Benalmádena

El Ayuntamiento realiza la concesión demanial del subsuelo para la creación del aparcamiento de "Marymar Plaza"

30/09/2020
El alcalde de Benalmádena, Víctor Navas; y la concejala de Urbanismo, María Isabel Ruiz, han informado hoy sobre un nuevo avance en el proyecto de ‘Marymar Plaza’, una prolongación del paseo marítimo, con zonas comerciales para dar servicio a los usuarios de playas, propiciada por el inminente derribo de la residencia Marymar.

"Marymar Plaza’ sigue vigente: estamos comprometidos con un proyecto que creemos que beneficia a toda la ciudadanía benalmadense", ha valorado el alcalde.

"Hoy queremos anunciar que el área de Patrimonio del Ayuntamiento de Benalmádena ya ha procedido a la concesión demanial a la promotora Jardines de las Cigarreras del subsuelo de la vía pública anexa a la residencia para la creación de un nuevo aparcamiento público con 210 plazas, distribuidas en dos plantas (88 en la primera y 122 en la segunda)", ha anunciado Navas.

El aparcamiento tendrá un total de 7.650 metros cuadrados de superficie construida: 3.150 m2 en una planta, y 4.500 en otra. Además, contará con un acceso directo al futuro edificio comercial.

"Este aparcamiento supondrá un equipamiento de gran utilidad para dar servicio a los usuarios de playa, debido a la falta de plazas de estacionamiento en la zona", ha detallado el alcalde.

A través de la concesión demanial, la promotora Jardines de las Cigarreras se ocuparán de la construcción y explotación del aparcamiento. Dicha concesión se ha realizado por adjudicación directa ya que, según el informe técnico, "queda acreditada su oportunidad, conveniencia y utilidad pública, ya que el proyecto supondrá la creación de un complejo turístico importante para el Ayuntamiento, que incrementará el atractivo, calidad y prestigio del municipio, creando riqueza, comercio y, sobre todo, descontaminación visual, y facilitando la resolución de un problema enconado desde decenios".

Navas ha recordado que el edificio de la residencia Marymar ha estado "40 años fuera de ordenación, con ocho plantas sobre rasante que daban lugar a una contaminación visual que impedía a los viandantes observar el litoral benalmadense sin barreras arquitectónicas".

"Con la demolición de este edificio no sólo vamos a tener esa mejora de la visibilidad de nuestras playas, sino que también recuperaremos parte de la playa que ocupa actualmente la residencia, unos 2.700 metros cuadrados", ha subrayado.

Navas ha puesto en valor que el proyecto contempla una de las propuestas del programa de gobierno para esta legislatura: la prolongación del paseo marítimo desde el Castillo de Bil-Bil hasta el entorno de Sunset Beach, "uniéndose así definitivamente todo nuestro litoral".

El alcalde ha reconocido la dificultad de desarrollar este proyecto, teniendo en cuenta los retrasos motivados por la pandemia y la necesidad de poner de acuerdo a tres administraciones (Ayuntamiento, Junta de Andalucía y la Dirección General de la Costa y el Mar del Gobierno), "pero lo vamos a sacar adelante: ese es nuestro compromiso".

"Marymar Plaza’ permitirá dinamizar nuestra fachada litoral, nuestro escaparate de cara al turismo: estamos muy satisfechos por este proyecto, y no cejamos en nuestro compromiso con la ciudadanía para modernizar y revitalizar Benalmádena Costa", ha finalizado.

"Este proyecto va a suponer un hito a nivel nacional: por primera vez en la historia reciente de nuestro país se va a proceder al derribo de un edificio en primera línea de playa", ha destacado la edil de Urbanismo.

"Esto supondrá la recuperación de 7.513 m2 de suelo y playa, que es la superficie que ocupa actualmente la residencia, un edificio cerrado desde 2011 que hoy por hoy suponía un obstáculo urbanístico y visual", ha apuntado Ruiz. "El nuevo proyecto ocupará solo 2.813 m2 de planta, liberando 4.700 m2 de espacio de playa y zona de tránsito", ha destacado.

"Seguimos trabajando junto a la empresa Jardín de las Cigarreras, promotora de ’Marymar Plaza’, para conseguir todos los informes sectoriales necesarios para proceder a la demolición del edificio y avanzar con el proyecto", ha confirmado Ruiz, que ha reconocido que la irrupción de la pandemia del covid-19 "ha motivado que la tramitación sea más lenta de lo habitual, pero seguimos dando pasos para lograr la construcción de la prolongación del paseo marítimo y las nuevas zonas comerciales lo antes posible".

Ruiz ha recordado algunos detalles del proyecto: "Tras el derribo del edificio se creará una plaza pública de unos 4.000 metros cuadrados y, bajo rasante, la construcción de locales comerciales que darán servicio a la playa".

"Sobre la rasante de la calle únicamente se construirán cinco metros de edificio, que tendrá una tipología transparente para que no obstaculice la visión del mar desde la carretera y el paseo marítimo", ha detallado Ruiz. "Se trata de crear un hito urbano, un elemento muy singular con una estructura en madera laminada y acristalado, elevado sobre el paseo marítimo cinco metros, de manera que permita una visión de manera permanente y constante hacia el mar", ha precisado Ruiz.

Los usos para dichos locales comerciales serán de restauración, beach club y comerciales, vinculados a las actividades de la playa, en el nuevo espacio que surgirá tras el derribo de la residencia Marymar.

La intervención prioriza la sostenibilidad: todo el proyecto está basado en un concepto de vegetación autóctona, agua y sombra, con la integración de estos elementos en la propia plaza, y buscando el reciclaje de las aguas del edificio para lograr la autosuficiencia de la infraestructura.

La inversión global del proyecto se sitúa en torno a unos 25 millones de euros.

"Es un proyecto muy interesante y positivo para Benalmádena, que facilitará la creación de nuevos puestos de trabajo tanto en la obra como en el posterior edificio comercial", ha finalizado la concejala.
www.elnoticierodigital.com
publicidad
Más leídas
publicidad
Secciones
publicidad
Desarollo WEB • BM web factory