Deportes

La Federación y la Liga intentan acercar posturas con la mediación del CSD

12/04/2019
Ya en el mes de septiembre la presidenta del Consejo Superior de Deportes, María José Rienda, señaló que estaba dispuesta a mediar entre la Federación Española de Fútbol y LaLiga si estos no se ponían de acuerdo en los puntos que les distanciaban. Por aquel entonces, la mayor fricción era el partido de Liga que Javier Tebas quería que se disputara en Miami, pero no era la única.

Los partidos de los lunes, la fijación de los horarios o el nuevo modelo de Supercopa y Copa del Rey son solo algunos de los asuntos conflictivos entre ambas organizaciones y en vista de que no se llegaba a una resolución en común, Tebas solicitó la mediación al CSD a finales de marzo. Hasta en esa decisión hubo conflicto ya que el presidente de la Federación, Luis Rubiales, prefería seguir negociando sin tener que recurrir a la intermediación de Rienda.

Renovar un convenio que acaba el 30 de junio
Sin embargo, finalmente, este viernes a las 12:00 horas, Tebas y Rubiales se verán las caras en la sede del CSD, que abrirá sus puertas en busca de un diálogo que permita la renovación del convenio de coordinación de competencias, bloqueada por las discrepancias de ambas partes y que expira el próximo 30 de junio.

Firmado inicialmente en agosto de 2014 por Juan Padrón, exvicepresidente primero de la RFEF, y Javier Tebas, presidente de LaLiga, y prorrogado un año después hasta junio de 2019 por el propio Tebas y Jorge Pérez, entonces secretario general de la RFEF, el convenio fija las competencias exclusivas de cada parte y las que desarrollan de forma coordinada.

La llegada de Luis Rubiales a la presidencia de la RFEF en de mayo de 2018, con un pasado como presidente del sindicato AFE en el que sus diferencias con LaLiga fueron más numerosas que sus coincidencias, no aventuraba una negociación fácil y apuntaba a una inevitable mediación del CSD.

Al poco de cambiar su presidencia la RFEF ya adelantó su deseo que modificar aspectos del reparto de competencias del convenio. Entre ellas habló de un nuevo pacto en la cesión de derechos de explotación, del nombre de la competición, del balón y de la aplicación de los horarios del torneo liguero.

Posturas distanciadas desde la llegada de Rubiales
La fijación de los horarios, la elección y/o comercialización del balón y la denominación de las dos competiciones profesionales son las competencias que LaLiga demandó como propias. El CSD no apreció conflicto de competencias en este momento; resolvió la inadmisión de la solicitud de LaLiga e invitó al diálogo a las partes.

Pero el diálogo se antoja complicado porque, desde que se conociera la fecha de hoy como día clave para la negociación, la Federación ha seguido anunciando cambios como para la temporada que viene como que no habrá partidos los lunes; su proyecto para que la Supercopa se juegue con formato de final cuatro en enero y fuera de España y un nuevo modelo de Copa del Rey, aspectos ambos que deben ser aprobados en la Asamblea de la RFEF el próximo día 29 de abril.

Además, también está pendiente de negociar el calendario para la temporada 2019-2020 y que, según la propuesta de Rubiales iría desde el 18 de agosto hasta el 24 de mayo.

Todos estos asuntos deben quedar plasmados en el nuevo convenio que fijará las competencias exclusivas de cada organización. De momento, el convenio vigente, dicta que las parte puedan someter los conflictos que no hayan sido solucionados a la supervisión del CSD, y por eso se ha llegado hasta aquí. Ahora, falta por ver si Tebas y Rubiales llegan a acuerdos bajo la supervisión de Rienda, porque en caso negativo, el CSD está facultado para tomar las decisiones que considere necesarias.
www.elnoticierodigital.com
publicidad
publicidad
Más leídas
publicidad
Secciones
publicidad
Desarollo WEB • BM web factory