Deportes

Un Messi más 'diez' que nunca guía la goleada del Barcelona al Valladolid hacia el liderato

30/10/2019
El Barcelona golea al Valladolid por 5-1 en partido correspondiente a la jornada 11 de LaLiga, disputado en el Camp Nou. El partido tuvo un claro protagonista, cuyo nombre ya no sorprende a nadie: Leo Messi. El argentino anotó dos goles y dio dos asistencias; cuatro de los cinco tantos en total pasaron por sus botas.

El único gol del Barça en que se puede omitir el nombre de Messi fue precisamente el primero, que el conjunto local casi se encontró. El capitán culé fue el líder y contribuyó a que su equipo recuperara el liderato, que mantendrá haga lo que haga el Madrid ante el Leganés.

Ernesto Valverde sorprendió con el once inicial alineando al canterano Ansu Fati por el francés Antoine Griezmann, como principal novedad del once.

Pero más sorprendente, por lo tempranero y extraño, fue el gol de Lenglet a los dos minutos. El central francés aprovechó un balón muerto en el área tras dos rechaces, en la jugada posterior a un córner.

El Valladolid ni había tocado el balón desde el pitido inicial hasta el 1-0, pero el conjunto de Sergio González respondió con valentía y Sergi Guardiola tuvo la primera a la media vuelta dentro del área; un providencial Piqué obstaculizó el disparo.

La sensación que ofrecían esos primeros compases del partido era parecida a la vivida por el mismo Barça ante el Slavia de Praga, aunque con mejor acierto para los pucelanos. Una falta lateral de Míchel fue rechazada por Ter Stegen al cuerpo de Kiko Olivas y de ahí, al fondo de la red (minuto 15).

Un cuarto de hora y 1-1 de rebote con goles de dos defensas centrales. Jarro de agua que enfrió incluso los consabidos cánticos independentistas en unos días de protesta por la sentencia del 'procés'; protestas que provocaron el aplazamiento del Clásico contra el Madrid.

Empieza el recital de Messi
Tardaba en aparecer Leo Messi, y el capitán resultó providencial a la media hora con un pase medido a Arturo Vidal, que la puso de forma acrobática con el exterior de su bota.

Los problemas para el Valladolid aumentaron con la lesión de Nacho, que se marchó llevándose la mano a la parte posterior del muslo y fue sustituido por Salisu a continuación del gol.

Sacó su izquierda a pasear Messi y dos minutos después se encontró con una falta en su posición favorita y, desde ahí, no perdonó (minuto 34). Cuarto partido consecutivo marcando del argentino tras su estreno tardío ante el Sevilla.

Estaba en racha el '10' azulgrana y lo siguió intentando con acciones individuales, pero Masip detuvo su segundo intento de falta directa antes del descanso.

Minutos después de la reanudación, González dio entrada a Hervías en lugar de Anuar, una de sus novedades en el once y que no convenció en los primeros 45 minutos. Y en el crono simétrico (54) Ansu no acertó con el pase de Messi cuando llegaba por la izquierda; paró Masip.

También movió el banquillo Valverde, dando entrada primero a Ivan Rakitic por De Jong, aplaudidos ambos. El 'Txingurri' trataba de meter control y experiencia para contrarrestar las llegadas del Valladolid. A los castellanos les faltaba el último pase para hacer algo más.

Luego se llevó otra ovación Ansu Fati cuando dejó su sitio a Griezmann. El internacional sub-21 no fue el de otras noches, pero dejó detalles. Respondió González con la entrada del turco Unal por Óscar Plano. Baile de cambios con una bala más en la recámara para los locales.

Leo despierta al Barça de su letargo
Lo normal en estos casos es que los cambios rompan el ritmo de un partido, que ya de por sí era monótono. Se encargó Messi de animarlo con un eslalon de los suyos, pero luego Luis Suárez remató en fuera de juego tras el centro de Jordi Alba.

El capitán avisó en forma de creador de juego, pero en vista de que nadie más se ofrecía a rematar fue él mismo el que se inventó un control orientado con el muslo a pase de Rakitic para luego batir a Masip de disparo cruzado (minuto 76).

Ahí sí se picó Suárez y en la llegada siguiente el uruguayo aprovechó la segunda asistencia en el partido de Messi para colocarla en el otro palo (minuto 77). Con la 'manita' ya en el electrónico entró Sergi Roberto en lugar de Jordi Alba.

Tampoco sería justo achacar el resultado al cansancio del Valladolid, con un partido más, teniendo a Messi en el campo. Pero lo cierto es que tras el 5-1 se evidenció más la falta de gasolina de los visitantes. Mientras, el Barça siguió llegando aunque al ralentí.

Incluso hubo ocasión para el triplete del protagonista del partido, pero su disparo se fue desviado en la última del partido.
www.elnoticierodigital.com
publicidad
publicidad
Más leídas
publicidad
Secciones
publicidad
Desarollo WEB • BM web factory