el césped para sustituir a Dembélé entre pitos y aplausos mientras Rakitic entraba por Busquets para intentar ganar el partido.

Movía sus peones Valverde con la idea de abrir el tablero y dar el jaque mate a su colega Jindrich Trpsivosky. Lo pudo encontrar con un gran movimiento de Ansu Fati que dio un paso magistral a Messi que se volvió a encontrar con Kolar, artífice de las tablas que finalmente firmaron Barça y Slavia que sirven a los culés para seguir liderando el Grupo F.
www.elnoticierodigital.com
publicidad
publicidad
Más leídas
publicidad
Secciones
publicidad
Desarollo WEB • BM web factory