Deportes

Alonso busca en la mítica pista de Le Mans su primer Mundial de Resistencia

12/06/2019
El piloto español Fernando Alonso, doble campeón mundial de F1, afronta este fin de semana las míticas 24 Horas de Le Mans, prueba que cierra el Mundial de Resistencia (WEC, en sus siglas en inglés) y que ya ganó en 2018, con el reto ahora de certificar su primer título del certamen.

El trío que forma junto al francés Sebastien Buemi y el japonés Kazuki Nakajima lidera la clasificación con 31 puntos de ventaja sobre sus inmediatos competidores y compañeros de marca (Toyota) con el argentino José María 'Pechito' López, el inglés Mike Conway y el nipón Kamui Kobayashi al volante.

Un séptimo puesto bastaría a los primeros para asegurar matemáticamente el Mundial, una alegría que permitiría al asturiano quitarse el mal sabor de boca de la no clasificación para las 500 Millas de Indianápolis, la pieza que aún le falta para la triple corona.

A diferencia del resto de las pruebas del Mundial -de menor duración-, en las que hay tres entrenamientos libres y una calificación, en Le Mans, donde las previsiones meteorológicas apuntan a frecuentes lluvias; es justo lo contrario, con sesiones más largas, en las que también se rodará, obviamente, por la noche.

El entrenamiento libre, de cuatro horas, arrancará a las cuatro de la tarde peninsulares de este miércoles, jornada en la que se disputará la primera de las tres sesiones de calificación -de 120 minutos-, a partir de las diez de la noche.

El jueves, tras otras dos sesiones de calificación -de tarde y de noche- se conocerá la parrilla, que se decidirá con la media del mejor tiempo de dos de los tres pilotos de cada coche en cualquiera de las tres partes de la cronometrada principal. El viernes no habrá actividad en pista; y a las tres de la tarde del sábado arrancará la prueba, que concluirá el domingo a esa hora.

Alonso decidirá su futuro tras la prueba
Con anterioridad a su triunfo en Spa, Alonso se anotó en marzo las 1.000 Millas de Sebring, en Florida (EEUU), donde en enero había ganado (con un Cadillac) las 24 Horas de Daytona (una prueba de otro campeonato, el IMSA); para convertirse -tras su triunfo en Le Mans- en el primer campeón mundial de F1 en capturar victorias en las dos principales carreras de un día del planeta.

En caso de subirse de nuevo a lo alto del podio este domingo en el circuito de La Sarthe, el piloto asturiano -que podría anunciar en Le Mans sus proyectos de futuro, alguno de los cuáles presumiblemente seguirá vinculado a la escudería japonesa y con miras al Rally Dakar, en Arabia Saudí, en enero- podrá presumir de haber ganado las dos grandes pruebas de 24 Horas en un mismo año.
www.elnoticierodigital.com
publicidad
publicidad
Más leídas
publicidad
Secciones
publicidad
Desarollo WEB • BM web factory